Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Utopias   ·   Emigración



Sembrar el dinero: ¿Qué debo tener en cuenta para el crecimiento de mi empresa?


Inicio > Empresas
06/09/2019


53 Visitas






Convertirse en un emprendedor, en tu propio jefe, trabajar según tus horarios…¡Son todas cosas que suenan maravillosas en una primera instancia! ¿Verdad?

Aunque estas son líneas ampliamente utilizadas en campañas de marketing (irónicamente casi siempre llevadas a cabo por empresas donde seguramente cualquiera tendrá a alguien trabajando por encima de sí mismo), lo cierto (y que nadie suele decir) es que el camino para quitarse la etiqueta de “empleado” y pasar a ser un “empleador” por la ruta del emprendimiento dista mucho de ser un camino mágico y lleno de facilidades; lo cierto es que requiere una alta tolerancia a la frustración y muchísima constancia de parte del futuro emprendedor antes de que siquiera empiecen a verse los frutos reales de toda su labor.

En primer lugar, cualquiera fuere el tipo de emprendimiento que una persona ha decidido llevar a cabo es muy importante tener en cuenta el factor capital con el cual el emprendimiento tendrá que empezar. 

Antes que nada, es necesario aclarar que al contrario de lo que muchos individuos llegan a pensar el capital no solo se refiere al factor dinero del que dispone una persona o empresa, si no que se trata de todos y cada uno de los activos con los que dicho emprendimiento cuenta para su funcionamiento; desde los clientes y empleados, hasta el mobiliario y la edificación que es usada para hacer funcionar la empresa en cuestión entran entonces en esta categoría. Dependiendo entonces de la cantidad de capital que un emprendimiento requiera, podrán entonces variar las estrategias a seguir.

En los casos en los que uno o varios individuos decidan llevar a cabo un modesto emprendimiento o proyecto de modesta proporción se recomienda siempre tener en consideración los posibles beneficios a corto y mediano plazo (ya que generalmente de estos emprendimientos a menor escala se buscan solventar necesidades y situaciones económicas). 

Una excelente opción para completar un determinado capital para arrancar el emprendimiento sería recurrir a los créditos online en el acto que se pueden conseguir mediante financieras online con muchísima facilidad, e incluso pudiendo ser pedidos estos de manera individual por las personas involucradas en el proyecto.

En el caso de que los proyectos supongan una inversión mucho mayor, se deberá observar con mucho más detenimientos las posibles ganancias y las opciones de financiación; es común que participantes del todo comprometidos con sus proyectos recurran a la adquisición de grandes compromisos financieros que pueden convertirse en beneficios a mediano o largo plazo para su negocio.





Etiquetas:   Emprendimiento   ·   Negocios   ·   Crecimiento Económico    ·   Empresas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18440 publicaciones
4675 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora