Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Innovación   ·   Salud   ·   Psicología   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Psicoinmunología   ·   Psicoterapia   ·   Lectura   ·   Salud Pública



AMLO: el gobierno de un solo hombre


Inicio > Política Nacional
29/01/2019


472 Visitas



AMLO: el gobierno de un solo hombre


                                                        Marcos David Silva Castañeda







En México, desde 1824, se ha procurado la construcción de una República; esfuerzo histórico que —desde esa fecha— ha colegido —con no pocos sobresaltos y dificultades— la historia del México moderno. El Imperio de Iturbide se derivó la Constitución de 1824; de su Alteza Serenísima, y la suspensión de la Constitución del 24, pasamos a la Constitución de 1857; del Porfiriato, mezcla híbrida, entre una coraza republicana, pero un gobierno controlado por un solo poder, pasamos a la Constitución de 1917 y de la Constitución del 17 transitamos al sistema de partido único; ante cada esfuerzo por centralizar el poder se ha fortalecido —gradual pero consistentemente—  la estricta división de poderes.





A lo largo de los siglos la dificultad histórica más significativa que hemos enfrentado, en la organización de la República, ha sido el permanente esfuerzo por cooptar el poder estatal en un solo poder lo que se ha traducido —desde el origen del México Independiente—  en flagrantes violaciones constitucionales. Benito Juárez, precisamente, en el Manifiesto de1857, escribió: "(...) de hoy en adelante los destinos de los mexicanos no dependerán ya del arbitrio de un hombre solo (…)". 



En ese tenor, ese otro gran Republicano, Manuel Doblado, escribió —en su proclama en defensa de la Constitución de 1857— una advertencia que resulta vigente, y aún profética, en el México contemporáneo: "(…) fuera de la ley, ningún principio político puede salvarse, y obrando contra la ley, no hay absurdo ni atentado que no pueda santificarse".



A 55 días del gobierno del C. Andrés Manuel López Obrador hemos asistido al gobierno de una sola persona. Gobierno que ha interrumpido —de diferentes formas—  la estricta división de poderes de la República; ha faltado a la Constitución, continuamente, santificando —como advertía Manuel Doblado, desde 1857— un conjunto de absurdos constitucionales —como la elaboración de “consultas” que no han respetado los criterios Constitucionales para su realización,  el inicio de obras que carecen de los estudios de impacto ambiental, como mandata la Ley mexicana, pero sí cuenta con el “permiso de la madre tierra”, la promulgación de leyes antidemocráticas que protege a las mayorías legislativas, encabezada por MORENA, y limita a la minorías, cuando la democracia implica, esencialmente, la protección jurídica de las minorías ante las mayorías o la aberrante presentación de candidatos a Fiscal General —con claras filias pro AMLO—  que interrumpen el genuino esfuerzo —desde el origen del México Independiente— por crear —por fin, en la República mexicana—  un Fiscal autónomo a los poderes ejecutivo, legislativo o judicial. 



En tan sólo 50 días el ejecutivo ha cuestionado al Poder Judicial, como no ocurría, incluso, en el sistema de partido único, ha propuesto una terna de ministros de la SCJN con claras filiaciones partidistas lo que secunda, en los hechos, la clara intención de quebrar la división de poderes y colegir el poder estatal en el poder ejecutivo.



Cada una de estas cuestionables decisiones del gobierno de AMLO han sido "santificadas", como predijo Doblado en 1857, aun siendo anticonstitucionales, en aras de justificar una suma de atentados y absurdos al orden republicano.



Las afrentas a la vida republicana han ido acompañadas —como en todo autoritarismo—  de violencia discursiva que ubica a las personas y a los ciudadanos como "conservadores", “neofascistas” o “mezquinos” si se cuestiona o critica o no se comparte sus puntos de vista. Es esta división discursiva, claramente excluyente, de quienes están con o en contra del ejecutivo, fundamentada en el incumplimiento constitucional y el rompimiento de la división de poderes, a la que se opusieron, por mencionar a algunos personajes, Juárez y Doblado, Guadalupe Victoria o Vicente Guerrero, y en general, todo republicano. Es una escisión arbitraria de la vida social y política de la República que es incompatible con un orden democrático pero armónico con diferentes formas de religión secular.



El ambiente que vive la República —en el gobierno de AMLO—  es de una clara irracionalidad, es esa pérdida de la razón la que más alarmante resulta, sobre todo en un personaje que, si algo queda claro, más allá de su discurso, es que quiere, para sí, todo el poder del Estado mexicano.















Etiquetas:   Democracia   ·   Gobierno   ·   Centralismo   ·   México   ·   República

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19574 publicaciones
4891 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora