Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Economía   ·   Mundo   ·   Sociología   ·   Juventud   ·   Redes Sociales



La forma de hacer política para el siglo XXI


Inicio > Sociología
02/05/2018

315 Visitas



Muchas son las corrientes ideológicas de las que se apoyan las plataformas sociales tanto de partidos como los candidatos independientes, básicamente los mismos discursos de antaño empapados de demagogia sin sentido, es más hasta faltos de sensibilidad por el sentir del pueblo, hoy en día los jóvenes llenos de sueños inalcanzables, pero no por los medios sino por la realidad de una sociedad decadente, falta de valores y de ideologías que provoquen sinergia, hoy solo sabemos de dividir, de sacar provecho pero no de solidarizarnos, no de fraternizar.


Vemos a lo largo de la historia como las sociedades, aun con pensadores y filósofos como llegaron a su clímax y comenzaron de decrecer, hasta la ruptura e inminente desaparición, los griegos por ejemplo de quienes tomamos tantos conocimientos, esplendor y luego muerte. Observaba una fotografía del cine, este lleno de basura palomitas y en estado deprimente.

Alguien decía que cómo podemos críticas a la clase política cuando por nosotros nos encontramos en ese estado de educación, cuando si el de al lado hace ¿por qué yo no? Pero esto es simplemente el reflejo de la pérdida de valores, de pérdida de familias, pérdida de lo que era importante. Ahora el valor fundamental en las parejas es cuánto dinero tienes proporcional al cariño que te tengo y no hablo de amor, porque este loco simplemente siente sin entender de pobreza o sacrificio.

No hay descripción que alcance a dar el panorama de la sociedad que hoy tenemos, y es que los niños no son el futuro, son el presente pero ellos ya vienen sin valores, sin conceptos de respeto, responsabilidad etc. Porque los jóvenes hemos llevado a extremos insospechados esta sociedad, donde eres señalado o criticado por no tener la misma ideología donde ya no sabemos que es ayudar al prójimo y mucho menos solidarizarnos para con quienes viven situaciones lamentables y a ningún político ni bueno ni malo, le interesa en verdad los problemas de la conciudadanos

Porque de haberles interesado hubieran protegido los valores, la sensibilidad, los tesoros intangibles de los niños, a cambio de esto y porque lo he visto se les enseña a los niños que ensucien por eso hay intendentes, cuando recuerdo que a uno te decían todo el tiempo “no ensucies, que tu no limpias” claro ahora la educación es positiva por eso está prohibido no ensucies, y padres que mal entienden esto dicen “pues ahora ensucia” pero ese ha sido el progreso porque estos padres no estaban preparados para el concepto de educación positivista.

Es decir que nuestros problemas radican porque aunque hemos pasado por las aulas universitarias no ha existido, una educación integral que oriente que no solo el conocimiento científico era importante sino también todas aquellas normas que nos ayudaban a interactuar en una sociedad de manera cordial y pacífica. Respetando la ideología y forma de vivir de otros individuos pero que a su vez ellos también respetaban lo nuestro.

Donde opinar no era agredir a otro y mucho menos calumniar o a difamar porque incluso podrías enfrentar cargos legales por ello, sin embargo ahora cualquiera lanza una consigna contra otra persona y no importa que sea o no verdad, y no hablo de políticos sino de los ciudadanos, porque dice el folklor popular que el pueblo tiene el gobierno que se merece, y aunque no estoy generalizando tiene mucho de verdad porque hemos visto pasar el tiempo, y no hemos sido más que espectadores del derrumbe de nuestra sociedad.

Nuestra poca participación en la vida adulta cuando teníamos 16 o 17 años hizo que nos quedáramos como una generación desaparecida porque no veo que está haciendo gente de mi edad, sino observando los posibles escenarios pero nada más. No veo la fuerza avasalladora de la juventud, no veo las ganas de hacer cambios radicales, la rebeldía que caracterizaba la generación de los 80’s y 90’s, realmente lo veo gris completamente.

No vemos participación activa de una sociedad como dicen, civilizada que se oponga férreamente a lastimar a quienes fueron nuestros camaradas en la escuela, a quienes fueron nuestros confidentes, veo una sociedad desapegada de sus valores y por ende condenada a marchitarse, no creo en cambios políticos ofertados por ningún candidato, creo en que tu saques hoy la basura y la separes, creo en que tu ayudes al vecino arreglar su jardín, creo en que tú le invites la torta que no comerás porque no te gusta el queso de puerco a la primera persona que te pida dinero, creo que tu dejaras un poco de croquetas y agua para los perritos callejeros, creo que tú ya no aceptaras más corrupción en tu casa, creo en que ya no chantajes a tu pareja para obtener un regalo costoso.

Creo que si quieres un verdadero cambio debes empezar por limpiar tu casa, para que a tu acción ocurra la reacción, tercera ley de Newton.



Etiquetas:   Políticas Sociales   ·   Sociología

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17033 publicaciones
4386 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora