Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Ética   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Calidad   ·   Stuart Mill   ·   Utilitarismo   ·   Bienestar Social



La actividad física en los centros de dia


Inicio > Medicina
14/02/2018


512 Visitas



¿Cómo se mantiene la actividad física si el adulto mayor concurre a un centro de día? ¿Cuáles son los beneficios en la tercera edad?


Ante todo partimos de la premisa de que las limitaciones físicas no deben ser un obstáculo para vivir bien.

En un centro de día para cuidado de personas mayores, se realiza una cuidadosa planificación de la actividad física, siempre junto a asistentes certificados que asisten y adaptan la actividad según cada necesidad.

Un tipo de ejercicio no sirve para todos, los adultos mayores tienen diferentes fortalezas y limitaciones, algunos se mueven rápidamente y otros requieren de asistencia para caminar o utilizar una silla de ruedas, es por eso que un profesional es quien debe decidir qué tipo de ejercicios son los adecuados teniendo en cuenta los factores personales.

En cualquier centro de día, un equipo médico realiza distintas evaluaciones, primero se realiza una evaluación por un médico, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, tomando en cuenta las condiciones médicas para determinar que ejercicios podrían ser apropiados.

El objetivo de realizar un tipo de actividad física acorde es que durante el ejercicio puedan moverse con seguridad y que la actividad se transforme en rutina.

No hacer nada no es el camino

La pérdida de fuerza muscular con el avance de la edad es inevitable. La disminución muchas veces se debe a la inactividad física y un estilo de vida sedentario.

La disminución de la fuerza muscular puede aumentar el riesgo de sufrir desde una caída hasta un ataque al corazón.

El movimiento puede ayudar a proteger contra los riesgos de salud, incluida la perdida de músculos y la fuerza. Esta diminución puede prevenirse con actividad física.

Elige tu propia aventura

El camino más seguro para abandonar una rutina de ejercicios es que otra persona decida por usted.

Los programas actuales de actividad física se basan en evidencias, preguntando a la persona que quiere hacer. Alinear los objetivos con las preferencias personales, ya sea tomando su propio ritmo o en una bicicleta fija, mezclando actividad física con socialización en clases grupales, es garantía de continuidad.

Ejercitarse para ganar equilibrio.

El ejercicio de bajo impacto ayuda a mejorar el equilibrio y la fuerza, como Pilates o taichí que es un tipo de arte marcial que combina respiración profunda con relajación en movimientos suaves.

Para algunos adultos mayores con limitaciones en el equilibrio, Pilates puede ser más apropiado. Hay que evaluar casa caso en particular, Pilates es ideal para trabajar la flexibilidad, el rango de movimiento y la coordinación ojo-mano. De estas actividades todos los adultos mayores pueden sacar grandes beneficios

Toma asiento

Para algunos, simplemente permanecer de pie puede ser una tarea difícil, para aquellos que no pueden estar de pie durante periodos prolongados de tiempo, pueden hacer ejercicios. El yoga en una silla está creciendo en popularidad. La versión sentada del yoga mantiene los beneficios, incluidos los de respiración y fortalecimiento de la parte superior del cuerpo, sin requerir que la persona permanezca de pie por periodos prolongados o mantenga el equilibrio en una pierna.

Al Agua

La natación es un ejercicio fantástico para las personas que tienen afecciones articulares. Condiciones como la artritis se vuelven más comunes con la edad.

Nadar no tiene impacto en las articulaciones y fortalece los músculos y las piernas, cuádriceps y espalda.

También es ideal la gimnasia acuática, aumenta la salud cardiovascular, proporcionan una forma de volver a la actividad para personas que han sido sedentarias.

No abusar del peso

El ejercicio aeróbico y de fuerza sirve para complementar el bienestar general. El entrenamiento de fuerza puede incluir bandas elásticas o resistencia, el entrenamiento de resistencia puede ser en una piscina.

Combinar fuerza y equilibrio puede ayudar a prevenir caídas, que son muy comunes en adultos mayores y pueden ser causar debilitamiento en general.

Tomarlo con calma

Ser activo no es sinónimo de complicarse. Caminar es un ejercicio que otorga muchos beneficios, sin embargo encontrar un lugar para caminar puede ser un desafío para los residentes de hogares que no pueden ir y venir libremente.

Nunca es tarde para comenzar un programa de ejercicios, tu cuerpo cosechara los beneficios.



Etiquetas:   Salud   ·   Tercera Edad   ·   Fisioterapia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17148 publicaciones
4419 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora