Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Política   ·   Economía   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Iglesia Católica   ·   Argentina   ·   Aborto   ·   Congreso   ·   Papa Francisco



Doble moral de Alemania


Inicio > Política Internacional
28/07/2018


121 Visitas



El futbolista de origen turco, Mesut Özil, deja la selección alemana tras denunciar que fue víctima de racismo por una polémica foto con el presidente Recep Tayyip Erdogan.


La Copa Mundial 2018 ha acabado ya, pero los ex campeones del mundo no pueden dar por perdida y buscan justificaciones.

Este domingo el jugador alemán del Arsenal inglés, Mesut Özil, anunció que abandonaba la selección alemana de fútbol. El futbolista explicó su decisión por haber recibido una discriminación racista por parte de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

Özil, que tiene raíces turcas, ha dicho en su comunicado publicado en Twitter en el que lamenta que el presidente de la DFB, Reinhard Grindel, le cargase los malos resultados de Alemania en el Mundial: “Ya no seré el chivo expiatorio de su incompetencia”.

Resulta que la razón radica en lo siguiente. En mayo el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan estaba en una visita de trabajo a Gran Bretaña, donde se reunió con Özil (del Arsenal) y Ilkay Gundogan (del Manchester City). Ambos futbolistas de la selección alemana son de origen turco. Más tarde, el presidente de la Federación R. Grindel, criticó a los deportistas por este encuentro y cuestionó la adherencia de ellos a los valores democráticos de Alemania.

"Con mucho dolor y después de muchas consideraciones sobre lo acontecido, no seguiré jugando para la selección alemana mientras tenga este sentimiento de racismo e irrespeto", señaló Mesut Özil en un largo comunicado publicado en Twitter.

Además, el Jefe del Teatro Alemán, Werner Steer,  me dijo que “fuera a Anatolia", un lugar en Turquía donde viven muchos inmigrantes. Un fan alemán le dijo a Özil después del partido con Suecia lo siguiente: “Anda a bacarte, mierda turca. Sal de aquí, cerdo turco”.

Es decir, resulta que cuando el equipo alemán ganó la Copa del Mundo en 2014, todos estaban encantados con el excelente juego de Mesut Özil y lo consideraban como "suyo", pero cuando la selección pierde, no le aceptan en la sociedad alemana y le perciben como inmigrante.

Y ahora, el país más grande de la Unión Europea, que a su vez se inundó a Europa con los musulmanes, se relaciona con un jugador del equipo nacional de Alemania como a “otro”, creyendo que no es alemán ... Todo esto sólo conduce a algunas reflexiones que ese doble rasero de Alemania sólo puede empeorar tan difícil situación en Europa.



Etiquetas:   Fútbol   ·   Angela Merkel   ·   Alemania   ·   Mundial de Fútbol   ·   Turquía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
16818 publicaciones
4344 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora