Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Política   ·   Moralidad   ·   Feminismo



AMLO y sus métodos: amenazas, disculpas y memorándums


Inicio > Política Nacional
19/04/2019


265 Visitas



El presidente ha abierto dos frentes de polémicas y discusiones que han trascendido mucho más allá de lo que algunos esperaban. De manera inesperada, pareció mandar una amenaza directa a los periodistas diciendo “si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede”; mientras que por otra parte, firmó un memorándum donde ordena a los funcionarios del gobierno federal no respetar la reforma educativa puesta en marcha por la administración anterior.


Con respecto a los medios y los periodistas, todo comenzó con el enfrentamiento que tuvo López Obrador con Jorge Ramos, de la cadena Univisión, quien criticó la estrategia de seguridad del presidente y señaló que las cifras de homicidios no han disminuido, como lo pretende hacer ver el gobierno federal.

¿Amenazas o frases inocentes?



Después de eso, el lunes 15 de abril, AMLO señaló en su conferencia matutina que algunos consideraban a Ramos un buen periodista por confrontarlo, cosa que aparentemente no hacen los reporteros que cubren ese evento, ante lo cual el presidente señaló: “Yo pienso, con todo respeto discrepo, creo que ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes porque aquí los están viendo, y si ustedes se pasan, pues ya saben lo que sucede".

Inmediatamente agregó: "Pero no soy yo, es la gente" y también hizo referencia a los que sucede en las redes sociales, como tratando de justificar sus palabras. Sin embrago el “ya saben lo que sucede" retumbó como un amenaza directa a los medios de comunicación y amplió la disputa entre seguidores y detractores; entre los buenos y los malos del juego.

Ante el revuelo de sus palabras, AMLO dijo posteriormente que se malinterpretó lo dicho y “algunos sintieron que era una amenaza”, pero añadió: “Ya les he dicho, nosotros no vamos a actuar como los gobiernos conservadores, no vamos a hacer lo que injustamente le hicieron a José Gutiérrez Vivó, que lo expulsaron del país, o lo que le hicieron a Carmen Aristegui (…) Son otros tiempos, para que no nos confundan”, recalcó.

En ese sentido, el presidente deben ser el primero en actuar como si de verdad fueran otros tiempos, evitar este tipo de actitudes, ya que aceptando incluso en el mejor de los casos que nunca tuvo la intención de amenazar, no es bueno para su gobierno crear un ambiente en donde se ponga en duda la libertad de expresión o que está restringida desde la parte gubernamental.

Pero además el hecho de subrayar que los periodistas ya sabemos lo “que sucede”, es una frase demasiada oscura sobre todo en el entorno actual, donde México es uno de los países donde los asesinatos de comunicadores son de los más altos de todo el mundo; de ahí la peligrosidad de sus palabras.

El memorándum polémico



En otro tema, viene el famoso memorándum de la reforma educativa, en donde en uno de sus puntos, señala que “mientras el proceso de diálogo no culmine en un acuerdo, las otras instancias del Poder Ejecutivo Federal involucradas dejarán sin efecto todas las medidas en las que se haya traducido la aplicación de la llamada reforma educativa”.

Según AMLO, esto “es un asunto político y no tiene fines jurídicos”, pero para muchos va mucho más allá del ámbito en donde quiera ubicar este documento el presidente, ya que el fondo del asunto es que no son los métodos ni las formas correctas para solucionar este problema, que todos sabemos que se llama CNTE.

Que dado el poder político y económico que ha alcanzado y dejando de lado los intereses de tratar de mejorar las condiciones de los maestros a los que “representa”, su rol como agrupación magisterial es simple: estar en desacuerdo con todo para presionar a los gobiernos a llegar “acuerdos” que los beneficien.

Y AMLO sabe que echarse de enemigo a la CNTE sería ponerse la soga al cuello, por lo que de alguna manera intenta quedar bien con todos los frentes. Pero si su lema es que “nadie por encima de la ley”, pareciera que si hay grupo de poder que sobrepasan las leyes y obligan al propio presidente a implementar medidas que hacen suponer –sobre todo a sus detractores y a los conocedores del derecho constitucional- que él y su gobierno también están por encima de la ley.

Podrá ser así o tal vez no, lo cierto es que en política la forma también es fondo y todo es cuestión de percepción y es ahí en donde con estos actos, la imagen de AMLO sufrió algunos rasguños; nada importante aún para golpear la aceptación de las personas, pero como dice el dicho, de gota en gota se llena el cantarito.



Etiquetas:   Reforma Educativa   ·   Asesinatos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18435 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora