La fórmula de ahorro 50/20/30 y sus ventajas

 

Sin embargo, todos nosotros sabemos qué es ahorrar, pero no exactamente cómo hacerlo. Tal vez esto suene exagerado, pero ahorrar es un arte, y hay numerosas maneras de hacerlo. Descubrir la más compatible con nuestros propósitos aumentará la eficiencia con la que lo hagamos.

En definitiva, ahorrar es un proceso, al igual que es un proceso solicitar préstamos con ASNEF y estudiar la burocracia y las fases consecutivas que nos permitirán culminar nuestro objetivo; en ambos casos, obtener una inyección financiera. ¿Es posible ahorrar sencillamente creando un documento de Excel y calculando minuciosamente los gastos, sumando y restando a la vieja usanza? 

Por supuesto, pero cuando los gastos y las ganancias son elevadas y diversas, esa manera de realizar el acto del ahorro puede conducirnos a perder demasiado tiempo. Así pues, es importante establecer una fórmula de antemano, y de la que vamos a hablar aquí es de la fórmula 50/20/30, muy recomendada por entidades financieras y sitios web especializados en finanzas.

Esta fórmula se basa en una triada de porcentajes destinados a fines diferentes el 50%, es decir, la mitad de la cifra económica total, se destinará a gastos esenciales; el 20%, irá a nuestro fondo de ahorros; y el 30%, lo dejaremos para cualquier tipo de gasto personal que no implique una obligación, por ejemplo el ocio. 

Esta fórmula es muy útil para individuos que viven solos y tienen que gestionar por su cuenta y riesgo su propia economía; es decir, el alquiler, las facturas, las cenas con los amigos, etc. En cuanto al 20% de ahorros, puede destinarse a calcular hipoteca, mudarse, viajar y un sinfín de objetivos. Depende de nosotros. De todos modos, es una fórmula sencilla de entender, fácil de aplicar y extrapolable al ahorro de un negocio concreto.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales