Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Redes Sociales   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Comunicación   ·   Gobierno   ·   Política   ·   Teoría Crítica   ·   Derechos Humanos   ·   Libros



¿El cambio verdadero ya llegó?


Inicio > Política Nacional
04/07/2018


643 Visitas



A unos días de la elección del primero de julio, México ha decidido a su nuevo gobernante y me refiero como México a los 24,063,588 mexicanos que eligieron al representante de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) en la coalición Juntos Haremos Historia” como el nuevo titular del poder ejecutivo de la nación, con una triunfo incuestionable que le da el carácter del Presidente más legitimo que ha tenido el país con el 52.96% de los votos según el conteo del PREP.


Es decir, de la población nacional mexicana que reporta en 2015 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 119 millones 530 mil 753 habitantes, el Presidente electo López Obrador obtiene el respaldo del 20.13% de los habitantes y de los 89,123,355 ciudadanos que se encontraban en las listas nominales obtuvo el 27% de los aspirantes al voto.

De esta manera ya no parece tan abrumadora la elección, porque entonces concedemos la capacidad de elegir al que decidirá el rumbo del país a ciudadanos responsables que pueden y salieron a ejercer su voto, es decir, los niños no sufren los efectos colaterales positivos o negativos de un presidente.

De cualquier manera el resultado si es arrollador y detona la simpatía nacional que han despertado sus propuestas y su proyecto como un todo, mismo que también deja entre ver el descontento social que han generado los partidos políticos tradicionales como el PRI y el PAN y que generan más que enojo, indignación entre sus habitantes.

¿La opción de López Obrador era mejor? En realidad no hay una respuesta a esto, como todo en la vida es cuestión de enfoques y de necesidades, pero sin duda convence a una gran parte de la población y esto se debe en parte a que la población con marginación y hartazgo es mucha pero mucha más que la pujante clase alta y cúpula empresarial que no han aprendido a sentir empatía por nadie que no represente sus intereses.

Esta es una situación que el ahora Presidente electo López Obrador ha trabajado con esmero desde que dejó su puesto como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal para convertirse en un candidato presidencial multi-sexenio, mismo que ha incluido a una extensa diversidad personas en su proyecto de nación y aunque algunas son mucho mejores que otras, ha logrado encontrar el equilibrio social suficiente para hacer que los electores se sientan representados bajo el lema de “los pobres primero”.

El camaleónico cambio que dejó a algunos con bueno o mal sabor de boca, representa una necesidad de transformación en México, no es que López Obrador no represente este cambio, sino que es su equipo que lo acompaña un puñado, en una parte de buenos o malos viejos políticos que de alguna manera han manchado la elección en Puebla, en base a agresiones y reclamos dirigidos a su contrincante, que han generado la poca sorpresa de los habitantes al tener un historial de poca tolerancia a la derrota.

Es ello lo que deja un trago de preocupación o alivio, pues al no tener ninguna clase de oposición en el Poder Legislativo y gran dominio dentro de las gubernaturas y congresos estatales, el ahora Presidente electo tendrá la facultad de transformar y dirigir el rumbo del país de la manera que le parezca mejor, mismo que puede ser ocupado de una forma tan positiva o negativa como deba de ser o como el contra peso de sus propuestas se lo permitan, en gran parte por la necesidad de conservar su poder de convencimiento social si desea continuar con su proyecto de nación o desea continuar con su alternancia política.

Recaen en los hombros de López Obrador no solo la voluntad y el compromiso político y social que representa su movimiento, sino la posibilidad de continuar con un proyecto diferente que le permita al país considerar de manera seria proyectos diferentes a los de política tradicional, aunque parece extraño pensar esto en base a que el proyecto de MORENA ha integrado muchos viejos políticos de diferentes corrientes sociales integrados a un proyecto que se proclama diferente, mismos que efectivamente aportan experiencia, pero que también han estado aportando mañas retraídas que han aprendido por aquí o por allá.

No seamos ni falsos ni falderos, es necesario que aprendamos a ser críticos, incluso si el ahora Presidente electo era de nuestro gusto o rechazo o si sus ideas de política se alinean o se contraponen con las nuestras, es necesario aprender a entender que para bien o para mal ahora nos representa y no solamente dentro de nuestro país, sino en el exterior, aprendamos a superar la mentalidad de ideas que rigen a los latinos de criticar todo lo criticable sea bueno o malo y adoptemos una condición de apoyo nacional que, aunque no parezca, genera que a largo plazo hasta las conductas que nos parezcan reprobables puedan convertirse en parte de un gran proyecto de nación que nos posicione a nivel global.

No es importante que proyecto de nación haya sido elegido, cualquiera de ellos debe de ser representado con dignidad y nacionalismo, esta será la única manera de generar condiciones diferentes a las que sostenemos hasta hoy y las terribles diferencias entre deciles sociales que hoy dañan de sobremanera a tantas y tantas familias, aprendamos a ayudar a nuestra gente por ser nuestra gente, en vez de pelear diputaciones o emitir señalamientos despectivos.

Habrá que hacer un definido análisis sobre las lecciones que nos deja esta elección, pues pareciera que los partidos políticos, al menos los tradiciones, ya han fracasado, pero cuestionemos al interior ¿cuál es el beneficio de los partidos políticos? Y ¿Por qué no podemos tener un candidato que represente a las minorías? Es momento de considerar entre los gabinetes, entre los proyectos de nación e incluso en las aspiraciones nacionales a un rector de una universidad, a un científico, a un obrero, a un campesino, a un contador, a cualquiera de ustedes.

Ese es el gran acierto del ahora Presidente electo, integrar a su proyecto a una científica, a un miembro de un movimiento social que ayuda a los pandilleros, a un representante digno en cada Secretaría de Estado, pero sobre todo a personas que puedan entender los temas de fondo y no de forma. Lo que está por verse es si estos representantes respaldan todas las propuestas de campaña que enérgicamente hoy debemos decir ¡Nos cumplen porque nos cumplen!

Hay que respaldar el proyecto del Presidente electo, pero también seamos críticos de las acciones que ejerza, seamos responsables y exijamos los resultados que ha prometido y sobretodo salgamos verdaderamente a realizar el trabajo que llevará a este país a un mejor lugar que el que hoy ocupa, con responsabilidad pero también con garra para defender lo que nos toca por derecho, dejemos de lado diferencias, ya terminaron las elecciones, dejemos de atacarnos entre nosotros de forma despectiva y agresiva y hagamos lo que nos corresponde, hoy es el día que México necesita cambiar y no porque López Obrador ganó, sino porque decidimos hacerlo.



Etiquetas:   Elecciones   ·   Campaña Electoral   ·   Elecciones Presidenciales   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Candidatos Presidenciales

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19210 publicaciones
4807 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora