Vaticano y Pederastia

El murmullo del conciliábulo del Vaticano tiene ecos en las mazmorras del espanto, donde almas engrilladas suplican por verdad y luz. Las que le ha negado la ignominia lasciva y rastrera de buitres degustando el cuerpo de Cristo, mientras cobran indulgencias y trafican influencias a cambio de treinta monedas de oro y sangre. En espasmos se ha solazado la Bestia ocupando sillones cardenalicios, para idear muros, secretismo y mentiras despiadadas, para tapar el dolor perenne de los niños y jóvenes mancillados en las inmundicias de sus pastores. 

 

. Las que le ha negado la ignominia lasciva y rastrera de buitres degustando el cuerpo de Cristo, mientras cobran indulgencias y trafican influencias a cambio de treinta monedas de oro y sangre. En espasmos se ha solazado la Bestia ocupando sillones cardenalicios, para idear muros, secretismo y mentiras despiadadas, para tapar el dolor perenne de los niños y jóvenes mancillados en las inmundicias de sus pastores. 
Las campanas a duelo, mientras la Iglesia de carne y cicatrices clama por justicia, por última vez.

Valparaìso, 21/02/2019

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales