Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Libros   ·   Novela   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación



El Defensor de Occidente


Inicio > Política Internacional
18/05/2019

437 Visitas



Definir que es occidente no es algo sencillo, dependiendo la época que se mire y la intención del definidor hacia esta región. Sin embargo, considerando todas las explicaciones que puede surgir con esta palabra, se puede decir que occidente es la región del mundo con influencias europeas, y con los valores cristianos como pilares de toda estructura social. Esto abarca la mayoría del continente europeo, América en su totalidad, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica (contándola como ex colonia con mayores influencias).


Europa, a lo largo de la historia de la humanidad, se ha dedicado a fomentar y expandir los valores cristianos en todo el mundo. Y, sin entrar en demasiado detalle, esto es lo fundamental. Desde las cruzadas en defensa de Europa frente a una expansión musulmana, hasta los inicios de las colonizaciones. Todo esto contribuyo a la expansión de occidente.

Pero, luego de tanta lucha y resistencia que mostraron tener nuestros antepasados occidentales, en pleno siglo XXI se está poniendo en juego la supervivencia de esta parte del mundo. Región, donde hay plena libertad de culto, de expresión, de pensamiento, y de un largo porvenir de acciones que podemos realizar. Y si, por más que les pese a toda la izquierda moderna y pseudo liberales fomentadores del progresismo sociocultural, occidente, con bases cristianas es la región más libre del mundo. Puede ser duro para esta clase de personas, fieles criticadores de la religión que más libertades ha dado a lo largo del tiempo humano. Y, acá, suele presentarse la gran incoherencia de la izquierda progresista, citemos: “el catolicismo es una religión del mal, donde hay curas pedófilos y no se hace nada. En cambio, el islam es cultura” en esa frase sintetizada se puede mostrar la poca información manejada por estas personas, que no es de extrañar. Hay que admitir, por supuesto, hay curas violadores y muchos delitos cometidos en la actualidad por la iglesia católica, totalmente cuestionables. Pero, decir que el islam es cultura o una manera de vivir respetable es irse a limites totalmente absurdos.

Es triste ver a feministas defendiendo el islam. En los estados islámicos la mujer es vilmente maltratada, abusada y violada, por parte de un agresor, que suele ser su propio marido o cualquier hombre, estos, para desgracia quedan libres de pecados. O peor aún, este pensamiento progresista invade a las corrientes liberales, que, por desgracia se suman a las filas de la destrucción occidental. Con el pensamiento básico de “todos somos libres”, se pueden cometer grande crimines. Y, dejar entrar a todo musulmán a territorio occidental debería ser considerado un pecado de alto grado. Porque, a fin y a cuentas, donde se establezca el islam, se romperá toda la libertad mencionada que el cristianismo nos ha brindado a lo largo de la historia.

Ahora, ¿Cómo frenamos esto? Bueno, siempre hay que ver lo positivo al contexto sociocultural y político. Esta oleada de repugnante progresismo ha despertado, para bien, a un gigante totalmente dormido. Si, la derecha. Por el bien de la humanidad existe la derecha defensora de valores judeocristianos y a favor de occidente. El objetivo del artículo no es hablar de la derecha, por lo tanto, pasaremos de explayar esto. Solo haremos hincapié en uno de muchos defensores de occidente. Lo sé, están pensando en Trump, Bolsonaro, Abascal o algún referente de la derecha nacional como Agustin Laje o Nicolas Marquez. Pero no, siempre ténganlos en mente a las personas mencionadas, pero el objetivo del artículo es mostrar y dar a conocer a otro individuo que debería ser un gran referente para toda la derecha mundial. Estoy hablando del primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Primero hacer una breve mención de sus gobiernos y su trayectoria política. Orban fue uno de los fundadores del partido Fidesz, un partido de derecha conservadora nacionalista y cristiana. Un partido de bien, podríamos decir. Viktor gano las elecciones en el 98’ luego del gobierno socialista de Horn. En este gobierno Hungría padeció grandes avances económicos, la inflación paso del 15% al 6-7% a fines de mandato, reducción del desempleo de un 7,5% al 6% y con una proyección bastante liberal económicamente, donde hubo recortes de impuestos. Viktor termina su gobierno en el 2002 y no vuelve hasta el 2010, donde gana con el 52,73% de los votos y se impone en el parlamento con 227 escaños de los 386 totales. En este mandato sigue el curso tomado en su primer gobierno, aunque esta vez, al tener mayoría parlamentaria, modifica la constitución. Dentro de estas modificaciones se puede observar la completa restricción al matrimonio entre un mismo sexo y la reducción de escaños, de 386 a 199. Esta nueva constitución pone en alza las tradiciones cristianas, expone como familia a la unión entre hombre y mujer y a la defensa del feto desde la fecundación. Gracias a esta constitución podemos afirmar que Hungría logro reducir los abortos entre los años 2010-2018 en más de un tercio, y un aumento de matrimonios en un 43%. Grandes noticias para el país.

En 2014 se mantiene en el poder, y en el parlamento obtiene 117 escaños de 199. Lo mismo sucede en las elecciones parlamentarias del 2018, donde gana con un 48.9% posicionadose nuevamente como mayoría, consiguiendo 133 de 199 escaños.

Retomando el centro del artículo, habiendo explicado sintéticamente sus gobiernos, se puede definir a Orban como un fiel defensor de los valores cristianos y puramente nacionalistas. Aquí la exposición de alguna de sus frases:

“La vida cambia en los países a los que los inmigrantes llegan masivamente. Quizás no un día, pero lo harán en unos años, y nuestros hijos y nietos se preguntaran por que dejamos que cambiaran nuestra patria y Europa”

“Lo más importante es que la Unión Europea se centre en la seguridad fronteriza, no en la reubicación (de refugiados)”

“El mayor peligro es que hay millones de inmigrantes amenazándonos desde el sur y los líderes de la UE que se han unido a un especulador multimillonario (Soros) no quieren defender las fronteras, sino dejarles entrar. Esa es la verdad”

Y así es como Orban se convierte en un ferviente defensor de occidente. Una de las medidas para frenar la masiva inmigración fue poner vallas, si, el famoso muro de Trump. Bueno, Orban ya lo implemento. Y funciono con total éxito, reduciendo un 99% la inmigración ilegal. En 2015 pasaban 391000 de personas, en 2017 tan solo 1184, afirma el responsable de seguridad húngaro.

Espero, que de ahora en más cuando logren exponer sus pensamientos conservadores, nacionalistas y a favor de occidente, puedan nombrar a este gran sujeto. Como los primeros hombres en poner hincapié en la supervivencia occidental frente al progresismo y la inmigración masiva islámica.



Etiquetas:   Política   ·   Religión   ·   Europa   ·   Derecha   ·   Occidente   ·   Progresismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18424 publicaciones
4672 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora