Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Pandemia   ·   Libros   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Lectura



Violencia venezolana


Inicio > Política Nacional
09/09/2011

1239 Visitas



Uno de los temas centrales de nuestro presente y también del cercano futuro, es por qué Venezuela se ha convertido en una de las naciones más violentas de América Latina y más allá, durante el siglo XXI. Ya superamos a Colombia en número de asesinatos por año, siendo que allá hay 20 millones de habitantes más que acá. Y ya nos acercamos a México en el mismo renglón, a pesar de que la población mexicana casi cuadruplica la nuestra.


 

Por tanto, es razonable estimar que las posibilidades de reconstrucción del país o, por el contrario, de su continuada destrucción, se encuentran estrechamente vinculadas al referido tema. Dicho en otras palabras: con la violencia del presente no hay futuro…

 

Y el estudio de estas realidades es la labor principal del Observatorio Venezolano de Violencia que dirige Roberto Briceño León, y de otras oeneges e instancias como el Incosec, o Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana. Labores que merecen un reconocimiento especialísimo, entre otros motivos porque tienen que llevarse a cabo en medio de la censura del Gobierno “revolucionario” en materia de información delictiva, y porque gracias a estas es que sabemos dónde estamos parados o, más precisamente, hundidos.

 

Así por ejemplo, se sabe bien que de las 4.550 muertes violentas que se registraron en Venezuela en 1998, se pasó a cerca de 18.000 en el 2010, y se estima que los homicidios superen la cifra de 19.000 en el 2011. En este mismo lapso, la población nacional aumentó en un 25%, pero el número de asesinatos se disparó en más de 400%. ¿Cómo ha sido posible semejante desproporción entre el incremento poblacional y el criminal? ¿Cuáles son las razones que explican la explosión de la violencia?

 

Una de ellas es de contenido netamente político, y más específicamente derivada de la naturaleza del régimen que viene imperando en los últimos años. Pero no sólo en relación con esa incapacidad máxima que provoca el desbarajuste general de todos los servicios públicos, incluyendo los policiales. No. Se trata de algo todavía más grave: es la apología de la violencia y de los violentos en el discurso y proceder oficialista.

 

Un poder estatal cuyo desempeño se fundamenta en la violencia comunicacional y/o material contra las instituciones formales, contra todo derecho que contradiga su aspiración de dominio y contra cualquier forma de oposición organizada, se convierte en un potente generador de violencia social en el más amplio y siniestro de los sentidos. Es el efecto demostración de la violencia desde la concentración del poder. De allí que esta razón política sea la principal a la hora de entender la masiva expansión de la criminalidad en el siglo XXI.

 

Si a esto se le agregan otras razones sucedáneas, como las enunciadas por Briceño León: la impunidad y los mensajes oficiales que la estimulan, la desmoralización y desarme de las policías descentralizadas, el descontrol absoluto con las armas de fuego por parte del Estado, o el incremento del narcotráfico, entonces se puede entender mejor la catástrofe delictiva que asola a la nación.

 

Cuando uno escucha el estribillo de que “hay que despolitizar el tema de la inseguridad”, sólo puede sentir pena ajena o cierta compasión, y es que el auge sideral del hampa no se podría entender sin el contexto político de la satrapía en funciones. Hay una relación estrecha o de mutua necesidad entre ambas dimensiones.

 

Es claro pues que la violencia venezolana de este tiempo tiene un fuerte componente político, y por eso es que las “soluciones técnicas” han venido fracasando y lo seguirán haciendo, mientras perdure un régimen de esencia y actuación violenta. Casi 20 mil homicidios al año es uno de los variados resultados de esta tragedia. Y la situación continuará su mal camino en la medida que la violencia siga al mando.



Etiquetas:   Seguridad Pública

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21860 publicaciones
5256 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora