Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Dioses    ·   Religión   ·   Psicología   ·   Conflicto Político   ·   Paz



El individuo de la casa de apuestas


Inicio > Ciudadanía
25/01/2019


148 Visitas



"En la desigualdad que vivimos el único recurso que nos queda es la Divina Providencia".


Anoche me encontré con el sujeto de la foto y me resultó imposible no retratar su paciente labor cabalística. Obsesionado por descifrar la suerte y tratando de arrebatarle al destino, mediante la tan anhelada combinación mágica, su pequeña porción de éxito, el individuo examinaba con rigurosidad religiosa las diferentes alternativas numéricas que le ofrecía una pequeña cartilla delgada como si se tratase del más completo ejemplar técnico de análisis estadístico para invertir en la bolsa de valores. Me pregunté si el sujeto estaba consciente de que la probabilidad de atinar, en un juego de azar, mediante instrucciones escritas, y en muchas ocasiones contradictorias, era un completo despropósito, y si la dedicación sacerdotal con la que se abandonaba al cálculo metafísico de la fortuna le daría una alegría repentina el día menos esperado o si, por el contrario, el paso del tiempo le dejaría tan vacía la esperanza como vacíos quedaban sus bolsillos después de apostar su provisión en el oscuro entramado del mundo de las apuestas.

Verle sus manos cansadas, sus guantes sucios y viejos, su mirada perdida entre guarismos, pero con la confianza plena en la escurridiza fortuna me sorprendió tanto que llegué a considerar que, en la desigualdad que vivimos, el único recurso que nos queda es la Divina Providencia a la cual se encomiendan pasivamente las gentes de corazón noble o al ejercicio feroz del crimen los muchos que se rebelan a descender en los pozos de la miseria sin dar al menos la batalla y llevarse con ellos, como equipaje, un puñado de almas. No sé si el muchacho haya encontrado la fórmula mágica para determinar la suerte y se encuentre próximo a mudarse a Suiza después de ganarse el Baloto o si el día de hoy regrese con su biblia de prestidigitador a la misma ventana, con la fe renovada y su provisión diaria dispuesto a jugarse la vida en la indescifrable monotonía a la que nos han sometido los plenipotenciarios reyes de esta tierra. 



Etiquetas:   Fotografía   ·   Cultura   ·   Biblia   ·   Confianza   ·   Desigualdad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17545 publicaciones
4489 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora