La educación crea empleo.

Es cierto que las palabras quedan muy bien en boca del presidente de la Junta de Castilla y León. Es tan simpático, como dicen los niños, que parecen resueltos todos los problemas de León y de Castilla. Recuerden que Zapatero todo lo resolvía con la sonrisa y quedando bien con todo el mundo y ya ven a dónde nos ha llevado. Pues, señores, el presidente Herrera no le va a la zaga y, además, es incapaz de defender a su Comunidad, porque no cree en ella y porque se pliega constantemente al apoltronamiento al que le ha llevado la desidia de sus equipos.

 

. Es tan simpático, como dicen los niños, que parecen resueltos todos los problemas de León y de Castilla. Recuerden que Zapatero todo lo resolvía con la sonrisa y quedando bien con todo el mundo y ya ven a dónde nos ha llevado. Pues, señores, el presidente Herrera no le va a la zaga y, además, es incapaz de defender a su Comunidad, porque no cree en ella y porque se pliega constantemente al apoltronamiento al que le ha llevado la desidia de sus equipos.
Claro que la educación es la mejor manera de crear empleo, pero una cosa es la verborrea 'vicentina' y otra la realidad. Mal se puede decir que se apuesta por la educación, mientras los titulados universitarios y de formación profesional se marchan a otras comunidades, porque en Castilla y León no hay perspectivas de futuro, ni infraestructuras para trabajar ni iniciativa privada que genere empresas y puestos de trabajo.

 Herrera Campo, ‘Juanvi’ para los suyos,  lleva diciendo las mismas cosas desde que heredó a Juan José Lucas. Sus asesores le pasan los mismos  discursos una y otra vez con las mismas barbaridades sobre la FP, el sistema educativo, las TIC, el informe PISA,... pero hay muchas parcelas del sistema educativo abandonadas, como hay un claro y manifiesto abandono de infraestructuras en los centros educativos con antigüedad; hablamos de hundimientos, desprendimientos, defectos varios, falta de mantenimiento,... y todo porque dice que no hay dinero. ¿Quién se lo ha llevado? Ah, y no olviden el desprecio al que los políticos someten al profesorado y a la ciudadanía.

 Le pierde al presidente Herrera hablar de la calidad y de la excelencia. ¿Pero quién le cuenta milongas al presidente? La calidad y la excelencia deben  estar presentes  en toda actuación de los profesionales de la docencia, como debe estar presente en la actividad de cualquier profesional cualificado. No nos llamemos a engaño. Cuando se opta a programas que llaman de calidad o de excelencia es que algo falla, hay complejos no confesados en quien así actúa y también hay dudas en su trabajo diario. Que no nos vengan ahora con zanganadas como entrega de premios a la calidad y demás zarandajas. ¡Ya está bien de engaños, abusos y mentiras! Pasa lo mismos en otras comunidades; las barbaridades no son solo  patrimonio de Castilla y León.

 ¿Y lo de las mejores prácticas de convivencia? Otra barrabasada. Hace poco en el boletín de la Junta publicaban que los coordinadores de convivencia de los IES, IESOS y EOS podían dedicar hasta tres horas de horario lectivo a actividades relacionadas con la convivencia escolar. Sin embargo, en otros centros nada de nada, ni siquiera se mencionaba, como si los problemas de convivencia estuvieron solo en los centros que decidan los sesudos asesores del consejero de educación.

 Si siguen por ese camino se van a estrellar. No hay más que mirar debajo del sistema y comprobar que sigue habiendo muchas deficiencias que urge ocultar. Y no es de recibo que el presidente de mi comunidad diga cosas como que "la educación dinamiza la sociedad y es el mejor mecanismo de integración y de cohesión de quienes lo habitan"; si bien es cierto ese contenido, en su boca es un atropello y un atentado a la dignidad docente, cuando en el día a día está dejando escapar a los titulados universitarios.

 Hace tiempo que muchos hemos dejado de creer en Herrera Campo; incluso dudan muchos de cuantos le rodean a diario. "Castilla y León educa bien", pero no es gracias al esfuerzo del presidente ni a los desvelos de sus asesores, consejeros y 'besamanos' que le alfombran el día a día.  Si educa bien Castilla y León es gracias a los profesionales de la docencia que han tenido la fuerza y la ‘testiculina’ suficiente para permanecer en Castilla y León, en vez de salir corriendo, a pesar de las trabas y dificultades que la Administración regional les ha creado a diario. Es precisamente por eso por lo que a ‘Juanvi’ Herrera mucha de su gente se le empieza a echar al monte.

Jesús Salamanca alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales