Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectura   ·   Energía   ·   Ahorro Energético   ·   Cultura   ·   Democracia



Crisis y retos de la democracia contemporánea


Inicio > Derecho
11/09/2018

98 Visitas



El fenómeno de la globalización trajo consigo un sinfín de retos; en la economía, el desarrollo de la industrialización, los sectores ganaderos y agrícolas, la cultura y en todos y cada uno de los aspectos que influyen en el desarrollo de la sociedad.


La democracia no es ajena al fenómeno global y su desenvolvimiento o desarrollo se ha visto pre - destinado por la forma en la que se mueven los mercados capitalistas, así las cosas, el presente artículo pretende realizar un diagnóstico de lo que ha ocasionado la crisis en la democracia contemporánea, para después, analizar los retos que enfrentamos en aras de consolidar el sueño democrático.

La democracia por su complejidad es estudiada por la ciencia política o por la ciencia jurídica, y de igual manera con independencia de la ciencia que se ocupe de su estudio o definición, la democracia debe ser entendida desde un punto de vista unidimensional, esto es, que la democracia entendida como forma de vida, de gobierno o sistema de poder, y dada su naturaleza social y jurídico-política, encuentra su dimensión en un concepto único, que le da vida y desarrollo por medio de sus dos componentes que son el demos y el cratos, ya más adelante referiré qué clase de poder es el que se le atribuye a la democracia, mientras tanto debo enfatizar que la democracia con independencia de la época en que haya sido practicada o lejos de las circunstancias que le dan vida, lo primero que hay que entender para no confundirnos es que al hablar de democracia, nos referimos al ejercicio de un sistema de poder, que se encuentra diseñado para lograr ciertos fines y que tiene ciertas funciones, entre las que se encuentra el bien común, la participación activa y la igualdad, es este último término el que merece ser tratado por separado, lo refiero particularmente por los adjetivos que en muchos momentos y por distintos autores se le han dado a la democracia, esto, para entender cuando hay democracia y cuando no la hay, refiero particularmente al establecimiento de una adjetivación de la democracia, que la ve como social, económica o jurídica.



Por muchas razones que se expresan a lo largo del presente trabajo, es como asevero que la democracia debe ser entendida desde una lupa unidimensional, con características homogéneas, independientes y puras, pues es ya la conformación del sistema de poder a que hago referencia en el propuesto concepto, en donde se encuentran todos y cada uno de los principios que ordenada y coherente-mente le dan pleno desarrollo a la democracia, como la igualdad en cualquier contexto. Concebir a la democracia como un método, es definirla como un modo de proceder, cuya ausencia o existencia es, por consecuencia, fácil de comprobar en la mayoría de los casos. 

La definición Schumpeteriana es de carácter empírica, más sujeta a los hechos e instituciones que permiten su funcionamiento que a una concepción más abstracta o de componentes ideales, el problema está en garantizar un método para conseguir decisiones formalmente por medios democráticos, no permitiendo hacer excepciones a este principio.

Para Schumpeter la democracia se define de la siguiente manera: "el método democrático es el instrumento institucional para llegar a decisiones políticas, en virtud del cual cada individuo logra el poder de decidir mediante una competencia que tiene por objeto el voto popular".

Concluyo, que la materialización del ideal democrático constituye cada día retos importantes que no se encuentran ajenos al dinamismo y constante cambio de las sociedades en las cuales se desenvuelve, haciéndose necesaria la innovación de la democracia, ya que debido al constante y perpetuo cambio de las formas en las que se desarrollan las sociedades obliga a que el sistema de representación democrática, tenga que transformarse mediante mecanismos (referéndum, plebiscito, consultas populares, etc) que permitan y fomenten la participación directa de los ciudadanos que forman parte de un Estado, en las toma de decisiones que definirán la teleología que estos adoptaran, evitando así la apatía política, la falta de interés en los procesos electorales, el abstencionismo y la sumisión de la democracia a los mercados globales, evitando en conclusión que la democracia se convierta en una forma de imposición legitima, en la que los intereses de las minorías dueñas del capital, avasallen los intereses de las minorías desprotegidas.





Por: M. en D. Erick Armando Velázquez García.

Profesor de la Facultad de Derecho de la

Universidad Autónoma del Estado de México.



Etiquetas:   Ejercicio del Poder   ·   Política   ·   Democracia   ·   Globalización   ·   Ciencia Juridica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
16924 publicaciones
4368 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora