Hablando de Crisis...

La perspectiva para los mercados accionarios en el corto plazo es incierta ya que el entorno macroeconómico internacional ofrece poca visibilidad ante el debilitamiento de la economía de EU y la crisis de deuda soberana en Europa.

 

.

Este entorno se da en un mes que históricamente ha sido de inestabilidad para los mercados. Septiembre no sólo es el peor periodo para las acciones -el S&P suele bajar en promedio un 0.5% mensual desde 1945-, sino que además es el tercer mes más volátil del año, en el que la frecuencia de oscilaciones entre máximos y mínimos supera el 10%.

No hay condiciones para un alza sostenida en los mercados financieros, dado que la economía estadounidense continúa frágil y la volatilidad puede resurgir en el corto plazo ante el debilitamiento de algunos indicadores económicos de EU y ante el posible resurgimiento de la crisis de deuda soberana europea.

Existe un creciente temor a que la economía de EU pueda caer nuevamente en recesión, ya que se encuentra prácticamente estancada y cualquier choque externo podría empujarla hacia una caída, el cual puede provenir de una agudización de la crisis de deuda soberana en Europa.

Esto preocupa sobre todo ante la poca capacidad de maniobra que tienen las autoridades en EU para rescatar a la economía ya que no hay mucho espacio, ni para un estímulo fiscal ni para uno monetario. La evolución de los mercados en el corto plazo estará estrechamente ligada al comportamiento de los indicadores económicos que vayan surgiendo. Existe el riesgo de que la reciente turbulencia en los mercados financieros y la elevada incertidumbre derivada de la discusión del límite de endeudamiento de EU y de la crisis de deuda soberana europea, puedan continuar afectando a la economía real en el corto plazo.

En Europa se vuelven a observar presiones en las tasas de interés de la deuda soberana de Grecia, ya que se teme que no se cumplan las metas fiscales planteadas en los programas de ajuste. Adicionalmente, otros países de la Eurozona están pidiendo que Grecia ofrezca un colateral para garantizar el siguiente desembolso de recursos del paquete de ayuda, lo que representa una nueva complicación financiera.

La probabilidad de que Grecia caiga en un incumplimiento de pagos está creciendo.

Al parecer septiembre volverá a ser un mes de elevada volatilidad y de mucha incertidumbre. De nuevo, los mercados basan sus esperanzas en la reunión de la Fed l(20 y 21 próximos), pero cada vez hay más voces que claman que el Banco Central de EU no puede hacer mucho para revivir a la economía. El panorama ciertamente no ha mejorado al final del verano.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales