Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Economía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Perú   ·   Facebook   ·   Instagram



Atlas aún vive: el mundo sigue girando, y con Él... nosotros.


Inicio > Filosofía
18/01/2019


298 Visitas






Desde hace muchos años la rutina de todos los días define nuestras vidas. Solo nos enfocamos en lo que nos importa y eso es todo. Es natural y normal que así suceda ya que cada persona tiene sus prioridades. Nos construimos y nos encontramos en torno a burbujas de percepción particulares. Cada persona posee su propia política y modo de vida. Algunos son más libres que otros por la situación en la que se encuentre. Por ejemplo: un millonario puede viajar y gastar cuanto se le ocurra porque posee el dinero y los contactos necesarios para poder hacerlo; pero una persona trabajadora como un vendedor en un local no puede hacer eso ya que sus recursos económicos y sociales son más limitados seguramente. La clase trabajadora es la más limitada de todas, y un gran porcentaje se ocupa no de vivir sino solo de de sobrevivir basándonos en una idiosincrasia de “llegar con lo justo a fin de mes”. Siendo así, mientras nos ocupamos de sobrevivir  a duras penas, ¿sabemos qué es lo que realmente está pasando a nuestro alrededor? ¿O somos tan solo un burro persiguiendo una zanahoria? ¿O tal vez seamos caballos de carga que nos enceguecen los costados para que no nos alteremos y miremos solo adelante ignorando nuestro entorno? El individualismo crece y crece día a día, y una de las razones por las cuales eso pasa es porque no tenemos la suficiente y verdadera información que necesitamos para saber qué es lo requerimos para salir adelante. Al mismo tiempo, confiamos en datos falsos sin un criterio previo y nos perdemos de saber cuál es la realidad que está aconteciendo. De igual manera, ignoramos todo lo que no tenga que ver con nuestra vida y pensamos que la vida del resto es mucho mejor que la que llevamos día a día. ¿Por qué pasa esto? Una de las razones más sencillas puede ser la clave, ya que fue previamente mencionada más arriba: información. Para todo necesitamos información. El ser humano como ser racional vivo que resulta también necesita investigar y recibir información para saber desenvolverse mejor y así poder llevar una buena vida libre de toda injuria y peligro.

            No podemos dejar de pensar en lo que nos pasa y en cómo solucionar nuestros problemas, es cierto, y es algo que no se espera que deje de pasar porque sería muy extraño que suceda. Pero, ¿si en vez de hacer tantas cuentas económicas y cálculos mentales con respecto al tiempo, es decir, si en vez de tanto sumar y restar se cambia actitud y uno se empieza a informar sobre lo que realmente está pasando en su país? Una vez hecho eso, ¿qué tal si se ocupa de saber qué está pasando en el resto del mundo para saber cómo anda y qué sufre el semejante? Es cierto también que informarse sobre lo que ocurre en otras partes del mundo no nos sirva de mucho inmediatamente, pero sí puede servir para lograr otras aceptaciones tales como: ser más agradecido por lo que se tiene, motivarse a alcanzar a aquello que tanto se desea, tomar la iniciativa de formar parte de un organismo internacional que día a día lucha contra los males que sufren las personas adultas y los niños, investigar un determinado hecho para esclarecerlo, poder viajar, empezar a estudiar, cambiar de trabajo, conocer gente nueva, etc.

            La información está mayormente a nuestro alcance y eso es innegable. El problema radica en saber cómo usar esa información por tanta abundancia que existe. Yendo más lejos ¿quién sabe qué es lo que ha acontecido realmente en un país en las restantes 24 hs? Seguramente no muchas personas ya que el saberlo o no saberlo no afecta a sus vidas; pero hay otras personas para las cuales informarse día a día es un proceso absolutamente necesario que no puede pasar desapercibido, como ser: economistas, políticos, empresarios, diplomáticos, etc. Existe gente a quienes la información les salva la vida ya que dependen de ella y la usan día a día. Pero, también está la otra contra parte de esto: ¿qué pasa con aquellas personas que no tienen acceso a la información? La respuesta a este interrogante es amplia y se intentará responder en los párrafos siguientes.

            Hay que entender que mientras no nos informemos no sabremos qué es lo que realmente está pasando en el resto del mundo y con las demás personas semejantes. Una vez que empecemos a informarnos, ¿cómo continuamos este trabajo? La información es de vital importancia y debe ser brindada por aquellas personas y medios encargados, especializados y trabajantes que se encargan de ello. Esa parte ya existe.  Pero, si se nos niega la información o dejamos de informarnos de repente, ¿el gran titán Atlas dejará de existir? Para entender mejor de lo que se está hablando será mejor hacer un punto aparte y explicar quién fue este personaje de la mitología griega.

Atlas fue en algún momento un titán de menor categoría quien se unió a la resistencia y lucha del resto de los titanes contra sus hijos, es decir, los futuros dioses. Como el resto de los titanes, Atlas fue derrotado y recibió un castigo por parte de Zeus: su condena se basaba en sostener al planeta Tierra y mantenerlo en su eje, separando el plano terrenal del divino, con la tarea de hacerlo girar eternamente. Cabe aclarar que, muchos ya pensarán, es cierto que de aquí proviene el común nombre Atlas utilizado para los mapas y el planeta en sí mismo.  Nuevamente aquí la antigua mitología griega nos demuestra un caso más de los tantos buenos ejemplos que construyen la vida y el pensamiento humano que han sido (y siguen siendo) objetos de estudio en distintas ramas del saber tales como la psicología, política, medicina, etc.

            Teniendo presente la explicación anterior ahora se entenderá mejor todo lo que al principio se dijo. Nuestro globo aun gira sobre su eje. Los acontecimientos no dejan de suceder por más que queramos evitarlos. El cambio viene con la acción. Pero para llevar a cabo una acción es necesario contar con previa información. Eso es todo lo que necesitamos día a día: información.

Por eso destaco que el gran titán Atlas aún vive: porque nuestro mundo sigue girando, y eso quiere decir que el tiempo avanza y los hechos todavía suceden por más que no los veamos a la vuelta de la esquina o no nos informemos al respecto sobre lo que pasa. La información no siempre estará presente a nuestro gusto, es cierto, pero mientras tengamos la opción de elegirla (de la forma más convincente posible frente nuestros gustos particulares) y la libertad de poder acceder a ella (de la mejor forma posible), no debemos desaprovecharla ni mucho menos decir que ésta está ausente.

El derecho a la información es innegable. La diferencia está entre quienes lo aprovechan y quiénes no. Claro que importa si estamos informados o no, pero hay que tener presentes que el mundo no dejará de girar ni los hechos que acontecen dejarán de acontecer solo porque hemos dejado de informarnos. Hay que informarse día a día sobre lo que está pasando para no ignorar qué es lo que otras personas sufren y cómo podremos desenvolvernos nosotros en los retos que se nos presentan semana tras semana.

Para finalizar recordaré que es importante saber que en cada uno de nosotros radica la decisión de estar bien informado y de poder bien informar al resto para que avancen y mejoren sus vidas.

Links de interés:

·         http://poderciudadano.org/wp-content/uploads/2016/04/Libro_PoderCiudadano_CapVII-Acceso-a-la-informacion-publica.pdf

·         http://www.derecho.uba.ar/publicaciones/lye/revistas/86/06-ensayo-diaz-cafferata.pdf

·         http://www.unesco.org/new/es/communication-and-information/freedom-of-expression/freedom-of-information/

·         http://redhistoria.com/mitologia-griega-el-mito-de-atlas/Escribe aquí tu artículo

Etiquetas:   Sociedad   ·   Tecnología   ·   Vida   ·   Información Privilegiada

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18296 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora