Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Lectores



La de...


Inicio > Derecho
17/09/2019

131 Visitas



LA LEY DE AMNISTÍA, COMO LA  PANACEA de la cuatroté, en materia de justicia. 


El pasado viernes, nuestro amado líder, turnó a la  H. Cámara de Diputados una Ley que habrá de darle justicia y libertad a personas, ciudadanos, pueblo bueno, pueblo sabio, que está cualquier en  cárcel del país.

Se escucha maravilloso, cuando se lee, sin embargo, no lo es del todo. Al darnos cuenta que a solo cuatro grupos les va a a beneficiar. Y estos son a: Personas que participaron en un aborto, ya sea médicos, parteras, enfermeras o las mismas mujeres que decidieron hacerlo, indígenas que no tuvieron acceso a un traductor, personas que hayan cometido robo simple (entiendase al robo sin violencia ni otras agravantes) y a los presos políticos. 

Parecería, sólo pareciera, que es un avance en la justicia. Pero ojo, en primera, la Ley será de orden Federal, no aplicable por delitos del fuero común, los abortos, por ejemplo, son penados como locales, el robo simple, cae en el mismo pero. Tal vez, si alguna persona indígena fue procesada y/o sentenciada por algún delito federal, aplicaría.

Las 32 entidades federativas tuvieran que replicar esta Ley, para que más y más gente inocente, pueda gritar, que se les hizo justicia.

Hay otro problema, que considero que es el principal. No se va a terminar con el maldito problema de raíz, seguirán metiendo a la cárcel a mujeres que decidan abortar en entidades donde no está permitido, hasta que no se legalice el aborto a nivel Nacional. Seguirán cayendo indígenas a la cárcel por no tener traductor, el debido proceso, pues. Seguirán  habiendo presos por delitos menores, porque no hay una debida aplicación de la ley, el preso político seguirá cayendo en la cárcel por sus ideologías.

En resumen, mientras no terminen con el mal estructural del sistema  que puso a toda esa gente en la cárcel, solo se estarán vaciando para volverse a llenar. Es como estar destapando una cañería, que en algún momento volverá a llenarse de mierda. 

Y, hoy la de hoy, es que se están replicando mal los sistemas de otros países, demos aterrizarlos a nuestros problemas y a nuestras realidades. No sólo liberar válvulas de presión y estar destapando cañerías.





Etiquetas:   Derechos Humanos   ·   Libertad de Expresión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18743 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora