Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Escritores   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis



Un mes antes


Inicio > Política Nacional
19/05/2019


365 Visitas



Cristina Kirchner después del lanzamiento de su libro volvió a ganar el centro de la escena política, con el lanzamiento comunicacional de su fórmula con Alberto Fernández de presidente y ella de vicepresidente.




No hay que perder de vista varios detalles, uno fundamental: que según las propias palabras de Cristina, Alberto Fernández fue quien la impulsó a escribir su libro "Sinceramente" donde según ella también, debía explicar a la gente la realidad de las falacias que se tejieron sobre ella, su vida y su gestión.

De su vida personal y varios tramos que recorre en el libro, como periodista me siento incompetente de opinar, pero de su gestión y su vida pública, no fue tan sinceramente lo que expuso o al menos tuvo enormes omisiones.

Sin embargo no es lo importante el contenido del libro y su lanzamiento, que casi pareció una despedida de la contienda política al máximo nivel, si no del libro en si mismo, como instrumento para posicionarse. Aunque su militancia le haya jugado en contra en los aspectos expresivos y su vehemencia para sostener la grieta, le haya quitado puntos en imagen positiva que venía sumando.

Un segundo detalle a tener en cuenta, es que Alberto Fernández hacía al menos 10 años que no solo no estaba en el entorno kirchnerista, sino que además fue un profundo crítico de la versión cristinista del kirchnerismo. Este detalle parece menor en política, donde todos hablan mal de alguien y luego pueden terminar asociados o volver a asociarse, pero es importante para los militantes y creyentes kirchneristas que votarían a  Cristina en cualquier circunstancia y no ven en Fernández a uno de los propios.

Otro aspecto importante es la comunicación que genera esta fórmula y el modo de lanzarla, ya que saca de su mensaje el apellido "Kirchner" para hablar de un binomio "Fernández-Fernández" utilizando el apellido de soltera de la ex presidenta.

Es un fórmula sin Kirchner en su dialéctica,lo que suaviza el mensaje y a la vez le resta imagen negativa.

Ahora fuera de comunicación, mensajes suavizados y lanzamientos de una fórmula inesperada, lo importante más que la fórmula en si, es ¿por qué ahora y cómo se llegó a eso?

Hasta hace dos días mi Fuentes K, que no son altas fuentes, al contrario son bajas, pero escuchan y ven todo; me aseguraban lo mismo que me vienen diciendo desde diciembre: que CFK no era candidata, que los PRO y Clarín la subían para sostener la grieta, el miedo al pasado y que no se les caiga más Macri.

Para fines del año pasado Cristina se reunió con varios economistas no K, expertos en macro y sobre todo en deuda, y  a partir de allí había descartado ser candidata. Es que solo anunciarlo  significaba,  según los escenarios que le platearon los expertos, que hubiera un tembladeral en el sistema financiero tan vulnerable de Macri. Y que ella si llegara a ganar, recibiría un país en medio de una explosión financiera, sin reservas y quizá en default.

"No le puedo hacer eso a la gente.." fue un textual de Cristina que trascendió a mis bajas fuentes y con el cual habría descartado presentarse.

Lo curioso es que hasta hace pocos días, Alberto Fernández tampoco tenía idea de este lanzamiento o al menos si la tenía o más aún, si fue idea suya, no se la trasmitió a nadie; porque fuentes muy cercanas al ex jefe de gabinete que consulté, estaban tan sorprendidas como todos.

Ella estaba convencida de no subirse a una nueva candidatura, me decían mis fuentes con cierta resignación. Pero se entusiasmaban repitiendo otro concepto que flotaba en el kirchnerismo: ..."con el ajuste que se viene gane quien gane, el 2015 de Cristina va a quedar en la memoria de la gente, como el último año en muchos, que vivió bien..." Ella "quiere quedar en el bronce, no en el barro.. " me decían.

Él tampoco había expresado ninguna intención, ni siquiera con los más cercanos como los que consulté, de ser candidato, no solo a presidente, sino a nada. Alberto Fernández se caracterizó por ser armador, nexo y operador, no candidato.

Por eso y para terminar, porque más conceptos y preguntas sería especular y no informar, creo que el detalle central es el tiempo.

¿Por qué anuncian una candidatura insólita, inesperada, que descoloca tanto a adversarios como a propios, nada menos que un mes antes del cierre de listas?

¿Por qué un mes antes?

Si buscaban impacto político con esta fórmula, ¿no era mucho más impactante lanzarla el 22 junio, cuando ya no había tiempo de cambiar nada?

¿Lanzando a último momento y sin posibilidades de que el resto del Peronismo negocie nada con ellos, no los colocaba como banca y no como punto?

Es indudable que en una fórmula presidencial, se está más cerca de la puerta de salida para bajarse llegado el momento de las listas, estando en el rol de Vice que en el de Presidente. Como también lo es, que Alberto Fernández es un híbrido, un armador histórico, capaz de interactuar mejor con el resto del peronismo que Cristina. 

Dicen los ´periodistas K que el miércoles se enteró Alberto y que Cristina se lo habría propuesto.

Hay que ver,  que ir de presidente o de vice, si se trata de espantar Mercados y alborotar el mundo financiero, no tiene mucha diferencia.

Esto se contradice con lo que habría dicho a comienzos de año, de no dañar a la gente, provocando una aceleración en lo financiero, del vulnerable modelo económico de Macri.

Un mes antes analizando todo esto, tiene cada vez más peso.

Ella siempre mantuvo el misterio hasta el último minuto del cierre de listas. ¿Por qué ahora un mes antes lo anuncia?

Sin especular solo pensando las posibilidades, se puede decir que quizá sea un testeo al mercado financiero local e internacional,  de cómo reaccionan a una fórmula K aunque no figure el apellido Kirchner en la comunicación.

Otra puede ser,  ver cómo reacciona el resto del peronismo, cuando la cabeza es Alberto y no Cristina.

Y la última y más inquietante, es que esto sea para acelerar lo económico.

Hacer reaccionar a Macri que ya expresó sin mencionar la fórmula, que "volver al pasado sería autodestruirnos.." Torpe el presidente autoboicoteando su inestable economía, con la actitud de seguir metiendo miedo con los K o el Peronismo, cuando eso puede hacer que todos corran al dólar y se deshagan de sus bonos argentinos.

¿Y si por eso se anunció un mes antes del cierre?

¿Y si el miedo funciona, hay corridas y ventas masivas de bonos?

¿Y si el Peronismo, no solo el Kirchnerismo piensan que si esto tiene que explotar, mejor anticiparlo y que le explote a Macri?

Es muy llamativo un mes antes.

El 22 de junio hubiera tenido mayor impacto político, ¿qué busca este lanzamiento? ¿impacto económico?

Y de paso Macri ya reaccionó mal.

De aquí al 22 de junio, vamos a saber de que se trató todo esto.























Etiquetas:   Política   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Mauricio Macri   ·   Elecciones Presidenciales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18752 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora