Nuestro Insólito Viaje de supervivencia en el Metro de Caracas

Les comento mi dolorosa experiencia en el metro el día viernes.Algo así como una película de suspenso...Salgo de mi trabajo junto con mi esposa de repente empieza a llover, eso indica que el metro se va a colapsar, y ciertamente así ocurrió, como es un viaje de extremo a extremo  y estamos en el centro decidimos ir  hacia el oeste,  de repente llega el metro inquisidor, full de gente logramos entrar mi pareja me abraza de repente siento que un olor fuerte llega a mi nariz pensé por un momento que me iba a desmayar mi esposa piensa que un mapurite esta cerca de nosotros, de repente escucho llorar un niño y una señora empieza a gritar el olor es fuerte al llegar a la siguiente estación le digo a mi esposa que la Amo de repente la avalancha, cierro los ojos y pienso que estoy montado en una ola, me sacaron del metro, recibí 7 golpes, 5 cachetadas, 3 pellizcos y 2 mordisco, mi esposa me extendía la mano de repente cierro los ojos y vuelvo a estar adentro del metro, al llegar a la próxima estación el operador indica que el metro no va seguir la ruta y tenemos que desalojar, nos bajamos o mejor dicho volvió la avalancha caí y sentí una docena de patadas, me recupere y abordamos el otro tren, al entrar no había aire parecía un sauna llegamos al terminal por fin a la espera del otro tren creo que gane el desafió en el metro...

 

.Algo así como una película de suspenso...Salgo de mi trabajo junto con mi esposa de repente empieza a llover, eso indica que el metro se va a colapsar, y ciertamente así ocurrió, como es un viaje de extremo a extremo  y estamos en el centro decidimos ir  hacia el oeste,  de repente llega el metro inquisidor, full de gente logramos entrar mi pareja me abraza de repente siento que un olor fuerte llega a mi nariz pensé por un momento que me iba a desmayar mi esposa piensa que un mapurite esta cerca de nosotros, de repente escucho llorar un niño y una señora empieza a gritar el olor es fuerte al llegar a la siguiente estación le digo a mi esposa que la Amo de repente la avalancha, cierro los ojos y pienso que estoy montado en una ola, me sacaron del metro, recibí 7 golpes, 5 cachetadas, 3 pellizcos y 2 mordisco, mi esposa me extendía la mano de repente cierro los ojos y vuelvo a estar adentro del metro, al llegar a la próxima estación el operador indica que el metro no va seguir la ruta y tenemos que desalojar, nos bajamos o mejor dicho volvió la avalancha caí y sentí una docena de patadas, me recupere y abordamos el otro tren, al entrar no había aire parecía un sauna llegamos al terminal por fin a la espera del otro tren creo que gane el desafió en el metro...

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales