Domingo de Valores Agradecimiento

Agradecimiento El agradecimiento es una actitud de reconocimiento por algo que se ha recibido, un beneficio, un gesto o un favor. La gratitud es una emoción positiva estudiada por la psicología tradicional, que expresa aprecio a otra persona de quien se recibió ayuda.

 

. La gratitud es una emoción positiva estudiada por la psicología tradicional, que expresa aprecio a otra persona de quien se recibió ayuda.
El agradecimiento o el ser agradecido implica apreciar en cada instante lo que otros hacen por nosotros, ser conscientes de su actitud y ayuda creando un compromiso de confianza y reciprocidad con ellos. Agradecimiento implica estar dispuestos a responder con idéntica actitud cuando se requiera nuestra ayuda. Cuando aumenta la confianza en el vínculo se crea el compañerismo, la amistad, el compartir emociones, dificultades, problemas donde fluye la ayuda recíproca.

La gratitud emerge de los corazones humildes, justos y ecuánimes. Ser agradecido demuestra un equilibrio emocional y psicológico, puesto que la persona admite que necesita de los demás, reconoce que las cosas buenas con las que cuenta hoy han sido gracias a lo que otras personas les han prodigado: amor, protección, educación, cuidado, etc.

El agradecimiento no se mide por lo que se paga o por lo que se regala, el agradecimiento perdura eternamente

El agradecimiento es una cualidad que se debe poner en práctica, ya que el mundo moderno tiende a sub-valorar el servicio, el tiempo, el esmero y el sacrificio que algunas personas realizan incondicionalmente en beneficio de otros. La gratitud tiene un efecto multiplicador, que genera recíprocamente felicidad, bienestar y regocijo.

Cuando pagas por un servicio recibido, el dinero en sí no expresa la gratitud. La gratitud se manifiesta con tus palabras y actitudes. Es un ser mezquino, quien piensa: "Con lo que le he pagado u obsequiado ya no estoy en deuda", "por eso cobra, ese es su trabajo". El agradecimiento no se mide por lo que se paga o por lo que se regala, el agradecimiento perdura eternamente.

Es necesario educar en el agradecimiento, muchas veces el orgullo, hace suponer que el otro sabe que le estoy agradecido.

Inculcar en nuestros hijos el agradecimiento, los encamina a su felicidad futura “del buen hijo es ser agradecido”.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales