Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Internet   ·   Transformacion Digital   ·   Medicina   ·   Ecuador   ·   Odontología   ·   Auditoría   ·   Economía



La TCC (Terapia Cognitivo Conductual)


Inicio > Psicología
19/09/2011


3866 Visitas



El conductismo representa la revolución más radical en el enfoque de estudio de la psicología, ya que no sólo considera que le compete también la conducta observable, sino que llega a rechazar a veces que se tenga que ocupar de la conciencia. Desde cierta perspectiva, se podría decir que el conductismo propone una nueva disciplina con un diverso objeto de estudio, a no ser porque su propósito, de explicar todos los temas afrontados por la psicología antigua de un modo más satisfactorio y científicamente satisfactorio, es un movimiento en la psicología que avoca el uso de procedimientos estrictamente experimentales para la observación de conductas (respuestas) con relación al ambiente (estímulo). 






Se desarrolla en los principios del siglo XX por el psicólogo americano John B. Watson. En ese entonces la psicología era considerada predominantemente como el estudio de las experiencias internas o sentimientos a través de métodos subjetivos o introspectivos. Watson no negaba la existencia de experiencias internas o emociones, pero insistía que estas experiencias no podían ser estudiadas porque eran imposibles de observar.





En 1898, el psicólogo Thorndike presenta un estudio sobre el comportamiento de animales en situaciones-problema muy simples.  Utilizando estas situaciones (mediante las llamadas "cajas-problema") comprueba que los animales aprenden a solucionar el problema por ensayo y error: al principio, su conducta es caótica y dan con la solución (accionar el mecanismo de apertura de la caja de forma que puedan salir y alcanzar la comida) por pura casualidad, pero en sucesivos ensayos el tiempo que tarda el animal en dar la respuesta relevante disminuye de forma progresiva y sistemática, y las respuestas erráticas se reducen hasta casi desaparecer. A partir de esta clase de estudios, Thorndike formula en 1911 la Ley del Efecto:









“Si una respuesta en una situación estimular dada es seguida por un suceso satisfactorio o placentero, la relación entre la situación y la respuesta se fortalece, de forma que el organismo tendrá más tendencia a dar esa respuesta en esa situación. Si por el contrario va seguida de un suceso nocivo o desagradable, la respuesta tenderá a no darse” (p.178)







En mediados del siglo XX otro psicólogo americano B. F. Skinner desarrolló una posición conocida como Conductismo Radical o Conductismo Base. Skinner estaba de acuerdo con la opinión de Watson de que la psicología es el estudio de conductas observables en individuos interactuando con el ambiente. El estudio conductivista lo hizo formular una teoría conocida como estímulo-respuesta,adoptando un marco teórico más amplio, consistente y operativo, reformula la ley del efecto como "ley de refuerzo" la cual asegura que: “Ciertos sucesos (refuerzos), cuando siguen consistentemente a una respuesta de un organismo, aumentan su probabilidad”. Desentendiéndose de las interpretaciones asociacionistas y, en gran medida, de los antecedentes estimulares de la conducta, pone el énfasis en la relación entre la respuesta y los eventos que la siguen consistentemente. 





Una de las aportaciones teóricas más significativas de Skinner es la reconceptualización de la respuesta como "operante", es decir, definida exclusivamente por sus propiedades funcionales. Los estudios de Skinner le llevaron a rechazar el énfasis casi exclusivo de Watson sobre los reflejos y el  condicionamiento. Él argumentaba que las personas responden a su ambiente, pero  también operan sobre el ambiente para producir ciertas consecuencias.





Skinner desarrolló la teoría del "condicionamiento operante", la idea de que nos comportamos de la manera que lo hacemos porque este tipo de conducta ha tenido ciertas consecuencias en el pasado. Sin embargo, al igual que Watson, Skinner negaba que la mente o los sentimientos jugaran algún rol en determinar la conducta. En lugar de ello, nuestra experiencia o nuestros reforzamientos determinan nuestra conducta.





Etiquetas:   Psicología

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Fanny Vanessa Verano Hidalgo, Ingeniería Industrial Estimado amigo, me he basado en el autor Juan José Moles y te comento que el artículo no presenta al conductismo radical como me haz puntualizado, la expresión "El conductismo representa la revolución más radical en el enfoque de estudio de la psicología" es una expresión de inicio al artículo.
No he escrito sobre el conductismo radical, he escrito sobre las terapias conductivas conductuales iniciadas en el conductismo de skinner y thondrike


Luis Javier Rodríguez Morán, Psicólogo - Analista de conducta Estimada Fanny,
Interesante artículo, pero enmarcado en dos apreciaciones que no son ciertas. Lo cierto es que el conductismo radical se ocupa de la conducta no observable, y también se ocupa de los sentimientos. Lo que el conductismo radical dice respecto a la conciencia es que :
a) La estimulación que surge del interior del cuerpo desempeña un papel importante en el comportamiento
b) Los sistemas nerviosos a través de los cuales se hace efectiva esa estimulación evolucionaron debido a su papel en la economía interna y externa del organismo,
c) en el mismo sentido en que decimos que una persona es consciente de lo que la rodea, es consciente de estados o acontecimientos en su cuerpo; están bajo su control, como estímulos que son. Lejos de ignorar la conciencia, la ciencia del comportamiento ha desarrollado nuevas maneras de estudiarla.
En resumen y de una forma breva creo que el artículo se comete un sesgo de apreciación y es confundir lo que sería el conductismo metodológico o filosófico propios de corrientes operacionalistas con el conductismo radical. El conductismo radical está muy alejado de esa concepción con la cual concluyes el artículo. Para el conductismo la definición de conducta no es sólo el movimiento muscular visible o público y de forma complementaria unos procesos de carácter "mental" interno y privado que actúan en presencia de un estímulo para producir una respuesta.No es eso lo que plantea el conductismo. Si así fuese estaríamos planteando una parodia , un absurdo en sí mismo. Desde el conductismo se pone en evidencia la dicotomía "mental-conducta" porque si la mantenemos en esos términos estaríamos cometiendo una tremenda incorrección basada de un no menos tremendo error categorial.
Algunos detalles sobre el conductismo , - perdón por la autorreferencia,- pueden encontrarse en los artículos que escribí en en este portal :
http://www.reeditor.com/columnista/500/luis/javier/rodriguez/moran





Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21004 publicaciones
5178 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora