Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Seguridad Pública   ·   Protestas   ·   Biografía   ·   México   ·   Internet



E-Mociones.....¿que es eso?


Inicio > Comunicación
17/10/2019

327 Visitas



E-mociones?  Que es eso???


Alguna vez le ha pasado de estar en una situación incómoda con alguna persona o encontrarse manifestando de alguna forma su preocupación por el futuro?  ¿O tal vez ha estado pensando profundamente en ciertos eventos de su pasado que le provocan alguna sensación extraña en el cuerpo, sea ésta placentera o no? ¿Ha tenido que tomar decisiones en alguna ocasión?

En cada uno de estos escenarios que Ud. se ha representado en su mente, si es que lo ha hecho, es muy probable que haya experimentado algún tipo de emoción, y es más, es muy probable que también haya experimentado esas mismas emociones al recordar el evento en cuestión. Pero, ¿porque sucede esto? Y en todo caso, ¿a qué responde?

 

Vamos por partes. Cuando en una situación se nos genera algo en el cuerpo que podríamos identificar como “viniendo desde adentro”  y más específicamente desde la parte frontal del torso, panza o pecho,  muy seguramente estamos experimentando una emoción.

Las emociones pueden ser abordadas y estudiadas desde diversos ángulos. Uno de ellos es la de “disposiciones corporales para la acción”. Cuándo sentimos cosquillas en la panza porque alguien nos gusta, u opresión en el pecho porque nos sentimos maltratados, lo que sucede es que nuestro cuerpo expresa lo que estamos sintiendo, que a su vez refleja cómo estamos “procesando” la información que nos llega, como percibimos la situación.

El cuerpo, la mente y la emocionalidad conforman un todo coherente e inseparable, donde uno de estos dominios refleja lo que hacen los demás y viceversa. Si pienso en el recuerdo de mi jefe gritándome, tal vez “sienta” algún tipo de enojo o rabia o quizás angustia o ansiedad, pero lo cierto es que esto se verá indefectiblemente reflejado en mi cuerpo y se expresará a través de él primordialmente. Tanto así que aunque busque “callar” mis emociones, el cuerpo de alguna manera u otra expresa de manera involuntaria y totalmente coherente lo que estoy “sintiendo” por dentro. El camino sería algo como esto: pienso en alguna situación, la interpreto, esto genera una emoción acorde y ésta es expresada en la corporalidad. Ahora este “estímulo” puede provenir tanto del exterior (un suceso)  como del interior (un pensamiento), pero es la interpretación del mismo lo que decantará en una emocionalidad u otra.

Pero ¿Por qué es que no puedo evitar sentir una emoción? ¿Por qué no taparlas y ya? ¿se puede no tener emociones y en todo caso ser “más racional”?

La evidencia científica nos dice que esto es imposible, que  para tomar decisiones siempre intervienen las emociones ya que son las que determinan nuestras preferencias y que en todo momento estamos en alguna emocionalidad. Entonces, ¿Qué son?

Me gusta verlo de la siguiente manera: en física a la energía se la designa con la letra E.

Moción, según el diccionario de la lengua española, viene de movimiento, e implica algún tipo de acción o efecto de moverse o ser movido.  Por lo tanto uniendo ambas y por propiedad asociativa, voilá!   E-moción: movimiento de Energía.  Es decir, que la emoción implica una energía y como sabemos de las leyes de la termodinámica, la energía nunca se pierde, sino  que cambia de estado o dicho de otra manera, se transforma.

¿Cómo se transforma? Se estará preguntando Ud. en este momento. Bien, ahí está la clave!

Dado este carácter energético de la emoción, sabemos por física que no va a sencillamente esfumarse. Entonces, cuando sentimos una emocionalidad que no  nos gusta, que nos hace sentir raro, deberíamos de disponer de algún tipo de herramienta o estrategia para poder dirigir esta energía y encauzarla de la mejor forma, de manera de que no nos dañe ni dañe a otros, o bien, de manera que sea “funcional” a la acción que queremos emprender.

Dijimos antes que una forma de ver las emociones es como disposiciones corporales para la acción. Esto significa que nuestro cuerpo actúa lo que nuestra emocionalidad “le pide”. Y decíamos que esto tiene una coherencia, que es “congruente” con nuestra interpretación.

Imagínese por un momento que tiene que dar un examen en la facultad, y empieza a sentir una opresión en el pecho, mariposas en la panza y cierta tensión en sus hombros. Suponga que se da cuenta de que lo que está sintiendo es “ansiedad” por el examen que tiene que rendir en un rato. Un camino posible sería indagarse acerca de cuál es la interpretación que le está dando a esa situación. Tal vez se imagine que va a reprobar, o que le van a poner un ejercicio que no sabrá resolver, o que sencillamente no podrá dar el examen porque su mente se le va a poner en blanco. La buena noticia es que si Ud. pudo determinar todo esto, tiene buenas bases para “encauzar” esta energía emocional y comenzar a “sentir” de una manera más funcional a la tarea que Ud. tiene que realizar, en este caso, su examen. Podría por ejemplo, imaginarse recibiendo las felicitaciones de su docente por el excelente resultado que ha obtenido, o resolviendo los ejercicios de matemática con total seguridad y destreza.

Lo cierto es que si cambia su interpretación de los hechos, muy probablemente su cuerpo acompañe el proceso, una vez que Ud. se “crea” la nueva versión de la historia. Y cuando esto suceda, Ud. habrá cambiado su emocionalidad hacia otra de mayor funcionalidad para su tarea siguiente, y podrá utilizar esta energía para concentrarse y realizar su examen, en vez de para pre-ocuparse por una historia que aún no sucedió y puede ser que  nunca suceda.

El tema de las emociones es muy extenso y no pretendemos aquí cubrir toda su amplitud. Pero si generar interés y tal vez, algo de esperanza (emoción), en el sentido de que es posible utilizar esta energía emocional para ser más efectivos en nuestro accionar cotidiano y en nuestras relaciones inter e intra-personales.

Lo central aquí es entender que las emociones tienen un lugar, y están por algo. Algo nos están diciendo y alguna función cumplen.  El truco entonces es saber distinguir cuándo es funcional una emoción u otra, y tomar consciencia de la importancia de encauzar su energía de la mejor manera para lo que queramos emprender.

Cada emoción tiene su lugar, y en cierta forma, lo que nos dice es que quiere ser comprendida, que quiere ser integrada. Que hay algo en nosotros que produce esta emoción y no otra, y genera estas sensaciones corporales y/o malestares. Y esto es muy útil para el conocimiento de uno mismo, si tomamos la vida como un camino de desarrollo personal, o desarrollo del “ser”. Ya que lo que el cuerpo expresa, la emoción lo siente y la mente lo piensa.

Intervenir en esta coherencia es meternos a trabajar con nosotros mismos, de forma tal de conocernos en profundidad y lograr ser en definitiva cada vez más,  “nuestra mejor versión”







Ing. Damián Mastri

Coach Ontológico Profesional Avalado por AACOP (Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional)

Me dedico a esta gran profesión desde 2015, y me encuentro en permanente crecimiento. Ayudo a personas y equipos de trabajo a mejorar su desempeño y efectividad en su accionar, y a tener logros en las metas que se proponen en cualquier ámbito de su diario vivir.



https://www.linkedin.com/in/dami%C3%A1n-mastri-59a9084a/







https://www.facebook.com/Coaching-Ontol%C3%B3gico-Organizacional-111411402525779/?eid=ARAC6nGJq6-yvVey602sjrUvdzFTidYFxO5LT3PHqZ2Rj-mCZ8PpFGfIK__uALiNDPI1tejKB16ALxbY

 



Etiquetas:   Emociones   ·   Coaching

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19250 publicaciones
4825 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora