Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Automóviles   ·   Alimentos



No hay manera de justificar: fueron a robar y encontraron la muerte


Inicio > Política Nacional
22/01/2019


498 Visitas



No me cabe la menor duda que el incidente del pasado viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo,  es una de las peores tragedias provocadas que se han vivido en este país.


¿Por qué provocadas? porque por un lado y es obvio hubo quien o quienes perforaron los ductos, dieron el pitazo y acudieron los rapiñeros, sí los rapiñeros, a aprovecharse de la situación sin medir las consecuencias.  No eran borbotones de agua limpia y pura, ¡no señores! era gasolina y cualquier persona con más de dos neuronas dentro del cráneo sabía perfectamente que estaba entrando al infierno.

Si he de serles totalmente honesta me he negado a ver las imágenes, creo que mi morbo no llega a tanto, pero sobre todo, creo que, aunque me crucifiquen, quienes fallecieron de tan horrible manera buscaron la muerte.

Lo que no alcanzo a entender y hasta el momento no existe versión oficial al respecto es que los mexicanos llevamos más de 15 días con un suministro bastante irregular de combustible porque, supuestamente, los ductos estaban cerrados y de un día para otro aparece una enorme fuga de combustible que sirve para que todo un pueblo se vuelque al lugar para robárselo.

Y ese es otro tema, fueron a apropiarse de un bien federal, fue más grande su instinto criminal que el sentido común.  El último reporte habla de  89 muertos, quienes murieron de fueron a robar y perdieron la vida.

Tratar de culpar al ejército de lo sucedido me parece una de las peores injusticias; disuadir a un tumulto de gente que creyó que recogería los dulces de una piñata para  no llevarse lo que no les pertenece no es su obligación y eso me hace preguntarme ¿qué pasa con este México?; ¿en qué momento el robar se hizo normal?; claro, puede llegarse a pensar ello cuando existe un presidente que dice que no va a culpar a quienes roban por hambre, entonces de hoy en adelante cualquiera que diga que lo hace por eso seguirá su camino por la vida como si nada, afectando a terceros.

No encuentro justificación para lo sucedido, fueron a robar y eso siempre lleva un riesgo, en esta ocasión encontraron la muerte.

Claro, responsables hay de la fuga, pero no de los muertos. Y no sólo es la cantaleta de siempre, corrupción.

twitter: @matariliblogfacebook: matariliporlirilon







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20076 publicaciones
5027 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora