Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Elecciones Municipales   ·   Quintana Roo   ·   Joe Biden   ·   Donald Trump   ·   Poesía   ·   Corrupción   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Sociedad   ·   Tecnología   ·   Escritores



Los cortijos del PSOE


Inicio > Política Nacional
18/11/2018

500 Visitas



Se publicaba estos días un mapa que refleja el nivel educativo medio de los habitantes de entre 30 y 40 años en Europa, distinguiendo entre nivel de estudios primarios, secundarios y terciarios. Lo más llamativo del mapa es que las zonas con un nivel educativo más bajo en la UE se corresponden con Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, tradicionales feudos del PSOE a lo largo de los últimos 40 años.


La excusa habitual manejada por el socialismo en dichas Comunidades Autónomas ha sido el franquismo, pero es que resulta que el PSOE lleva más años gobernando en esas tres regiones que lo que duró el franquismo. Y si lo analizamos con un poco más detalle la cosa es aún más grave.

En Andalucía, región con una explotación de la tierra de corte latifundista, las últimas inversiones significativas en modelos económicos alternativos datan de los años 60, cuando Manuel Fraga, desde el Ministerio de Información y Turismo propició que la Costa del Sol se convirtiera en uno de los principales destinos turísticos del mundo. También el odiado franquismo, a través del INI, dotó a Andalucía de una próspera industria de construcción de barcos, que a duras penas ha conseguido sobrevivir en la etapa democrática. ¿Qué ha aportado el PSOE para transformar económica y socialmente Andalucía? Absolutamente NADA. La gran aportación del PSOE ha sido la creación de una inmensa red clientelar, basada en la mayor corrupción conocida en España, para administrar la miseria de una región autocondenada a vivir de la limosna pública.

Extremadura, esa región en la que las últimas grandes inversiones datan de los años del Plan Badajoz, tras casi 40 años de gestión del PSOE sigue teniendo la renta per capita más baja de la UE. Cáceres, Badajoz, y Mérida siguen conectadas con Madrid con un ferrocarril tercermundista que funciona peor que en los años 60. Su localización estratégica en la comunicación entre España y Portugal iba a servirles para tener un AVE que las comunicara con Madrid, pero llegó Zapatero y prefirió llevarse ese AVE a Valladolid mientras los socialistas extremeños aplaudían con las orejas.

Castilla-La Mancha, esa región que caminó hacia la bancarrota a la misma velocidad que José Bono, su presidente, pasaba de don nadie a multimillonario. Barreda, sucesor de Bono, dejó la región absolutamente quebrada (y no es un eufemismo) y al borde de ser intervenida por la administración central. Con una de las tasas de paro más altas de la UE, y una de las rentas per capita más bajas del Estado. Su sector agrícola, uno de los más importantes de la península, subsiste de la subvención, y la distancia de mercado entre sus vinos y los de Rioja o Ribera del Duero no ha hecho sino crecer en las últimas décadas.

Los socialistas de cualquiera de estas tres regiones invocan a menudo como excusa la desatención de los sucesivos gobiernos centrales, olvidando que esos gobiernos centrales han sido también socialistas en 25 de los 40 años de democracia. Pero la realidad es que sin la inversión del gobierno central y, sobre todo, sin las infraestructuras sufragadas con fondos europeos, estas tres regiones estarían hoy peor de lo que estaban en 1975.

Mientras Comunidades Autónomas como Castilla y León, o Aragón, que partían de una situación similar al inicio de la democracia, convergen poco a poco con la media europea, estos tres cortijos socialistas siguen atrapados en el pelotón de los torpes de la Unión.

Como mostraba recientemente un informe de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), en comprensión lectora y matemáticas "un niño de 10 años en Andalucía sabe lo que uno de ocho años en Castilla y León". Pero denunciar esto no es políticamente correcto, y rápidamente salen los medios de manipulación de masas a decir que estás insultando a los andaluces o sandeces por el estilo.

Pero la realidad es tozuda, y muestra que, tras 40 años de dominio del PSOE, la brecha entre  estos tres cortijos socialistas y el resto de España lejos de disminuir sigue creciendo.

Seguramente en las próximas elecciones autonómicas, los ciudadanos de estas tres Comunidades Autónomas volverán a elegir gobiernos del PSOE, haciendo cierto aquel axioma que dice que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”, y permitirán que nulidades políticas como la Sultana, Page o Vara, sigan en el machito y encima sacando pecho.

Es triste, pero es complicado evitar la muerte de un pueblo que se empeña cada día en suicidarse

 

 

 



Etiquetas:   Elecciones   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21473 publicaciones
5225 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora