Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Automóviles   ·   Alimentos



Martirio 2.0


Inicio > Política Nacional
24/01/2018


509 Visitas



Toda escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar, para instruir en lo que significa el ejercicio de la Justicia.


(2 Timoteo 3:16)

 No hay mayor amor que éste: que uno dé la vida por sus amigos.

(Juan 15:13)

 Pues un testamento es válido solo en caso de muerte, puesto que no se pone en vigor mientras vive el testador. Por lo tanto, ni aun el primer pacto se inauguró sin sangre.

(Hebreos 9: 17, 18)

 Y Él dijo, cuando estuvo sentado en lo más alto del cerro (...) Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios... Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la Justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos...

(Del Sermón del Monte, Mateo 5)

 

 I.



El 15 de enero del 2018 tuve una experiencia similar a la del 11 de septiembre del 2001: estaba viendo en una pantalla, prácticamente en tiempo real, un acontecimiento que me parecía inverosímil: en varios videos un hombre rendido solicitaba la presencia de un fiscal del ministerio público para rendirse sin violencia para preservar la vida de civiles y de una mujer embarazada. Por tres veces hizo aquel hombre la misma solicitud, sabiéndose rodeado por una fuerza policial, militar y para militar que era mil veces superior en hombres y armamento a sus exiguas fuerzas, en ese momento de siete personas. El mundo entero vio entonces cómo los sitiados, ya entregados, fueron ametrallados en su reducto, cómo gritaron que eran atacados con lanzagranadas, cómo fueron capturados y ejecutados por fuerzas desmesuradas de sangre y llenas de odio, cómo no se cumplió la honra al caído, sino por el contrario, aun ya presumiblemente muertos, todos los integrantes del grupo recibieron disparos en la frente. Y aún se habla del posible horror de que la muchacha que estaba con ellos, embarazada, hubiera expulsado el feto y el feto hubiera sido también ametrallado. Luego, circularon profusamente por las redes sociales las fotografías de cómo había quedado la casa donde se cumplió el martirio de esos siete jóvenes, casi totalmente derruida por efecto, luego dijeron, de las armas usadas para este operativo de, usando el término cinematográfico y por esta vez correctísimo, "bastardos sin gloria".

 II.



El término Web 2.0 está ligado principalmente a Tim O´Reilly, de O´Reilly Media y no me extenderé en su historia. Se refiere a la constelación de comunidades que surgen de las interacciones que se cumplen mediante aplicaciones, redes sociales, videos, fotografías y música compartidos, wikis, blogs, mashups, microblogs, longtails y folcsomanias: más que un conjunto complejo de tecnologías, es una plataforma conformada por múltiples redes que abarcan los dispositivos conectados, desde el software hasta el Internet de las Cosas (IoT). En esta plataforma se producen múltiples fenómenos semánticos, epistemológicos y ontológicos, pues los practitioners se mezclan, entremezclan, se crean y recrean, consumen y son consumidos en algo que los estudiosos llaman "arquitectura de participación". En un espacio como ese, de múltiples escenarios virtuales, es totalmente posible que la realidad-real pueda confundirse con la realidad-virtual, y viceversa, de allí la "duda melódica" (Barrera Linares dixit) que muchos padecemos con respecto a casi todo. Todo social networker es un santo Tomás que clama por meter el dedo en las llagas para estar completamente seguro de que ese cuerpo resucitado le pertenece a su Maestro. Por eso, la gesta de Óscar Pérez fue siempre considerada un show por todo aquel que se considere un hiperlógico, y Óscar Pérez fue calificado de farsante porque alguna vez participó en una mala película. Óscar Pérez, aquella criatura de ojos verdes, muy dotado inspector del CICPC, un cuerpo "de élite" para combatir el delito, entrenado en varios espacios de combate, piloto de helicópteros, cumplió varias acciones: secuestró un helicóptero y sobrevoló Caracas pregonando que estaba en 350, presuntamente, tomó varias armas, hizo cosas, apareció en marchas fugazmente, y nunca mató a nadie (y eso era uno de los reproches y de las fuentes de duda).

 Para muchos era un showman del G2, para otros, un lobo solitario, o un tipo que estaba bien bueno, un símil de Robocop, o lo que sea, sin tomar en cuenta que sus acciones, aisladas y medio-heroicas, estaban ocasionando graves daños a la mentalidad controladora del régimen: sólo así se explica la movilización antiheroica de más de mil efectivos con granadas, lanzagranadas, y cañones antitanque que fue lanzado contra una casa aislada en El Junquito y la gran saña que han desplegado contra los familiares de los caídos, a los que no fueron entregados los cuerpos sino los féretros y eso días después del evento, inclusive se dice que hay personas presas por el solo hecho de haber llevado comida a los dolientes que esperaban, desconsolados, en la Morgue de Bello Monte. El mismo cadáver de Óscar Pérez fue enterrado cinco días después de su muerte en la parcela 42A del Cementerio del Este: metafóricamente, cerca de las antenas, en un cerro, dicen "de difícil acceso", después de haber intentado infructuosamente cremarlo, desaparecerlo, evitar que se convirtiera en ícono de la resistencia, en fuente de fe de una multitud que espera héroes y hasta santos, pues ahora dicen que ya está haciendo milagros. Y en esa plataforma 2.0 que fue su vida, Óscar Pérez se va materializando después de muerto. Sus ojos verdes llenos de inocencia se superponen ya semánticamente a la mirada de aquel que vigilaba, amenazante.



 III.



Y entonces, presenciamos por las redes sociales el martirio de Óscar Pérez. El martirio es la muerte con sufrimiento extremo que se padecen por causa de una fe. Y hasta en sus últimos momentos, con una mezcla de tristeza y aceptación, Óscar Pérez reafirmó su fe y su causa, cuando se despedía de sus hijos, cuando seguía llamando a la resistencia. La palabra martirio deriva de otra, griega, vinculada al concepto de testimonio. Así, martirio es lo que sufren quienes, para dar testimonio de su fe, dan la vida, en muchos casos previa tortura. La entrega de la vida es la reafirmación del testamento espiritual, el testimonio del mártir para que sus depositarios reciban el pleno sentido de su fe e implica la aceptación libre de la propia muerte: en ese proceso, el ser individual se transmuta en ser colectivo.

 Dicen que la fe es un atributo exclusivo de los seres humanos (dado que no todos los antropomorfos somos seres humanos, los humanoides, o no-humanos, son incapaces teóricamente de tener una verdadera fe, y quizás solamente tienen "sensación de creer en algo"). Tomás de Aquino, al referirse a los mártires, puntualizó que son testigos de la verdad que se ajusta a la piedad. Asímismo, afirmó que es mártir quien muere defendiendo la moralidad de la "res publica" de quienes quieren corromperla. Un prólogo al Libro I de los Macabeos expresa: "La muerte aceptada por los justos tiene un valor expiatorio a favor de todo un pueblo". En aquellos tiempos, Antíoco IV era un gobernante que buscaba la destrucción por hambre del pueblo judío, al que expoliaba y reprimía con violenta crueldad. El pueblo fue abandonando las ciudades poco a poco, para huir y también como forma de resistencia pasiva, hasta que reaccionó, estallaron las revueltas armadas y finalmente obtuvieron su independencia. Los Libros de los Macabeos son cantares de gesta de un pueblo pequeño empeñado en reconquistar su libertad y en preservar su identidad de los que pretendían destruirla. Posteriormente, el sacrificio de los Macabeos fue la fuerza espiritual de combate de los zelotes contra el Imperio Romano.



IV.



En el caso de Óscar Pérez y sus compañeros, quienes murieron porque lucharon, hay que reconocer que ellos estuvieron dispuestos a morir (y se evidencia otra vez en lo 2.0: los mensajes de voz que hicieron llegar a sus familiares, justo antes de ser masacrados, conscientes de que no serían llevados ante ningún tribunal, y de que ningún fiscal se haría presente) para dejar testimonio de su fe. Leí por ahí uno de esos tan inteligentes posts que a veces brotan, de un socialnetworker que dice (¿pretendiendo justificar la muerte de Pérez?) que éste estaba en contra del Estado de Derecho, de las Leyes, y que estaba "alzado en armas". Pues bien, la gesta de Óscar Pérez comenzó porque el Estado de Derecho estaba resquebrajándose, agrietándose, y finalmente desmoronándose, como lo vimos en vivo y directo por las plataformas de la Web 2.0.

 Ahora, hay que atenerse a las consecuencias: tanto los responsables directos del martirologio, un gobierno que se pone cada día más al margen de las convenciones internacionales y las prácticas éticas, como los que hemos recibido las cuotas de bautismo de sangre que nos enviaron Óscar Pérez, José Alejandro Pimentel, Daniel Enrique Soto Torres, Abraham Agostini, Jairo Lugo, Abraham Lugo, y Lisbeth Ramírez y su pequeño neonato. Tertuliano, en el 197 d.C, dejó dicho que "la sangre de los mártires abona las semillas de los creyentes". Así que, independientemente de lo que suceda a partir de este acto intrínsecamente homicida, estos mártires 2.0 han sellado"urbi et orbi" con sangre su testimonio. Y, como dice la Palabra, han establecido un nuevo Pacto, y no hay Pacto sin sangre.



 

En Barquisimeto, el 23 de Enero del 2018

 

Dedicado muy especialmente a Fernando Nunez-Noda, una especie de gurú 2.0, a su mamá, Mary Noda de Nunez, a mi sobrino Trino, quien me ha iniciado a los conocimientos de lo Web 2.0, los marketings y similares, a mi hija Eréndira, quien me enseñó a visualizar la vida a través de la Palabra, y también a Golcar Rojas y Marian Martínez,que me hacen visualizar dos perspectivas de la realidad virtual, pero también a mis 1.200 facebook-amigos, cada uno en su trinchera Web 2.0

 



Etiquetas:   Redes Sociales   ·   Conflicto Político   ·   Venezuela   ·   Mártires

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20076 publicaciones
5027 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora