Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Dioses    ·   Religión   ·   Psicología   ·   Guerra   ·   Análisis



Reseña "Maurice" del escritor E. M. Forster


Inicio > Literatura
30/01/2019


176 Visitas



Homosexualidad. 1914.


Es el tema y la fecha de escritura de este clásico.

«Dedicada a Tiempos Mejores», escribió Edward Morgan Forster, consciente del revuelo que armaría su contenido en la época. No se publicó hasta 1971, al morir el autor.

En este contexto se comprende mejor el valor del manuscrito porque la historia transcurre a principios del siglo XX, inmersa en una cerrada atmósfera victoriana donde hablar de la homosexualidad era como mínimo, sinónimo de escándalo y perversión. Una auténtica bajada a los infiernos con su correspondiente sufrimiento dado el grosor de la venda de la sociedad, tan voluntaria como interesada y destructiva.

Maurice es estudiante en Cambridge. Con su compañero Clive descubrirá la sexualidad que intuye en cuerpo y alma y en la que no se ha permitido ni pensar, ni mucho menos sacar a la luz. Hasta que reconoce quién es y cómo siente, los debates internos y externos serán desquiciantes. Pero nada comparado con el giro que dará Clive puesto que optará por el camino de la curación para mayor desconcierto de Maurice.

Qué locura emocional y de identidad tan terribles. El proceso vital de Maurice me resultó angustioso: aceptación, ruptura con lo que su entorno considera correcto y sujeto a la norma, vacío ante el silencio que debe guardar por mucho que finalmente acepte su condición.

Habrá que dejar a un lado, eso sí –para no odiarlo– la misoginia de Maurice además de su carácter clasista y tiránico. No es comprensible, pero esta cuestión es secundaria en la obra. Porque el centro de esta novela es la historia de quien vive sin libertad para sentir, para ser, privado de la posibilidad de aceptarse.

No hay posibilidad de diálogo. La homosexualidad es pecado. Sin más. A partir de ahí solo queda ocultarse e intentar curarse. Sabido es que no fueron pocos los médicos que intentaron terminar con la enfermedad (dejaré a un lado también las voces que hoy así lo defienden, porque realmente, el problema es la homofobia). En las páginas de Maurice el lector será testigo de momentos tremendos en ese sentido. Por más que sepamos que es real, cuesta creerlo.

Forster elegirá un final feliz para la novela. Una especie de justicia poética después de que un nuevo capítulo en la vida sentimental de Maurice lo cambie todo. Y también de paso, rompa, o deba romper con sus terribles prejuicios de clase.

La novela es un lujo si se tiene en cuenta, insisto, la época en la que fue escrita. Otra cosa es la escritura, con frases y diálogos a veces poco comprensibles, en los que me he perdido aunque se entienda perfectamente el fondo de la cuestión. No sé si tendrá que ver con la traducción, pero es cierto que la lectura no resulta amena. Un libro, sin embargo, muy interesante.







Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Lectores

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17545 publicaciones
4489 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora