Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Elecciones   ·   Crisis Social   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Macroeconomía   ·   Mauricio Macri   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Cultura   ·   Ética



Evitar tanto dolor


Inicio > Ciudadanía
25/11/2017


488 Visitas



La sociedad ampliada incluyendo medios de comunicación y actores gubernamentales, nos seguimos llevando mal con la verdad. Se reclama por la verdad, pero apenas aparecen algunos hechos, se niegan o acomodan a la conveniencia de cada sector.




El dolor se ha posicionado en el escenario social y desde hace tiempo es el protagonista. 

Nos pasamos solidarizandonos con familiares de víctimas -- en el mejor de los casos, en otros se juzga a víctimas y familiares--- y en todas las situaciones, el Estado está relacionado a esas muertes evitables por acción, omisión o desidia.

Desde el accidente de los Gendarmes,  por el ómnibus con cubiertas deficientes, a la muerte de Maldonado y ahora a la desaparición del Submarino, en todas el Estado tuvo que ver con el desenlace fatal. 

Y si bien los operadores mediáticos, los periodistas oficialistas y la comunicación paraoficial en redes sociales, rápidamente exculparon al gobierno, la realidad es que el Estado no deja de tener responsabilidad en cada caso, si bien son muy distintos los tres ejemplos.

En esto radica el problema, que el Estado está administrado por el gobierno nacional y aunque este no sea responsable único, es responsable último de estos hechos. Por este motivo sus defensores y creyentes niegan de plano cualquier realidad que lo comprometa. 

Ser el gobierno del cambio, como se posicionó Macri y Cambiemos,  en algunos planos está jugando en contra de la verdad, porque su detractores  tratan de buscar cualquier error de gestión para cuestionar ese cambio, aunque sea forzando la verdad hasta convertirla en falsedad,  y a la vez por sus defensores haciendo lo opuesto, también falsean los hechos.

Qué murieran Gendarmes enviados a controlar conflictos sociales, por cubiertas no aptas para circular un ómnibus, excede ampliamente a los Superiores corruptos que hicieron usar esas cubiertas, sin embargo la línea de corte de responsabilidad terminó ahí. Ni el Ministerio de Seguridad, ni ningún cargo político fue responsabilizado institucional o judicialmente.

Qué Maldonado haya muerto, más allá de los resultados de las pericias sobre el cuerpo que indican ahogamiento e hipotermia, pero por  terminar en un río helado, perseguido por Gendarmes en una represión a los escopetazos, no solo excede a los Efectivos, que los defensores del gobierno exculparon de plano desde el comienzo, sino que tienen gran responsabilidad quienes ordenaron la represión desde el Ministerio, sin orden judicial de allanamiento al predio.

Por último el Submarino ARA San Juan, dolor que hoy nos cruza a todos, comienza a aparecer información, de varios avisos que había dado previo a esta derrota, con respecto a su funcionamiento. Nada sabemos aún. Nada se puede especular hasta no encontrarlo y eso es improbable aún, sin embargo otra vez los defensores del gobierno, inmediatamente culparon a la Armada AR (culpar a las víctimas era imposible, como en el caso de los Gendarmes del ómnibus). Y sin dudarlo aseguraron, que Macri había sido engañado por los comandantes de la Fuerza y que al ministerio le habían ocultado información. Además salieron rápidamente  a responsabilizar al gobierno anterior de Cristina Kirchner y su ministra de defensa Nilda Garré. El propio presidente desmintió esto(que dijeron operadores y su comunicación paraoficial en redes) y aseguró "que el submarino San Juan, había tenido su reparación de media vida y estaba en perfecto estado para navegar.."

Por una cuestión de sentido común, en todas las ocasiones y los daños fatales que suceden por acción,omisión o desidia del Estado, en todas el gobierno no puede ser inocente y ajeno a toda responsabilidad o culpa. 

Ni siquiera reconocen mínima responsabilidad del gobierno en algo, todo es culpa de otros, sean estos sus antecesores o incluso sus subalternos de cada repartición involucrada, pero las muertes continúan.

Es muy poco realista que el gobierno (del cambio o no) sea solo responsable de lo que sale bien y de todo lo que sale mal, sean responsables el gobierno anterior o niveles inferiores del Estado.

Solo tomé tres ejemplos,  conmocionantes de pérdidas irreparables,  y en las que el Estado estuvo relacionado. Además está la inseguridad que sigue, las muertes violentas que siguen y no son menos que en antes. Esto es evidente porque igual que en el gobierno anterior, no se difunden estadísticas y hay que buscarlas en distintos sitios. El nivel de inseguridad sigue alto, pese a la difusión de los operativos de seguridad y anti narco de Patricia Bullrich. Tampoco bajaron los accidentes de tránsito, otra estadística que solo aportan ONGS privadas como Luchemos por la vida,  las muertes en ciudades y rutas siguen en altos niveles como siempre, aún con obras que se publicitan, pero que en la realidad aún no se hicieron. Lo que pasa es que los Multimedios con más llegada a la sociedad, no tienen en agenda estos temas, entonces da la sensación que mejoraron ¿sensación de seguridad será?

Demasiadas muertes evitables y donde el Estado juega un papel central para evitarlas, siguen.

Hay que cambiar de verdad.

La comunicación oficial las omite, la comunicación opositora, una parte deslegitimada y la otra no tenida en cuenta, hacen foco en esto, pero a veces más por cuestiones políticas y de posicionamiento, que para buscar soluciones para prevenir y evitarlas. 

Creo que los opositores deben dejar de exponer los errores cuando ya es tarde y la pérdida irreparable, tan solo por cuestionar políticamente al gobierno. Y los defensores deben dejar de defender,  aún con omisiones y falsedades. 

Hay que reunir esos esfuerzos comunicacionales, para adelantarse a los hechos y tratar de evitarlos (verificar cada estructura estatal y sus condiciones, evitar represiones por protestas sociales o indígenas y buscar consensos, encarar la inseguridad y el tránsito como un tema grave y desde todas las perspectivas) 

Las vidas que se pierden no vuelven, los familiares y amigos  no tienen consuelo, buscar culpables es más propio de la Justicia que de detractores o defensores.  Y en cambio semejante comunicación a favor y en contra, al menos debería servir para prevenir, para generar acciones,  y  evitar tanto dolor. 





FOTO Clarin http://hd.clarin.com/post/167808949439/dolor-una-mujer-llora-en-las-afueras-de-la-base



Etiquetas:   Medios de Comunicación   ·   Mauricio Macri   ·   Kirchnerismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18292 publicaciones
4645 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora