Complaciente y sumisa España hacia la guerra civil del siglo XXI

Un titular tremendista, lo sé. Ojalá sonase con estridencia y escándalo a los ciudadanos adormecidos que permiten la usurpación de su Gobierno y que el radicalismo transforme sus vidas de modo tan descarado como delictivo. Porque aquí la ley la han prostituido con juego sucio. Tanto va el cántaro a la fuente… y aquí todo es indiferente.

 

. Ojalá sonase con estridencia y escándalo a los ciudadanos adormecidos que permiten la usurpación de su Gobierno y que el radicalismo transforme sus vidas de modo tan descarado como delictivo. Porque aquí la ley la han prostituido con juego sucio. Tanto va el cántaro a la fuente… y aquí todo es indiferente.
El demonio siembra cizaña para beneficiarse y en el caso de España Zapatero fue el discípulo de Satanás que abrió las cicatrices de una herida curada, para que la Ley de Memoria Histórica despertara los odios dormidos. Desde entonces España vuelve a tenerse ganas. Tarde o temprano el mal aparece en las sociedades razonablemente sosegadas y vuelve a las andadas con nefastas consecuencias. No se debería permitir que la Historia se repita en un peligroso bucle de rencor. ¿Cuánto se puede estirar esta cuera sin que se rompa? Aún se está a tiempo.

Debería imperar la actitud del sentido común que sería una protesta masiva en las calles, una rebelión frente a la imposición antidemocrática de un grupúsculo minoritario que ha provocado un golpe de Estado encubierto. La siembra de los males solo se ha iniciado y aquí nadie parece advertir que la pretenden en latifundio a imagen y semejanza de lo sucedido en Venezuela. Cuando era un país próspero los venezolanos, pobres e imprudentes incrédulos, se reían al advertirlos que podrían llegar a estar como en Cuba. Hoy lloran lágrimas de sangre gobernados por el narcotráfico de una pandilla de delincuentes de poca monta que se entronizó arruinando el país.

 ¿Hasta cuánto se está dispuesto a soportar, con esta tensión creciente a consecuencia de un plan de degradación que se pretende afianzar, con un presidente al que nadie ha votado y del que se sospechan todas las traiciones  que va cumpliendo cada día? Aborto, Eutanasia, coacción ideológica, invasión migratoria, desatención de la Sanidad para españoles, permisividad al secesionismo, prebendas que se adeudan a los que prenden daño al conjunto del país, subida indiscriminada de impuestos…

Si en España no se atisban los riesgos que conlleva la maniobra de estafa institucional que se está imponiendo, sin que nadie la haya refrendado ante las urnas, no habrá futuro más que el de la incertidumbre.  Totalitarismo y no democracia es lo que ha ocupado La Moncloa. Un mandatario  en el que ni los suyos han confiado, dispuesto a pagar con el precio de la traición cuantos favores y prebendas prometió para encaramarse al poder que no le pertenece. Y no es teórico que cada día se está corroborando que este Judas presumido ha vendido a los ciudadanos, para aniquilar su bienestar y cuanto se ha construido durante la democracia.

La demagogia es la hipocresía política que facilita a las minorías imponer una dictadura encubierta. Arrastra a las masas de engañados aprovechando la pasividad de los que van a ser sometidos. Esa indiferencia mezquina, esa actitud pasiva y condescendiente es la peor enemiga de la ciudadanía; más gravosas son las cobardes resignaciones que las estrategias de unos tramposos a los que se  les deja estafar desde un poder bastardo conseguido con artimaña.

Quizá lejos de aceptarlo los mismos perjudicados, España no es un país solidario ni cuando está en peligro la convivencia o su propia Historia. En realidad hoy no existe ni se la nota cuando es atacada o cuando ilegítimamente es gobernada tomando rumbo hacia la destrucción. Es indiferente cuando no torpe a la hora de defenderse, ante el riesgo de que sea pasada por una trituradora de demagogia y manipulación. No respira ni inspira, así la despedacen o la asfixien, España hoy sube al cadalso de la ejecución sin apenas pestañear a sabiendas de que la van a ejecutar. Los españoles solo se reúnen y son dignos de apelar a la unión, si es por un frívolo evento deportivo donde confluyen las emociones… Frente a la vital emoción de la supervivencia parece muerta y solo falta ser enterrada. Urge una resurrección contra todo pronóstico de sus enemigos.

Todas las fuerzas políticas en Oposición-Partido Popular, Ciudadanos, Vox etc, unión a contra natura con sentido de urgencia- y asociaciones públicas, deberían estar convocando, sin fisuras y dejando de lado las diferencias,  a sus votantes y seguidores para crear una marea de protesta nacional y exigir la convocatoria de Elecciones. Una temporal y excepcional medida de consenso que deje en evidencia la ilegitimidad de este chulesco y ridículo oportunista que se ha colado en el poder, después de engañar a todo un país con artimañas propias de estafa. Su ventajismo es inmundo y lo aprovecha sin disimulo.

En otro país con más dignidad lo habrían echado a puntapiés. Porque estafador es el que miente a las víctimas para beneficiarse con el engaño y Pedro Sánchez ha mentido sin decoro ni honradez para beneficiar a cuantos facilitaron un fraude institucional sin precedentes.Se está orquestando a espaldas de la mayoría una red donde entrampar a todo un país y que no pueda escapar. Pactos secretos antes y después de la moción, a modo de conspiración evidente pero ignorada por la imprudencia de los afectados. Y millones de ciudadanos sin inmutarse cuando ven cómo llega una tormenta perfecta.

Si es verdad que España se tiene ganas con el reverdecimiento de los rencores, no se debe permitir que los que sacan ganancias a río revuelto arrebaten el futuro que pertenece a todos los ciudadanos de bien. O se organiza ya una resistencia de legitimidad democrática y se consensúan las prioridades de emergencia nacional, siendo decenas de millones de ciudadanos los perjudicados por minorías tramposas,  o España se tendrá que atener a las consecuencias de un pasotismo que le costará un peaje impagable con inicial cobardía del que, probablemente, no podrá recuperarse en mucho tiempo.

http://ramblalibre.com/2018/06/27/complaciente-y-sumisa-espana-hacia-la-guerra-civil-del-siglo-xxi/

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales