Enriqueciendo el capital social: "Libros Vivientes", ¿Una idea para imitar?

Canadá no ha escapado a la presente crisis económica. Aquí, como en otras partes del globo, virtualmente todos los servicios públicos han sido afectados, incluyendo los presupuestos destinados a bibliotecas públicas. Sobre eso, la gente lee cada vez menos, y aquellos que todavía lo hacen tienden progresivamente a usar e-lectores en lugar de libros impresos. Estas dos fuerzas se han combinado para obligar a las bibliotecas a buscar nuevos métodos de mantener sus puertas abiertas y continuar con su misión educativa.

 

. Aquí, como en otras partes del globo, virtualmente todos los servicios públicos han sido afectados, incluyendo los presupuestos destinados a bibliotecas públicas. Sobre eso, la gente lee cada vez menos, y aquellos que todavía lo hacen tienden progresivamente a usar e-lectores en lugar de libros impresos. Estas dos fuerzas se han combinado para obligar a las bibliotecas a buscar nuevos métodos de mantener sus puertas abiertas y continuar con su misión educativa.
 

Una de las iniciativas más innovadoras ha sido implementada por la City Centre Library en Surrey, British Columbia, programada para activarse a fines de este año. 

Reconociendo que los volúmenes impresos están muy lejos de ser la única fuente de conocimiento, los bibliotecarios en Surrey también ofrecerán en préstamo "libros vivientes" – en otras palabras, personas.

 La nueva Biblioteca Central de Surrey que incluirá una sección de "libros vivientes. (Surrey City Centre Library)

 

El bibliotecario Ravi Basi, uno de los coordinadores del programa, explica que la idea nació en Dinamarca hace más de 20 años, y desde entonces se ha difundido a través de todo el mundo.

 

La administración mantendrá una lista de residentes de la zona que se han ofrecido a compartir sus conocimientos sobre cualquier tema, de forma que el público concurrente a la biblioteca pueda hacer citas para conversaciones de 30 a 45-minutos.

 

Ravi Basi declaró a CTV British Columbia que el personal de la biblioteca de Surrey imaginó el sistema de "libros vivientes" como una forma de eliminar barreras entre gente de diferentes razas y religiones, pero descubrieron que las personas con carreras, experiencias de vida, o académicos realizando investigaciones interesantes, también podían ser buenos voluntarios para transferir conocimientos. El programa ciertamente dará a los estudiantes acceso a información y experiencias no disponibles en Google.

 

Ofrecer a las personas una razón para visitar la biblioteca y adquirir nuevos conocimientos relacionándose con sus vecinos, ¿No suena como una muy buena idea?

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales