Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Tecnología   ·   5G   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Cine   ·   Informática



Periodismo , política y la "Hoguera de las vanidades"


Inicio > Política Internacional
21/05/2018


464 Visitas



Cuando se habla de política y los políticos con referente al gobierno y la democracia, se debe abordar ,por lógica razón social, los mecanismos que están llamados a educar y orientar la opinión pública en función de los procesos electorales. Aunque Los pueblos siguen eligiendo sus gobernantes a través de la propaganda , del mismo modo utilizan otros recursos como la imagen política , los antecedentes y, en el presente siglo, las redes sociales.


Pero la influencia de los medios de comunicación es sin duda el procesador de información más letal que sin escrúpulos manejan y manipulan los políticos. Hoy por hoy , por ejemplo, entre un medio y una red social por la misma razón de libertad de la navegación,  se pueden cocinar infinidad de pensamientos desde una negativa influencia hasta un fraude electoral. Y el caso de EEUU y el ‘Rusiagate’ acabó comprobando el poder detrás de los medios. El presidente Putin no sólo dividió a los europeos. Doblegó y polarizó además la opinión estadounidense y lo propio hará seguramente con las elecciones de latinoamérica.

Pero a tenor de lo que nos compete _el periodismo y la política en Colombia _ que desde hace mucho rato son , entrañables “compañeros de cama” , como cita en sus análisis el escritor español, Ricardo Angoso, han hecho de la democracia una madriguera para incubar políticamente la corrupción a espensas del ineficaz periodismo. Símplemente están allí. No existe una investigación profunda sobre los hechos mientras que los gobiernos de turno maquillan el sistema  y crean leyes para favoreces a políticos delincuentes. Prácticamente, “el periodismo colombiano ha muerto” , dice Angoso en una de sus investigaciones sobre la prensa de Colombia

Y la falsa imagen que se ha querido vender de Colombia al extranjero es la prueba fehaciente de la falta de crítica del periodismo en los años de Santos en el poder y su elecuente proceso de paz. Con la venia de la prensa y los medios , se construyó contra viento y marea el proceso de paz y se aniquiló la oposición  a través de la difamación y la sucia propaganda. Quizás asistimos a escenarios políticos similares o próximos  a lo que planteó en los años ochenta Tom Wolfe (1930-2018) el padre del nuevo periodismo en el libro: La hoguera de las vanidades. “El nuevo periodismo no es que haya desaparecido sino que se ha vuelto cotidiano y ya no sorprende a nadie en ninguna publicación”, decía Tom.

Tom Wolfe logró hilvanar una compleja trama que le permitió presentar el mundo de las altas finanzas, los restaurantes de moda y las exclusivas fiestas de Park Avenue, así como el submundo picaresco de la policía y los tribunales del Bronx, y también el mafioso universo de Harlem y las nuevas sectas religiosas y sobre el propio periodismo. La hoguera de las vanidades logra a través de la perfecta descripción de Tom , desenmascarar a toda una sociedad que politica y periodísticamente se lavaban las manos frente a lo ilícito para vender la falsa imagen de Nueva York.

Y en Colombia desafortunadamente se vive una época donde irónicamente se dice que es el país más felíz del mundo por encima de grandes conflictos y necesidades en la salud y educación. Un país que habla sobre paz y ni siquiera ha terminado la guerra. La guerra del narcotráfico y el crimen organizado junto a disidentes de las Farc asolan muchas regiones del país ante la inerme pasividad de la prensa dedicada a disfrazar  encuestas económicas y  políticas polarizadas , sin contar , claro está , con la evidente corrupción galopante del Establishment y la nueva modalidad de encubrir e inmunizar a los guerrilleros con el mecanisno juducial JEP (jurisdicción especial de paz) como acaba de dictar este ‘comodin’ alterno de la justicia para evitar la extradición a Estados Unidos del exguerrillero  Santrich, acusado de enviar toneladas de cocaìna a éste país.

¿Habrá suficiente tela para cortar y editar la “Hoguera de las vanidades” versión Colombia?

En honor a la verdad es que requerimos no sólo de escritores y críticos de la talla de Tom Wolfe  y Noam Chomski o del mismo Eduardo Galeano , también de los Benedetti y Márquez que cuenten con sus escritos y novelas ese submundo corrupto de la política , la democracia y el periodismo.



Etiquetas:   Política   ·   Periodismo   ·   Colombia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18409 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora