Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Religión   ·   Padres   ·   Cuentos   ·   Aprendizaje   ·   Reflexión



Tan solo ¡Oportunidades!


Inicio > Ciudadanía
13/03/2018

681 Visitas



Conversaba con un buen amigo mío, con quien sostengo normalmente largas y libres conversaciones sobre temas que podrían considerarse trascendentes y por supuesto no podía faltar los relacionados a la política y los valores que la deben sustentar o mejor dicho la deberían sustentar.




Es así que mi concepción del Estado, es la de un órgano multidisciplinario y multisectorial que debe en esencia dedicarse a brindar servicios  y crear condiciones consideradas esenciales para la convivencia de la comunidad que le da sustento y a la cual se debe, siendo estos servicios diversos, como la seguridad y defensa, salud necesaria y suficiente, un máximo de educación, articular el país a través de vías y sistemas de comunicación, crear condiciones para la inversión y generación de riqueza que sustente el crecimiento y sobre todo el desarrollo, en suma crear las condiciones de oportunidad para todos los miembros de dicha comunidad de tal manera que sea cada uno de ellos quien haga el mayor y mejor esfuerzo por lograr posicionarse mejor en lo que haya decidido emprender, y en ese sentido también los programas asistencialistas solo serán valederos en tanto y cuanto reduzcan brechas para tener condiciones de oportunidad al igual que los demás, es decir estos programas deben tener objetivos claramente definidos con una tendencia a extinguirse pues de lo contrario, si los programas asistencialistas van en aumento, significan que las políticas y acciones para crear oportunidades para todos están mal enfocadas, mal diseñadas y deben replantearse.

Hace poco estuve en la bella ciudad del Cuzco haciendo una visita de trabajo y tuve una experiencia que ha reafirmado en mis ciertas convicciones que quiero transmitirla a través de este artículo.

La visita a la que me refiero fue a las obras de mitigación o reducción de riesgos que el Gobierno Regional del Cuzco viene efectuando a lo largo de 38 Kilómetros del Rio Huatanay, que recorre serpenteante la ciudad Imperial y que ya en anteriores oportunidades ha ocasionado serios desastres, al desbordarse violentamente producto de las lluvias intensas, afectando a considerable cantidad de personas que viven en las zonas aledañas de la cuenca, incluso con pérdida de vidas humanas y también de propiedad pública y privada.

Lo cierto es que al igual que en muchos otros lugares, estos desastres venían y vienen ocurriendo cada vez que se reportan condiciones de lluvias intensas, con efectos cada vez más destructivos, pues la población y su ocupación del territorio no se detiene, al contrario, se intensifica con procesos de migración más aun cuando las condiciones económicas mejoran en la zona o empeoran en la periferia.

Ante estas circunstancias tenemos hasta tres opciones, diría yo, una de ellas, la más efectiva, es tomar en serio la gestión correctiva e iniciar obras de mitigación de estos riesgos como lo acabo de mencionar, a lo que se debe agregar definiciones claras de zonas intangibles donde no se debe permitir bajo ninguna circunstancia la presencia humana y mucho menos asentamientos, otra opción, que termina siendo un paliativo de carácter temporal, se refiere a efectuar ciertos trabajos de limpieza del cauce o descolmatación de los ríos y la peor de todas, es por supuesto no hacer nada y esperar “tener suerte” o encomendarse a “alguien” y que no pase nada, esta última representa una irresponsabilidad de marca mayor.

En el Cuzco parece que han aprendido la lección que diariamente nos deja la naturaleza con esa fuerza viva que nada la detiene y desde hace algunos años vienen incorporando decididamente la Gestión Prospectiva (Prevención- evitar los riesgos) y Correctiva (Mitigar- Reducir los riesgos existentes) en su ordenamiento territorial para proyectar su crecimiento urbano minimizando los riesgos.

El proyecto del Rio Huatanay, como parte de la política del Gobierno Regional, busca implementar la gestión correctiva a lo largo de 38 kilómetros de cauce, mediante la construcción de gaviones y enrocados, obras que conforme avanzan van modificando el paisaje, ya que se generan terrazas en las fajas marginales donde se pueden desarrollar arreglos paisajistas que embellecen las áreas circundantes.

Hasta este momento, Ud. estimado(a) lector(a), podrá encontrar muchas coincidencias con otras obras  semejantes que Ud. conozca, sin embargo hay un aspecto que quiero destacar y que es el que en definitiva me animo a escribir, y es que en estas obras de construcción de gaviones (defensas ribereñas de piedras enmalladas con acero), intensivas en mano de obra, participan mayoritariamente (70%) mujeres que han sido seleccionadas, entre aquellas que más necesidades de trabajar tienen y adiestradas  adecuadamente para estas tareas, realizándolas con gran precisión y cuidado, pese a requerir un esfuerzo físico considerable y como si esto no vastara, entre el personal de la obra figura un considerable número de personas con capacidades diferentes, a las cuales se les brinda el debido cuidado y orientación para que puedan efectuar su trabajo, el cual realizan con gran entusiasmo, demostrando que las limitaciones físicas (obviamente no todas) pueden ser superadas cuando existe la voluntad y la oportunidad y este es uno de esos casos.

Cuando me reuní con este grupo de personas con capacidades diferentes, tuvimos que recurrir a una persona especializada en lenguaje para personas que no oyen y no pueden hablar, la cual es parte del equipo permanente que las acompaña y a través de ella pude escuchar los testimonios de la mayoría de los hombres y mujeres de ese grupo tan singular, no por sus limitaciones sino por su alegría y entusiasmo. Uno a uno fueron describiendo lo que significaba para ellos haber sido considerados en el trabajo que venían realizando, como les había cambiado la vida, las oportunidades que se les abrían a ellos y sobre todo a sus familias, especialmente a sus hijos a quienes podían dar mejores y mayores oportunidades, mencionando que les gustaría que algunos de sus hijos, convertidos en futuros ingenieros se hicieran cargo de obras semejantes.

No pude contener algunas lágrimas, no de felicidad, sino de orgullo y esperanza al saber que esas personas son realmente especiales, por la forma como enfrentan la vida y que para ellos bastó que les dieran esa oportunidad para cambiar sus vidas, para sentirse y saberse mejores personas, padres, madres, reclamando solo porque el trabajo no se detenga, que se asignen los recursos para seguir con otras cuencas, con otras obras. Vaya ejemplo y experiencia vivencial que me lleve, lo atesoraré siempre, para contarlo y aplicarlo cuando se pueda. 

Igualmente cuando me reuní con el grupo de trabajadoras, ellas se sentían empoderadas por ellas mismas, demostrando en los hechos una actitud ganadora, de fortaleza, capacidad y entusiasmo, que hace que uno piense sobre la experiencia y reafirme su convencimiento, por lo menos el mío, que lo que debemos dar son oportunidades y que cada quien labre su destino, eso es lo justo y lo que muchas personas como las que tuve el gusto de conocer esperan de sus autoridades, de sus industriales, de sus gerentes, en suma de aquellos que administran las oportunidades, que deberían, o mejor aún deben ser para todos, sin excepción, construyendo así una sociedad realmente inclusiva y prospera, donde el ser parte de un  proyecto útil a la comunidad sea siempre motivo de verdadero y legítimo orgullo.



Etiquetas:   Sociedad   ·   Inclusión Social   ·   Gestión de Riesgos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21239 publicaciones
5198 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora