Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   China   ·   Filosofía   ·   Adicciones   ·   Teléfonos Móviles   ·   Redes Sociales   ·   Huawei   ·   Tecnología   ·   España   ·   Madrid   ·   Cristina Fernandez de Kirchner



Van a seguir pasando cosas


Inicio > Política Nacional
30/09/2018


404 Visitas



Macri para justificar la situación económica a la que llevó al país, dice "De golpe pasaron cosas.." Y a la vez para sostener alguna expectativa positiva, dice "Pero ese es el rumbo.."




Hasta abril pasado insistió en varias oportunidades cada uno de los años anteriores, en decir "Lo peor ya pasó..." Luego de junio con el desastre desatado y hasta hoy,  con un incremento del dólar mayor a 110% en el año, dice "se vienen meses difíciles..."

Lo que Macri no explicó, de lo que no dio detalle, fue de qué le hizo pensar que lo peor había pasado. Esto abre muchos interrogantes puntuales: ¿Creyó que los dólares que había en el Central eran genuinos, eran producto de exportaciones, eran nuestros? ¿Creyó que quienes entraron con sus dólares por la alta tasa de interés en pesos, no iban a volver a convertir esos capitales a dólar luego de hecha la ganancia?¿Cuánto tiempo creyó que iban a esperar?¿Creyó que era posible pagar semejante tasa para absorber pesos, que por otra parte le faltaron a los productores y emprendedores para invertir?¿Qué le hizo pensar que eso era sustentable?

Si no dio explicaciones de por qué creyó que lo peor ya había pasado, es por que justamente su razones, deben ser ingenuas o temerarias.

Haya sido por torpeza e incompetencia o haya sido por soberbia y temeridad, el riesgo que asumió eligiendo ese camino, lo está pagando toda la sociedad, pero de un modo brutal los más pobres.

Lo más grave es que así como no dio detalle de los errores y malas interpretaciones, que lo llevaron a pensar que lo peor ya había pasado; tampoco da detalles, explica puntualmente cómo van a sobrellevarse esos meses difíciles y tormentosos que anticipa. Aunque ya no hace falta anticipar, la gente los está viviendo.

¿Cómo van a solucionar el desface dólar peso, qué piensan implementar para aquellos alimentos que dependen de commodities y que con la devaluación la materia prima subió casi al mismo nivel del dólar?

¿Van a proponer algún tipo de cupo de cereales, trigo sobre todo que es básico en la alimentación, a las grandes exportadoras de cereales y que ese cupo sea subsidiado para que no se traslade a precio el valor del dólar?

¿Van a hacer algo similar con las carnes, al menos los cortes no exportables?

¿Van a desdolarizar los costos de la energía: eléctrica, gas y naftas o va a continuar su ascenso con cada devaluación, haciendo inviable que la gente pueda pagar la energía?

¿Van a convocar a los distintos sectores, desde producción, comercial, industrial, sindical, pyme e inmobiliario sobre todo por los alquileres, para tratar de buscar un consenso para separar los costos internos del dólar de algún modo coherente, ante la expectativa de mayores alzas del dólar? ¿O van a hacer un país imposible para vivir, los argentinos que no producen o no cobran en dólares?

Todas estas no son más que preguntas sencillas, de sentido común. Preguntas sin embargo que demandan respuestas urgentes, porque la sociedad no fue quien quiso llegar a este escenario.

Si este es el rumbo como dice Macri y hay que pasar momentos difíciles, al menos debe dar detalles concretos y no solo frases políticas y deseos, de cómo sería el escenario al que nos lleva y cómo se resuelven estos momentos difíciles.

El plan económico de este último año, que no tuvo nada que ver con los anteriores, fue:  pedir una importante suma de deuda al FMI, subir cada vez más la Tasa, vender dólares, que suba cada vez más el dólar, seguir subiendo la tasa, pedir más al FMI, y que se sigan fugando dólares aunque cada vez cuesten más caros.

La verdad que pedir dólares al FMI, que suban cada vez más, que de todos modos se sigan fugando y subir cada vez más las tasas, no parece un plan económico, sino todo lo contrario. El problema es que esos dólares, esa tasa cada vez más alta  y toda esa incompetencia e improvisación, la está pagando y la va a seguir pagando la sociedad.

Un solo detalle muestra las inconsistencias de las nuevas medidas que anunció el gobierno y el BCRA. 

Aseguraron que hasta junio de 2019 habrá emisión cero de pesos. Que el dólar tendrá una banda de flotación de 34 a 44 pesos y que ese nivel de banda va a subir 3% por mes. Solo con estos detalles, se puede asegurar que le dieron todo lo que necesitaban saber los especuladores, que en circunstancias como las actuales, pueden complicar seriamente tanto la fuga de dólares, como presionar a la inflación.

Si dan el piso de flotación pero a la vez también dan el techo y dicen que de llegar a ese nivel el BCRA va a vender 150 millones de dólares, automáticamente todos los costos se va a trepar al techo, los especuladores que mueven volumen saben que de llegar a ese techo podrán vender y pos intervención volver a comprar más barato, pero a la vez esto puede tentar a ahorristas en pesos, a que cuando ese 3% mensual supere su cálculo de tasa, también podrían demandar dólares. En suma, muy torpe dar tantos detalles. La carta oculta para el mercado, debió ser el techo de intervención, el monto de intervención y por supuesto el incremento de 3% mensual, porque eso termina condicionando la devaluación y la inflación a la vez, a tener ese piso. Si la idea era dar previsibilidad y que esto baje expectativas, el resultado es inverso, porque le pusieron piso a las expectativas con los techos.

La emisión cero puede llegar a evitar la compra de dólares por falta de flujo de pesos, pero a la vez va a evitar la compra de todo. Si a esto le sumamos la tasa, inviable para créditos o refinanciación de las empresas y pymes, el congelamiento de la actividad será total.

Ya no estaremos hablando de caída, contracción y ni siquiera de recesión, sino de paralización de la economía real.

Si el programa se cumple, si se llega a junio sin emisión, si la sociedad lo soporta, ¿quien va a pagar algo?¿No habrá ruptura total de pagos?¿No se dejaran de pagar impuestos, servicios y tarifas, además de caer el consumo?¿Y esto no va a terminar haciendo caer la recaudación y agrandando el déficit, que en teoría este plan iba a corregir?

Esto están viendo los mercados internacionales, esto están viendo los tenedores de bonos argentinos y esto está viendo hasta Wall Street. No es como Macri cree y vuelve a equivocarse, que los Mercados solo miran los números macro. Los Mercados miran la capacidad de repago, el flujo y la solvencia, para ellos el FMI solo da capacidad de pago de los compromisos 2018 y 19, pero para nada garantiza el flujo de dólares en Argentina en 2019 y 2020 y la solvencia en dólares que pueda tener. Los negocios aún financieros como tienen los Mercados internacionales con Argentina, sea en bonos, títulos o acciones de empresas, son de mediano plazo en la mayoría de los casos y no solo les importa si la asistencia del Fondo salva los compromisos de este año y medio, sino, si la economía real arranca, produce, hay consumo y comienzan a tener flujo de capitales, de los cuales dependen sus inversiones financieras.

El FMI es para el gobierno, lo que puede ser el contador y el oficial de cuentas de un banco para una empresa. Si esa empresa está al borde de la quiebra, no puede responder a sus pagos y se le cortó la cadena de pagos y el flujo de capital, tanto el contador que le va a ordenar las deudas, como el oficial del banco que le va a dar los fondos para cubrirlas; ninguno de los dos le van a dar un plan para volver a crecer y producir. Será la propia empresa, sus directivos, su  gerente de ventas, de producción o de producto, quienes deberán buscar el modo de volver a generar, para no terminar cayendo en nuevos retrasos y deudas.

No sabemos exactamente qué está haciendo el Secretario de Producción, el de Comercio, el de Energía y el de Trabajo de Macri, pero si están haciendo algo para volver a arrancar y no se comunica, no va a tener gran impacto.

Si no se hace nada contundente fuera de la macro economía ---como desdolarizar el consumo y la energia por ejemplo--- no solo,  de golpe habrán pasado cosas como dijo el presidente, si no que van a seguir pasando cosas...

Y la gente no puede ir al banco emisor de su tarjeta que no puede pagar, al almacén o el supermercados, al dueño de la casa que alquila, al distribuidor de luz o de gas, a la estación de servicio o sencillamente donde carga la SUBE y decirle, no tengo plata, de golpe pasaron cosas.





FOTO:  Gráfico de la Universidad Di Tella sobre Confianza del Consumidor, en el punto más bajo desde 2002







Etiquetas:   Crisis Económica   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Crisis Social   ·   Dólar   ·   Mauricio Macri

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18057 publicaciones
4602 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora