Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Cultura   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Música



La Policía en México. Entre el paradigma de heroicidad y corrupción


Inicio > Ciudadanía
18/04/2019


246 Visitas






Objetivo.

El presente, persigue analizar y reflexionar sobre la percepción de la sociedad mexicana ante la función policial en México; pudiendo incidir en una propuesta de políticas públicas dirigida al fortalecimiento de la relación entre el gobierno y sociedad.

Introducción.

Desde siempre el gobierno y la sociedad son actores principales en el fortalecimiento de la función policial en México; esto implica que es fundamental construir una relación distinta a la que se ha dado desde hace muchos años, en los que se conoce tanto por información documental como por la experiencia, que no existe confianza de la sociedad en estos colaboradores del sector público.

Aquí se considera importante analizar si el paradigma orientado hacia el lado negativo de la policía, se da por aspectos de corrupción del propio sistema público y si es factible contrarrestarse a través de estrategias de formación y capacitación adecuada, así como de facilitación de recursos por parte del gobierno. Por otra parte, también es interesante la revisión del rol que juega la misma sociedad en la función de la policía en México.

Al respecto, se destaca que, el Centro de Opinión Pública(COP) de la UVM, en alianza con el Instituto para la Seguridad y la Democracia A.C.  (Insyde), realizó el estudio “Ser policía en México: ¿qué rol asume la sociedad?” para indagar sobre las actitudes y el sentir de la población general hacia los policías y contrastarlas con las vivencias y retos cotidianos que estos últimos enfrentan. Entre otras cosas, el estudio encontró una clara brecha entre la sociedad y la policía, evidenciada por un prejuicio social negativo hacia prácticamente cualquier ámbito del quehacer policial.  (COP Feb 2017)

Metodología.

Este ensayo se fundamenta en un estudio realizado en Feb del 2017 por El Centro de Opinión Pública (COP) de la Universidad del Valle de México a través de 700 encuestas telefónicas aplicadas a mexicanos de entre 18 y 65 años de edad con línea en su hogar. Además de seis sesiones de grupo con policías, hombres y mujeres miembros de distintas instituciones en las ciudades de México; Hermosillo, Sonora; Monterrey, Nuevo León; Puebla, Puebla; Toluca, Estado de México y Villahermosa, Tabasco.  (COP UVM Feb 2017)

Algunos de los resultados que se consideran interesantes son los siguientes:

-La sociedad percibe del policía la imagen de corrupción en un   35%, protección 19%, características negativas 19% e inseguridad 13%.

-En un 41% las personas optan por formar parte de la policía por necesidad económica, en un 29% por faltas de oportunidades y en un 19% por ayudar a la sociedad.

-La percepción de las condiciones de trabajo de la policía ante la sociedad es en un 37% de riesgo por su vida, salario bajo en un 13%, de amenazas y presión por parte del crimen 9% y   enfrentamiento diario con la violencia     7%.

-La sociedad considera que si su hijo fuese policía se sentiría preocupado 46%, asustado 14%, orgulloso 9%.

-El 38% de las personas dentro de la sociedad opinan estar en desacuerdo de que la policía conozca las leyes y reglamentos, en desacuerdo total un 19%, de acuerdo un 28% y totalmente de acuerdo un 8%.

-El mismo estudio revela la situación hacia el interior de la policía, corrupción 48%, poca capacitación 14%, falta de organización 11%.

-También considera la sociedad que la desconfianza en la policía es en un 35% por actos de corrupción, abusos de la policía 19%, malas experiencias previas 19%, por considerar vínculo con la delincuencia 13%.

 

-El 78% de los policías entrevistados considera que requieren de apoyo por parte de la sociedad para hacer su trabajo y a la vez el 70% plantea no tiene gran participación con la sociedad.

 Desarrollo.

En el contexto de un país, es fundamental la atención a las necesidades de la ciudadanía; en este sentido la policía juega un papel definitivo por lo que corresponde a seguridad para la sociedad; sin embargo, esta confianza está sumamente deteriorada debido en gran parte a prácticas corruptas de algunos de los miembros de la corporación. Al respecto se resalta que existen también en México grandes y heroicos personajes que cumplen su función con ética y profesionalismo, lamentablemente como seres humanos recordamos más lo negativo debido a lo que acontece desde hace algunos años, donde este país padece un grande problema de inseguridad pública.

Es compromiso y responsabilidad de las autoridades gubernamentales y de la misma sociedad la atención a la problemática que se vive, ya que por una parte es claro que hay que robustecer en muchos sentidos la función policial en nuestro país, pero también es necesario que la sociedad se sensibilice y se comprometa con este cambio que debe suscitarse en el desempeño del trabajo del policía. Es por tanto un binomio indispensable para dar respuesta certera a los problemas en cuanto a contexto de servicio, profesionalización, corrupción e impunidad en su caso, donde es importante el establecimiento de una conexión favorable entre sociedad y la policía, independientemente del compromiso del gobierno para emisión de una normativa y políticas públicas que faculten en los policías el debido apego a derecho, cumpliendo legalmente con todos los aspectos dentro del ejercicio de su labor.

¡Juega entonces la sociedad un papel muy importante al igual que el gobierno!

Se considera por tanto interesante y necesario la definición general y clara de lo que es la policía en México, entendiendo en este sentido a “los cuerpos de seguridad pública encargados de la prevención e investigación de los delitos y faltas, en auxilio del Ministerio Público (MP), órgano facultado por la Constitución Política para la investigación y persecución de delitos (  Art. 21) y de los tribunales judiciales( Instituto de Investigaciones jurídicas, 1998)

Es fundamental además la revisión del ámbito de competencia que tiene en México la policía, para la realización de una reflexión más objetiva.

Como plantea Ernesto López Portillo Vargas en su artículo: La policía en México: función política y reforma (Feb. 2002), en nuestro país se dan dos competencias:

Competencia por función: Donde se divide en preventiva (uniformada) y la judicial (no uniformada) (Código de Justicia Militar, 1993 y Reglamento de la propia institución, 1941)

1)    La preventiva se encarga de la aplicación de las normas administrativas como se contempla en la Constitución Política dentro del Art. 21; su función consiste en la vigilancia de que el orden se mantenga en la sociedad y si se le solicita, apoya al ministerio público (M.P)

 Por otra parte, la policía judicial como se le denominó originalmente y que ahora con base en reforma constitucional, se omite el segundo término; misma que según se contempla en el Art. 21 actúa bajo el mando y de apoyo directo al ministerio público(M.P.)

2)    Competencia por jurisdicción: Se refiere a la sintonía que posee con el sistema federal en cuanto a la distribución de poderes, en los tres órdenes de gobierno: municipal, estatal y Federal, así como en la Ciudad de México antes Distrito Federal, donde le compete directamente la administración de instituciones policiales.

En la parte municipal sólo interviene la policía en el orden de preventiva a los estados, considerando el Estado de México y por otra parte a éste último y a la Federación les competen ambos acciones tanto preventiva como judicial, dando seguimiento a delitos de índole u orden federal.

Cierto y lamentable es, que independientemente de la clasificación planteada anteriormente, la policía en México se encuentra ante la sociedad entre un paradigma de corrupción y heroicidad, inclinándose de forma más frecuente hacia el aspecto negativo, como lo sustenta también la investigación del COP, por motivos realmente de peso; pero en este sentido haciendo un juicio justo, es necesario la consideración de que como sociedad somos responsables en alguna medida de esa corrupción desde el punto que la solapamos y la promovemos en algún momento determinado en pretensión de que se actúe con mayor rapidez y / o a nuestro favor.

En cuanto al paradigma de heroicidad también es real que al policía se le percibe aunque en menores casos como alguien heroico que protege principalmente la vida y la integridad humana, al grado tal que muchos niños desde muy pequeños anhelan ser policías, bomberos, etc , en su afán de salvaguardar a la sociedad.

Desafortunadamente, lo que ha predominado en los últimos años es lo negativo y si bien es cierto que contamos con heroicos policías en México, ellos son la minoría y generalmente permanecen por desgracia en el anonimato.

Actualmente, según exponen los padres de familia en el estudio realizado, lo menos que quisieran es que sus hijos sean policías principalmente por todos los peligros a los que están expuestos, arriesgando su vida al tenerse que enfrentar con el delincuente menos experimentado hasta con el crimen organizado. Pensar en un hijo trabajando de policía provoca más miedo que orgullo.

Por otra parte, también hay la percepción de la sociedad que se admite al cuerpo policial a cualquier persona sin que tenga una vocación real, mucho menos formación adecuada y que los que son policías es por la situación de desempleo que existe en México; que  en algunos casos están asociados al crimen organizado y además que reciben salarios bajos.

Por lo que respecta a la postura de los policías, se resalta lo que manifiestan en el estudio del COP; que cuando alguno de ellos se conduce con ética y compromiso se llegan a encontrar en otras instancias, incluso en niveles superiores a personas que facultan la corrupción, dando como resultado planteamientos como ¿Para qué hago mi trabajo debidamente? ¿Con qué o quiénes cuento de apoyo?  Desmotivándose desde luego para la realización de su labor con ética y profesionalismo; aspecto que se agrava cuando miembros de la corporación entrevistados expresan que además no poseen las herramientas necesarias para enfrentarse a su trabajo con éxito ni con la protección debida y que tampoco cuentan con las condiciones laborales requeridas.

Es entonces,  la mayor responsabilidad del gobierno; sin embargo, se considera fundamental con base a lo descrito anteriormente, que haya un cambio a la par entre “Gobierno y Sociedad”. Solamente así se podrán ir suscitando aspectos que son tan necesarios para que mejore el sistema de seguridad en México y que el paradigma se incline hacia la heroicidad en la función del policía.

Se desea enfatizar al respecto que se consideran necesarias las siguientes acciones por parte del gobierno y de la sociedad.

1)Primero, por parte del gobierno.

a)    Proceso de Reclutamiento y Selección. -Es indispensable que exista un filtro idóneo para contratar a los miembros de la policía en México y al margen de ello que las decisiones que se tomen al respecto estén acordes a un juicio de objetividad donde además no se dé lugar a prácticas corruptas en el acto de la elección y de contratación. En nuestro país nos caracterizamos desafortunadamente como subjetivos en las decisiones que se toman principalmente a nivel gobierno, donde normalmente se basan en el clásico amigazo, nepotismo y más, o en su caso decisiones no fundamentadas. Aunado a todo lo anterior, es necesario que exista análisis y descripción de puestos para que el proceso de reclutamiento y selección vaya sustentado en ello.

b) Remuneración justa. -El estudio realizado corrobora la percepción que tiene también la sociedad acerca del salario de los policías en México. Es necesario que se replantee por parte del gobierno el sistema de remuneración para la policía ya que de otra forma se está dando lugar de alguna manera a la misma corrupción, sin que esto quiera decir que se justifique la inadecuada acción de un policía; sin embargo, se considera que si el pago que reciben por su labor se plantea acorde a la función,  desempeño,  riesgos y méritos de cada miembro de la corporación; con esto se  contribuye a que posean  una mayor motivación por su trabajo y desde luego un mejor impacto en el compromiso y acción de la función policial dentro de la sociedad.

c) Inducción al sistema Policial. -La inducción se refiere a la inserción correcta de los policías a la corporación, donde es sumamente importante que se propicien los elementos necesarios para la adecuada incorporación y adaptabilidad al puesto, determinando claramente la función y brindando toda la información de normatividad y funcionamiento, así como indicaciones puntuales para realización del trabajo con el compromiso y la ética que se requiere. Al respecto el estudio realizado revela que la sociedad considera que los policías no conocen las normas y reglamentos por lo menos como debieran.  Por otro lado, hay que analizar el contenido y estructura de esa normatividad ¿será acorde para el cumplimiento de las necesidades que hoy tiene la sociedad mexicana?

d) La capacitación y entrenamiento permanente. -Una parte primordial en todo proceso de desempeño laboral exitoso radica en la capacitación y el entrenamiento, haciendo diferencia en estos dos conceptos ya que el primero se enfoca en la parte teórica y el segundo a la puesta en práctica en el desarrollo de las habilidades requeridas. Incluyendo también como indispensable la parte de formación humana y ética que es vital en la labor del policía. Donde se dé, no una capacitación esporádica sino todo un proceso permanente, donde el gobierno invierta en este rubro tan necesario. Que se imparta un desarrollo continuo que vaya más allá de campañas políticas, con un sentido de servicio real en pro de la sociedad.

e) Reglamentación idónea. -En este punto se considera que la reglamentación existente en el funcionamiento del órgano policial es importante que tenga lineamientos clarificados y normativa idónea a las necesidades que hay en el entorno en el cual se desenvuelven, para que su práctica sea bajo este esquema.

Es importante que los cambios en la normatividad sean contundentes y a la vez paulatinos, ya que a lo largo del tiempo se sabe que se han dado modificaciones, muchas de las que describe Maureen Meyer Mayor (2014) en su artículo La Policía en México Muchas Reformas, Pocos Avances.

Para que realmente opere un beneficio en esos cambios, deben de ser estudiados debidamente antes de implementarse y aunado a ellos, una preparación adecuada para que los policías se adapten rápidamente a los mismos. Vicios y mafias se han dado desde hace mucho, realización de un cambio verdadero es algo indispensable para la seguridad en México.

No es labor fácil, si necesario.

2)Segundo, por parte de la sociedad.

a) Facultando la honestidad. -Este punto se da en el momento que las mismas personas somos confiables en nuestra actuación hacia la policía y no se pretendan o intenten sobornos para que algo nos favorezca. No olvidemos que es función y obligación de la policía salvaguardar a la sociedad, para ello su actuación con justicia e integridad es lo que todos necesitamos y por tanto lo que se debe promover como sociedad.

b) Teniendo un paradigma distinto.  Se menciona en este caso que la mayor parte de las veces, el paradigma que existe en la sociedad respecto a los miembros de esta corporación es el negativo, por todo lo que representa el grado de corrupción e involucramiento con la delincuencia en muchos casos; sin embargo, también hay aspectos de heroicidad y positivos que muchas veces ni se conocen como se menciona anteriormente.

 El 78% de los policías entrevistados manifiestan les es importante la confianza por parte de la sociedad hacia su trabajo. Por tanto, es interesante hacer énfasis en que ante toda una reforma y cambio suscitado la sociedad colabore brindando la oportunidad de creencia en “una policía diferente” y solamente así se podrá dar con éxito un beneficio que incida efectivamente en una sociedad más tranquila y que disfrute de seguridad.

Ser policía en México debe de ser el resultado del amor a ese trabajo y al país y no en respuesta al desempleo y la crisis laboral. La remuneración al policía en México debe ser justa y en correspondencia a la labor y responsabilidad que tienen. El policía debe pasar por un filtro de selección exhaustiva donde lo primero que debe poseer es valores humanos y ética personal.

Definitivamente, como plantea el COP (Feb 2017), la corrupción, así como la impunidad y la falta de capacitación es un punto que es competencia de la sociedad y de las autoridades, por tanto, no es suficiente la profesionalización de la policía; también se requiere la sensibilización por parte de la ciudadanía, para que pueda sintonizarse en un mismo eslabón policía y sociedad.

En todo esto debe de tener un gran compromiso el gobierno, pero también la sociedad, en un esfuerzo compartido para que se fortalezca esta relación tan importante para nuestro bienestar.

Conclusiones.

Las reflexiones aquí expuestas se consideran útiles para que emanen propuestas de políticas públicas en mejora del funcionamiento del órgano policial en México y con ello la relación entre policía y sociedad.

Se destaca en este ensayo el trabajo colegiado o de equipo entre Instituciones, reconociendo el esfuerzo valioso de la Universidad del Valle de México que promueve este tipo de investigaciones a   través del COP y el Insyde.

De este tema de la policía no hay mucho escrito a través de los años, por lo menos de forma confiable y formal, existen solamente algunos artículos muy interesantes que promueven un análisis serio por parte de la sociedad y del mismo gobierno sobre esta problemática.

Es fundamental que se haga una pausa para la reflexión de lo que sucede en la actualidad y que se insista en el trabajo entre el binomio gobierno y sociedad para que verdaderamente se pueda inferir el cambio tan necesario en el funcionamiento de la corporación y en el sistema de seguridad Nacional que  se requiere como sociedad.

Definitivamente esos cambios vistos con objetividad no se dan de manera rápida a pesar de que se sumen los esfuerzos, ya que desde años se ha desmoronado esa fibra social y de seguridad, por lo cual es urgente dar inicio a su restauración dando sentido de orientación y profundidad a lo que se plantee.

El gobierno tiene que cuidar su proceso de reclutamiento, selección, contratación, inducción, capacitación y normatividad. Por su parte la sociedad también tiene que desarrollar un paradigma de apertura al cambio. Confianza en México y confianza en sus instituciones a pesar de todo lo que se ha vivido. Siempre hay una alternativa  y no se trata de fe solamente, sino también de esperanza en nosotros mismos y en el México que conformamos y que le dejamos a las próximas generaciones, para que efectivamente la policía en la sociedad esté más entre el paradigma de heroicidad y de justicia que en el de corrupción.

El gobierno tiene que tomar acciones inmediatas, pero a su vez planeadas al igual que la sociedad para que efectivamente vivamos en un México seguro como anhelamos y merecemos.

Este es el planteamiento e invitación que se hace para la reflexión de este tema y es compromiso precisamente de TODOS involucrarnos más allá de profesiones, partidos políticos, ya que somos una misma sociedad.

 Referencias

Código de Justicia Militar artículo 47 del 28 de agosto de 1933 y Reglamento de la propia institución del 18 de mayo de 1941

COP UVM (Febrero 2017) Estudio Ser policía en México ¿Qué rol asume la sociedad? (Consultado 10 de Octubre del 2017). Disponible:

http://insyde.org.mx/wp-content/uploads/2013/08/Policia_y_democracia.pdf

Instituto de Investigaciones Jurídicas(1998). Diccionario Jurídico Mexicano. Porrúa y Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. p. 2454.

LÓPEZ PORTILLO VARGAS, Ernesto (Febrero 2000). La policía en México: función política y reforma Ernesto López Portillo Vargas Inseguridad Pública y Gobernabilidad Democrática: Retos para México y Estados Unidos Smith Richardson Foundation. México.(Consultado 11 de Octubre del 2017) Disponible:

http://insyde.org.mx/wp-content/uploads/2013/08/Policia_y_democracia.pdf

-MEYER, Maureen (Mayo 2014).La Policía en México Muchas Reformas, Pocos Avances WOLA . (Consultado 12 de Octubre 2017)  Disponible:

https://www.wola.org/wp-content/uploads/2014/05/La-Polici%CC%81a-en-Me%CC%81xico_Muchas-Reformas-Pocos-Avances.pdf





Por Magali Delfín Jamed.

PTC ONLINE UVM





Etiquetas:   Corrupción   ·   Políticas Públicas   ·   Abuso Policial

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18302 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora