Aprender por el Mañana



En estos últimos meses en los que se ha podido probar de lo que es capaz y hacia donde se quiere dirigir el nuevo gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual desde su última y exitosa campaña para llevar este cargo ha prometido entre otras cosas una austeridad por parte de su administración.

 


Entre muchas cosas que ha realizado el presidente durante estos 5 meses, algunas promesas se han cumplido, o se han modificado, o no se han podido realizar, pero en el caso de la austeridad se quedó como lo que realmente se prometió en dicha campaña… pero no como se esperaba.

Esta “austeridad” deriva de una serie de decisiones tomadas de manera improvisada haciendo recortes y cancelando proyectos, además de que varios sectores como el de salud y el turístico se han visto afectados en mayor o menor medida, sin embargo, uno que a mi si provoca un escalofrió son los recortes realizados al sector educativo superior, además de otras afectaciones y discrepancias entre el gobierno y los sindicatos.

Concretamente el día 9 de abril de 2019 se ha anunciado un recorte del 18% a escuelas de educación media superior, la sola noticia me hace pensar en lo poco que les importa afectar a instituciones que brindan una de las cosas mas necesarias para la sociedad, aquella que podría realmente sacar adelante al país, nuestra sociedad siempre ha presentado muchos problemas, pero pocos como la falta de educación y el acceso a ella.

En su campaña una de las cosas que el actual presidente de México prometió fue que retiraría los exámenes de admisión a las universidades públicas, lo cual desde un principio sonó descabellado, pero abrió la puerta a que realmente se invirtiera en infraestructura para poder brindar una educación superior, pero la realidad es todo lo contrario, en vez de invertir lo ahorrado con su programa de “austeridad” se ha apostado por programas de ayuda social que les da apoyo económico a varios grupos de la sociedad entre ellas los estudiantes.

No estoy en contra de estos apoyos, aunque no se plantea como una buena inversión ni mucho menos como una solución a problemas como por ejemplo, la deserción de los estudiantes, sobre todo en el nivel medio superior que es donde más se registran estos casos, sino que además, estos recortes afectan a las instituciones que imparten en algunos casos ya de manera precaria sus servicios, esto se verá reflejado en las personas que el día de mañana serán estos jóvenes, recibiendo un apoyo de manera directa sin ningún tipo de supervisión además sin un centro de estudios adecuado.

La educación debe ser prioridad para nuestro país, es y siempre será la mejor alternativa a un futuro próspero, a la creación de oportunidades para los jóvenes y niños que heredarán nuestra tierra, si realmente se quiere una trasformación en nuestro país, se debe forjar con mentes brillantes y libres, no con personas débiles de intelecto y dependientes de la autoridad.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Aprender por el Mañana


En estos últimos meses en los que se ha podido probar de lo que es capaz y hacia donde se quiere dirigir el nuevo gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual desde su última y exitosa campaña para llevar este cargo ha prometido entre otras cosas una austeridad por parte de su administración.

 


Entre muchas cosas que ha realizado el presidente durante estos 5 meses, algunas promesas se han cumplido, o se han modificado, o no se han podido realizar, pero en el caso de la austeridad se quedó como lo que realmente se prometió en dicha campaña… pero no como se esperaba.

Esta “austeridad” deriva de una serie de decisiones tomadas de manera improvisada haciendo recortes y cancelando proyectos, además de que varios sectores como el de salud y el turístico se han visto afectados en mayor o menor medida, sin embargo, uno que a mi si provoca un escalofrió son los recortes realizados al sector educativo superior, además de otras afectaciones y discrepancias entre el gobierno y los sindicatos.

Concretamente el día 9 de abril de 2019 se ha anunciado un recorte del 18% a escuelas de educación media superior, la sola noticia me hace pensar en lo poco que les importa afectar a instituciones que brindan una de las cosas mas necesarias para la sociedad, aquella que podría realmente sacar adelante al país, nuestra sociedad siempre ha presentado muchos problemas, pero pocos como la falta de educación y el acceso a ella.

En su campaña una de las cosas que el actual presidente de México prometió fue que retiraría los exámenes de admisión a las universidades públicas, lo cual desde un principio sonó descabellado, pero abrió la puerta a que realmente se invirtiera en infraestructura para poder brindar una educación superior, pero la realidad es todo lo contrario, en vez de invertir lo ahorrado con su programa de “austeridad” se ha apostado por programas de ayuda social que les da apoyo económico a varios grupos de la sociedad entre ellas los estudiantes.

No estoy en contra de estos apoyos, aunque no se plantea como una buena inversión ni mucho menos como una solución a problemas como por ejemplo, la deserción de los estudiantes, sobre todo en el nivel medio superior que es donde más se registran estos casos, sino que además, estos recortes afectan a las instituciones que imparten en algunos casos ya de manera precaria sus servicios, esto se verá reflejado en las personas que el día de mañana serán estos jóvenes, recibiendo un apoyo de manera directa sin ningún tipo de supervisión además sin un centro de estudios adecuado.

La educación debe ser prioridad para nuestro país, es y siempre será la mejor alternativa a un futuro próspero, a la creación de oportunidades para los jóvenes y niños que heredarán nuestra tierra, si realmente se quiere una trasformación en nuestro país, se debe forjar con mentes brillantes y libres, no con personas débiles de intelecto y dependientes de la autoridad.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE