Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Filosofía   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Poesía   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad



0 seguidores

Un Dia Cualquiera


Inicio > Ciudadanía
10/10/2018


527 Visitas



Te levantas, te dispones a ir al trabajo, si lo tienes, para poder subsistir y siempre pensando en aquel ser que es parte de ti, aquel que no ves desde hace días, meses o años simplemente por ser su padre. Cuando te dispones a salir de casa llaman al timbre abres y es la policía o la guardia civil. 


Si eres novato piensas que se han equivocado, sino, exclamas ¡ otra vez ! pues sí, otra vez, acabas por asumir que de nuevo te vas detenido sin haber hecho ni cometido delito alguno, simplemente tu delito es ser padre y varón heterosexual y te ves víctima de la LIVG (Ley Intransigente con el Varón por su Genero) otra vez pasas por la vergüenza de verte esposado y conducido delante de vecinos, amigos y familiares con la impotencia de no poder hacer absolutamente nada, ni tan siquiera poder defenderte, ya que esta injusta ley elimina tu derecho de Presunción de Inocencia y mientras destrozan tu vida en todos los sentidos, administraciones y organizaciones se lucran, sin olvidar el uso torticero y malintencionado que hace quien te denuncia falsamente para obtener beneficios económicos y sociales que a ti no te proporcionan por ser hombre y lo peor dejando en la estacada a las verdaderas mujeres maltratadas y niños que se ven privados por imposición "legal" de su derecho a estar con su padre.

A todo esto, sigues pensando en tu hij@ al que no ves desde hace tiempo, piensas que le estarán diciendo de ti, si algún día entenderá lo que pasa, que ojalá, si es varón, nunca tenga que pasar por lo mismo y si es niña, deseas que no la eduquen en el odio y resentimiento hacia el varón sin motivo alguno y te ves que no puedes hacer nada por evitar esas cosas, porque no te dejan compartir tu vida con ellos que lo alejan cada día mas de ti.

Piensas en cómo recuperar el tiempo perdido con ellos si algún día acaba el infierno por el que estás pasando, porque tiempo de pensar es lo único que tienes mientras estas enjaulado por ser hombre, mientras sigues dando vueltas en una habitación de 3x2 metros, fría coma el hielo y llena de pintadas y dibujos que nunca imaginarias que verías tan de cerca, allí puedes pasar varias horas o días hasta que te esposan a otros detenidos y te llevan ante el juez.

 

Cuando te preguntan cómo se define usted, si culpable o inocente, con una mirada que en algunos casos ya te están condenando y dices inocente, se acaba momentáneamente una mal sueño dentro de una pesadilla, que al salir de los juzgados ves que no es ningún mal sueño, que es una pesadilla, pero real como la vida misma, en la que simplemente por ser hombre, heterosexual, padre y vivir en este país eres un delincuente sin opción a defensa y te quedas a la espera de ser juzgado por una ley injusta, anticonstitucional, fascista y discriminatoria por razón de género, por lo cual ya sabes que serás condenado simplemente con la palabra de una mujer sin que tenga que demostrar su acusación, y así te ves privado de tu Derecho a la Presunción de Inocencia.

La LIVG, una Ley que no se si será una casualidad de la vida o no, pero se la invento un presidente padre de dos hijas y otro presidente, que es, el que más la está endureciendo contra el varón, padre también de dos hijas, ¿qué casualidad verdad?

Y así de esta manera ves cómo se acaba tu vida, aquella que un día luchaste y creíste formar junto a alguien que quisiste y ves como ahora se convirtió en tu juez y verdugo, gracias a los gobiernos indecentes que han convertido al varón en seres despreciables con políticas de confrontamiento y odio entre hombres y mujeres, pero no solo los gobiernos que crearon esta ley son culpables, también lo son aquellos que por omisión no se pronuncia en contra de esta ley por miedo a perder su asiento, así que tan culpable son unos como otros, son todos más de lo mismo.

Ves cómo ninguna administración o institución hace nada por cambiar esta situación de desamparo a los hombres, dejándolos despojados e indefensos ante situaciones faltas de cualquier atisbo de sentido común y racionalidad. Al mismo tiempo quitando recursos y derechos a las mujeres verdaderamente maltratadas y dejando a hijos e hijas HUERFANOS DE PADRES VIVOS. 



Enlace al Blog;

https://vivosinti.blog/



 

                                                                                   VIVOSINTI



Etiquetas:   Violencia de Género   ·   Igualdad ante la Ley

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18876 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora