Los canallas duermen en paz

La combi fujimorista maneja sin frenos (democráticos) y su conductora (ebria) de poder, atropella todo lo que se interpone en su camino a palacio, incluso a sus antiguos aliados (Grupo El Comercio), su borrachera nos revela su verdadero rostro, las máscaras empiezan a caer.


.
Este striptease político nos revela que la estabilidad institucional es un juego de palabras para ellos; puesto que, habiendo la Fiscalía reabierto investigación a su lideresa  por el delito  lavado de activos,  los mismos se aprovechan de sus facultades legislativas para interponer una denuncia constitucional contra el FN con el fin de destituirlo de su cargo y así poder entorpecer y debilitar el funcionamiento del MP; y siendo la mayor fuerza política  buscan quebrantar la autonomía institucional para manejarlas a su antojo y poder colocar a sus  títeres, lo que nos hace recordar  las estrategias utilizadas por su padre cuando compraron a la entonces Fiscal Nélida Colán para encubrir las investigaciones judiciales sobre el fujimontesinismo; mientras  K se desprende de su última prenda se le escucha decir “Las instituciones son mi ficción y yo soy la autora de este cuento llamado peru (en minúscula y sin tilde porque no se lo merece-aclara)”

El fujimorismo está a punto de apoderarse de instituciones claves (MP y TC) y ¿Dónde está PPK? Fuentes cercanas a palacio informan que está ocupado leyendo “Política para Dummies”; sin embargo, ignora que al término de tan sustanciosa lectura ya le habrán arrebatado la banda presidencial. 

Entonces,  queda claro que el congreso gobernado por la mayoría fujimorista está dejando de ser una institución democrática para retornar al pasado convirtiéndose en instrumento de censura. La aversión contra el MP es una lucha personal del fujimorismo que intenta intervenir instituciones autónomas para luego quitarle legitimidad al poder ejecutivo y así obtener la vacancia de un presidente que ha perdido peso político, quebrantando todo el orden democrático.

¿Lograrán su objetivo?

Necesitan 16 votos de otras bancadas para consumar el golpe institucional,  pero todo indica que los partidos dejarán que la combi naranja se estrelle sola, ya que la medida no tiene respaldo popular (Solo el 27% respalda según Ipsos y el 70% piensa que la denuncia es por haber investigado a los integrantes de la combi naranja según GFK).

 

En 1960 Kurosawa dirigió “Los Canallas Duermen en Paz”, la sinopsis parece una nota periodística del caso Lava Jato, empresas constructoras juegan en pared con el gobierno de turno para hacerse de jugosas licitaciones. El escándalo se conoce y la atmósfera se vuelve tensa, la prensa contribuye en el caso, la fiscalía hace lo suyo, pero al final  el caso se cae por falta de pruebas, los testigos no hablan por la presión de las empresas y del gobierno. Los testigos no solo callan, sino que son presionados hasta tal punto que comienzan a suicidarse para no manchar a los peces gordos.

Imagino la opinión de la hija del dictador si viese esta película: “Hacer que los colaboradores eficaces se suiciden demasiado romántico, mejor pepeamos a la fiscalía (de pasada al TC) para después poner a alguien como Blanquita, salimos a bailar Perú Campeón (cuantas más veces sean mejor) y apelamos a la fantasmagórica memoria del RESPETABLE y bueno con la prensa, ya sabes hijo, el que hoy grita “que se haga justicia, caiga quien caiga” mañana nos hará una entrevista que será más eficaz que la limpia de un chamán norteño (Don’t Worry Be Happy)”.

El título de la película se reafirma en mi mente, los canallas duermen en paz, sin duda, aunque algunos necesiten de litio (¿o no AG?), esta película fue rodada en 1960, y al parecer se está haciendo su remake MADE IN PERÚ.

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales