Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Palestina   ·   Relaciones Internacionales   ·   Política Exterior   ·   Conflicto Político   ·   Israel   ·   Unión Europea   ·   Dionisíaco   ·   Nietzsche   ·   Belleza   ·   Muerte


Te he fallado Venezuela


Inicio > Política Internacional
01/08/2017


276 Visitas



Los humanos tendemos a cometer errores, eso es parte de la naturaleza, de la esencia de la imperfección que nos compone, por lo que podemos cometer errores más no repetirlos. A veces la democracia se equivoca, a veces los votos de confianza se equivocan, a veces la esperanza se equivoca; cuando depositamos nuestra confianza en alguien con la esperanza de que hace lo que hace por el bien de los demás y no por uno propio nos estamos equivocando, equivocando por haber dado el voto, equivocándonos al creer que acertará o creer que fallará. Puede que hayamos acertado en el resultado, pero al final nos estaremos equivocando en el no acertar.


Eso me sucedió en dos de mis columnas escritas, he apostado porque Maduro no es tan malo, no es un súper villano quizás solo un villano y he fallado, fallado en el resultado pues aposté por la bondad y ganó la tiranía, te he fallado Venezuela.

La constituyente, que fue planteada como un medio para darle voz al pueblo, fue violado por el cartel de Maduro quien adecuó las elecciones a su gusto pues los candidatos que participaron en la elección fueron elegidos por él, los votantes solo fueron una pequeña parte de la población: 8 de 19 millones registrados en el padrón.

Al estilo del mismo guasón el pequeño pupilo de Chávez logró crear el plan perfecto para perpetrarse en el poder al crear una dictadura con cara de “democracia” y es que este hombre que altera canciones populares para volverlas canciones electorales convocó a unas elecciones que parecían la mejor alternativa para empoderar al pueblo, hacerlo renunciar y darle una solución pacífica, un camino de paz, a los conflictos del país del petróleo latino.

Sin especialistas electorales, sin observadores de prestigio, sin académicos, doctores o investigadores políticos y sociales, sin actas, sin evidencias, sin un sistema de respaldo que parece seguro con el registro de huellas dactilares en el padrón electoral y sin la voz de la verdadera oposición, el pueblo, el presidente creador de la “Dieta Maduro” llevó a cabo este fin de semana las elecciones más decisivas para Venezuela.

Tras arrogarse los resultados y coronarse como el vencedor, el chavismo venezolano aseguró su futuro y supervivencia por unos cuantos años, esperemos que no, más acosta de la muerte de Venezolanos que no solo caen abatidos en las calles sino que mueren de hambre o enfermedad en sus casas lejos de reflectores y cámaras tanto nacionales como internacionales.

Se dice que la asamblea constituyente tomará el poder en Venezuela desplazando así a la asamblea nacional la cual era mayoritariamente opositora, el contra peso, pues no solo ocupará su espacio en el palacio legislativo sino también muchas de sus funciones además de que según expertos y periodistas las elecciones serán suspendidas pues el plan de Maduro contempla perpetrarse en el poder, y no podría conseguirlo con elecciones democráticas pues ya nadie lo quiere.

Todas estas predicciones se basan en el hecho de que Maduro hizo la constituyente sin omitir una parte fundamental del plan: la discusión previa. Y es que mediante esta discusión se estiman cuáles serán los artículos a reformar y cuáles serán los artículos a redactar, algo así como sucedió en la discusión del proyecto de la constitución de la Ciudad de México en paneles como el de la feria internacional del libro en Guadalajara, pues así se permite tanto la colaboración de expertos nacionales e internacionales como se informa al público en general que es lo que va a pasar; grave error Maduro.

Y ahí fue cuando nos dimos cuenta del teatro de Maduro pues si bien todo podrían ser conjeturas, se apunta más al hecho de que Maduro nos utilizó mediante el recurso de  su teatro dramático y su sentido sobrenatural para hablar con Chávez, engañándonos que iba a salvar a Venezuela cuando en realidad sería él quien le pondría la soga al cuello.

Es de humanos equivocarse amigos, así como yo lo hice dándole un voto de confianza a Maduro al pensar que actuaría de buena fe. Es válido ya que los errores nos permiten así aprender y no volver a tropezar, nos permiten conocer el fracaso para así animarnos a buscar el sabor del triunfo.

Es válido equivocarse, pero no es válido fingir Nicolás Maduro, fingir que quieres ser el héroe de la película con paz y democracia cuando en realidad quieres apretar raíces en el poder, no es válido decir que salvarán al pueblo con balas de goma y una bolsa CLAP con comida para un día que tiene que rendir treinta, y para toda la familia; con violencia solo pides más violencia, como un niño brabucón que está provoca y provoca con pequeños golpes solo recibirá uno mayor.

Maduro, no se puede pretender ser Batman cuando tienes el corazón del guasón.

Etiquetas:   Corrupción   ·   Elecciones   ·   Crisis Humanitaria   ·   Crisis Social   ·   Nicolás Maduro   ·   Venezuela   ·   Asamblea Constituyente
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15953 publicaciones
4149 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora