Al recientemente autodeclarado humanista, le interesan un pepino los pensionados y jubilados


.

Algo muy similar a lo que hizo con el Seguro Popular; su poco interés en solucionar la falta de medicamentos en el sector público; el recorte en el presupuesto para los tratamientos de niños con cáncer, en enfermos que requieren diálisis y tantas cosas más en donde es más que evidente el gran humanista que es.

Es como para romper el corazón ver a adultos mayores asoleándose fuera de la Cámara de Diputados en espera de que un mequetrefre diputadillo de quinta como lo es Mario Delgado, obvio de Morena, los reciba, ya que fue quien presentó en junio pasado un proyecto para crear la Financiera Nacional Agropecuaria, pero con un leve y conveniente olvido, de un plumazo desapareció a  los jubilados y pensionados de Banrural.

Hasta hace poco sus derechos como pensionados habían estado protegidos por la Ley Financiera Rural. Ahora se encuentran en un vacío legal que los ha llevado a perder servicios médicos, prestaciones y pensiones.

Lo cual se convierte en una fregadera tomando en cuenta que dedicaron los últimos 30 y 35 años de sus vidas al trabajo y por ende nos referimos a adultos mayores que están en la época de su vida en que deben gozar de todo lo que por derecho se ganaron a lo largo de toda su vida laboral y que además es derecho fundamental de todo ser humano.

Obvio, eso el señor López Obrador y a la bola de legisladores emanados de su secta conocida como Morena no lo comprenden. El primero, pasó los últimos 18 años de su vida sin trabajar, pues a lo que él hacia no se le puede llamar ser productivo, sobre todo, cuando su finalidad era que después de ese tiempo vendría a jorobar a quienes sí lo hicieron; aunque tampoco debemos olvidar que a muchos los dejó sin chamba.

Facebook: matariliporlirilon   twitter: @matariliblog

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales