Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Comunicación   ·   Filosofía Social   ·   Escritores   ·   Género   ·   Feminismo   ·   Censura   ·   Biología



Estatuto Laboral Juvenil o qué!!!


Inicio > Ciudadanía
15/07/2018


413 Visitas



Para decir algo digno de servir, se puede a menudo recurrir a fuentes sólidas en la historia, a documentos archivados en Ministerios del trabajo en el mundo entero, a los apuntes de clases de economia, a la opinion de la Organización Internacional del Trabajo, al USA’s Labor Department, a códigos laborales y un sin fin de otros recursos repartidos en los textos de expertos y publicados por miles para el estudio de las ciencias políticas, históricas y sociales en cualquier idioma. El así llamado - Estatuto Laboral Juvenil - para ser analizado no necesita nada de eso, y la verdad, semejante disparate legislativo, puta’, NO se necesita. Mas bien la payasada’ es un vulgar desprecio por el mas elemental respeto del estado, al superior interés de los ciudadanos que debe servir. Una obscena e infame burla, una pantomima jurídica, una  regresión, una ignominia y una antipatriótica canallada que mutila el frágil paso de muchos millones a la esperanza de mejores oportunidades. 


Quien mierda le paga a estos babosos en el Congreso. Quien me puede explicar si el salario que se pagan estos gallos’, para empezar es legítimo. Si, claro, aqui hay parlamentarios que votaron por aprobar una chanchada’ mas de los titiriteros de Piñera, y eso está muy mal, pero son los weones’ que no pueden esperar suposición de inocencia por la mera cobardía de votar en contra o encogerse de hombros, ellos, y no nosotros, deberían estar protestando sin parar dentro y fuera del edificio del congreso. Ellos son los que fueron elegidos para representar el descontento de sus electores por un modelo económico que garantiza la impunidad de los delitos económicos y financieros. Ellos son quienes debieran armar una casa ‘e putas’ (expresivo no mas) , ellos tiene un sueldo que ganarse. 

Por seis decadas, el pais atravieza un tunel cuya luz de salida solo titila. Fuimos de la abortada promesa de una revolucion en libertad que sello un capitulo de respeto por el hombre de trabajo, ese que nos dejaran los jovenes militares del famoso “Ruido de Sables” sugestivo arrastre de los fierros sobre  el marmol del piso del congreso en una sesion ordinaria del senado, el 4 de Septiembre de 1924, hace casi un siglo. Consta en los archivos de La Biblioteca Nacional y hoy en el Google,“... bajo dicha presión, el Congreso Nacional aprobó en la sesión del 8 al 9 de septiembre, cuatro dias despues, las iniciativas de corte social: jornada laboral de ocho horas, supresión del trabajo infantil, reglamentación del contrato colectivo, la ley de accidentes del trabajo y seguro obrero, legalización de los sindicatos, la ley de cooperativas y la creación de los tribunales de conciliación y arbitraje laboral; todas pospuestas anteriormente por ambas cámaras legislativas.” 

Que cresta nos esta pasando, hasta donde el endeudamiento, que distingue al trabajador con orgullo, nos entrega ese que colerico reclama en las redes por la inclinacion de saludo , no al emperador del Japon o al secretario General del Partido Comunista Chino que dictan,  pero a la Reina Britanica que no legisla, imparte justicia ni gobierna. Cuantos familiares y amigos han hipotecado su altivez y practicamente viven de rodillas por un famelico emprendimiento. Como puede ser - clase media - una familia que no puede edificar su propia casa eligiendo los vecinos, comprar un Mercedes al contado y mandar los cabros al Verbo Divino. Cuantos amigos del barrio, ex companeros del trabajo o del colegio, se mudaron de barrio como si fuera un planeta muy lejos. Cuantos con dos carretelas defienden el Libre Mercado pero no las multas por facturas y boletas. Cuantos no siente verguenza de esconder al indigente con esa fraseologia neo liberal enferma de siutica’ que cuesta decir, - persona en situacion de calle - Por favor!! que cresta nos pasa. 

No culpemos al patan Pinera. No culpemos a los parlamentarios traidores. No culpemos a los periodicos o a los directores de prensa o a los que aun suponen digno un titulo para ejercer periodismo asalariado con la integridad del mercado. Dejemos de culpar. Son los partidos politicos donde la Constitucion Maldita deposito autoridad para hacer los “cambios”. Ahi, y no en las teclas o las peluquerias es donde se debe estampar el voto. Voto para elegir para empezar candidatos decentes. Gente sin antecedentes penales y algo de materia griz en la cabeza. Cualquier partido. No me digan que la politica es corrupta. La especie humana tiene, entre otras muchas inclinaciones, la de la corrupcion La hay entre los abogados y nadie condena el Derecho. La hay entre los medicos y nadie condena La Medicina. La hay entre los periodistas y nadie condena la Libertad de Expresion. La verdad nuestra especie solo tiene dos caminos para la negociacion del bien comun, a saber, el dialogo politico y las balas. Condene usted la via del dialogo y la luz que titila al otro lado del tunel SE APAGA. 



Etiquetas:   Conflicto Político   ·   Asamblea Constituyente   ·   Ministerio de Trabajo   ·   Trabajadores   ·   Derecho Laboral   ·   Precariedad Laboral

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18594 publicaciones
4707 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora