Austeridad en clave de confusión

Sacan a pasear el Informe PISA como si fuera la panacea, porque desconocen el fundamento del mismo.

 

.
El consejero de educación de Castilla y León, Juanjo Mateos, va a sacrificar los ladrillos para salvar la calidad educativa, aunque su concepto de calidad es un tanto dudoso; máxime cuando se comprueba el día a día y se puede observar que faltan profesores en los centros, que abundan los medios contratos, que al profesor se le obliga a impartir aquello de lo que no es especialista, que el profesorado huye de los equipos directivos de los centros y que la Consejería de Educación se pasa por el arco del triunfo las resoluciones del Procurador del Común, sobre todo si benefician al profesorado y ridiculizan a la propia Consejería o a la Junta de Castilla y León. Son solo unos ejemplos pero abundan otros y de todo tipo. A pesar de ello sacan a pasear el Informe PISA como si fuera la panacea, porque desconocen el fundamento del mismo y porque solo abarca a una parte muy pequeña del sistema educativo. ¡Ya está bien de insensateces, caramba!

Es sorprendente la 'pedrada' del consejero Mateos en una reciente entrevista en la prensa de Valladolid. Según él, "las soluciones en Castilla y León pasan por apostar por un mayor compromiso y formación de los profesores". Casualmente fue él quien desmanteló la red de formación del profesorado en toda la Comunidad (los  competentes CFIES), lo que provocó el rechazo del profesorado; de ahí que cada docente busque su formación a través de la UNED, los sindicatos docentes no de clase y las Universidades de Verano, sobre todo. El 'circo' formativo que tiene la Consejería de Educación es un modelo concebido para colocar a los afines y obedientes de esa derecha marchita que tanto daño está haciendo a Castilla y León desde hace veintidós años.

No está de más que desde la Junta de Castilla y León se piense en clave de austeridad pero que tengan cuidado con lo que entienden por tal. Al parecer pretenden eliminar programas como el de centros abiertos y aplicar recortes en cuanto afecta a compaginar  y conciliar la vida laboral con la vida familiar. Miedo nos da, porque los recortes ya los están sufriendo los docentes y los equipos directivos de los centros en Castilla y León. Incluso los propios centros: hay que destacar que algunos carecen de biblioteca, mientras la Consejería mira al tendido o paga horas extras por lo que llaman Programa de Éxito Escolar y por la impartición del That´s English! Sencilla y sinceramente vergonzoso y patético. Desde la derecha siguen con la política de dar más al que más tiene.

El consejero, Juanjo Mateos, en vez de parafrasear a 'Pepiño' Blanco debería reflexionar sobre lo que está haciendo y explicar los fuertes recortes en el gasto educativo para el actual ejercicio económico (41,14%) y en los sueldos docentes durante 2010. La manera de conseguir la felicidad es haciendo felices a los demás y doy fe que ese no es el camino que lleva la Consejería de Mateos, auténtico nido de afiliados, aduladores, incautos y desaprensivos. Lo tranquilizador de todo eso es que entre tanto 'buitre' también conozco a algún responsable y trabajador. Pero los cuento con los dedos de una mano y posiblemente me sobre alguno.

Jesús Salamanca Alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales