Endiosar a la humanidad no nos salvará



Ya lo decía Norbert Wiener en 1945, en su famosa publicación Cybernetics (control and communication in the animal and the machine): "la revolución industrial reemplazó los brazos humanos por maquinaria, y la revolución tecnológica reemplazará el cerebro humano por computadores".

 


Una declaración que por años fue ignorada, pero que al paso del cumplimiento de la ley de More (sobre el rendimiento de los transistores en un microprocesador) y los atrevidos pronósticos de Ray Kurzweil (technological singularity) parecemos condenados a realizarnos la pregunta que ya formuló Murray Shanahan: ¿Como nos preparamos bajo la certeza que en 30 años llegarán una especie superior a la tierra?

Y es que los pasos que está dando la IA (inteligencia artificial) junto con la robótica (siendo Boston Dynamics una ejemplo contundente y casi terrorífico) no deja lugar a los escépticos que nos encontramos en un punto de no retorno sobre el destino de la especie humana.

Y entonces, ¿Qué podemos hacer? Un respuesta que tiene muchos frentes, pero que sin duda tiene que comenzar con una profunda autocrítica sobre nuestras capacidades (pasar de la fe y la pasión al análisis y rezonamiento) y debilidades y  la relación con el entorno (ser conscientes de la dependencia a la naturaleza).



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Endiosar a la humanidad no nos salvará


Ya lo decía Norbert Wiener en 1945, en su famosa publicación Cybernetics (control and communication in the animal and the machine): "la revolución industrial reemplazó los brazos humanos por maquinaria, y la revolución tecnológica reemplazará el cerebro humano por computadores".

 


Una declaración que por años fue ignorada, pero que al paso del cumplimiento de la ley de More (sobre el rendimiento de los transistores en un microprocesador) y los atrevidos pronósticos de Ray Kurzweil (technological singularity) parecemos condenados a realizarnos la pregunta que ya formuló Murray Shanahan: ¿Como nos preparamos bajo la certeza que en 30 años llegarán una especie superior a la tierra?

Y es que los pasos que está dando la IA (inteligencia artificial) junto con la robótica (siendo Boston Dynamics una ejemplo contundente y casi terrorífico) no deja lugar a los escépticos que nos encontramos en un punto de no retorno sobre el destino de la especie humana.

Y entonces, ¿Qué podemos hacer? Un respuesta que tiene muchos frentes, pero que sin duda tiene que comenzar con una profunda autocrítica sobre nuestras capacidades (pasar de la fe y la pasión al análisis y rezonamiento) y debilidades y  la relación con el entorno (ser conscientes de la dependencia a la naturaleza).




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE