Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Alfonso Cuarón   ·   Cine



México al grito de la hermana república de Venezuela


Inicio > Política Internacional
23/07/2017


556 Visitas



Venezuela está sumida en una crisis política, económica y social que parece haber nacido en el momento en que el comandante Chávez tomó el poder, pero no se dejen engañar, eso es lo que dice la derecha ¿Qué dice la Izquierda?


Para el Chavismo la crisis ya existía, ellos solo llegaron a “terminarla”, pues es sabido que la derecha que tanto gobernó Venezuela fue la misma derecha que lo saqueó vaciando las arcas hasta no dejar ni una sola telaraña.

Venezuela está sumida en una gran crisis donde la comida, las medicinas y los artículos de higiene personal escasean, en cambio el petróleo brota de la tierra con tan solo cavar un pequeño hoyo. Las personas no saben cuándo acabará, ni el mismo gobierno lo sabe, por lo que se han planteado diversos caminos agrupándolos en dos básicos: Mal o Peor.

La solución mala sería seguir con Maduro, que a sabiendas de que el pueblo ya no lo quiere ha convocado al máximo recursos, en papeles, que tiene el pueblo de la hermana república venezolana y es que la constituyente no solo permite redactar una nueva carta magna sino también permite deponer a un presidente e incluso cambiar al sistema de gobierno, una decisión muy osada por alguien que tambalea en el poder ¿no?

Por otro lado está la derecha, una derecha que a pesar de fue silenciada se escucha más fuerte que nunca, y no por las sabias decisiones que ha tomado, por las magistrales propuestas o por un camino construido en el diálogo y la democracia, pues ha decidido que el mejor camino es básicamente una pelea a muerte, una pelea que plantea enfrentar al pueblo venezolano contra las fuerzas Chavistas lo que no solo derramaría sangre sino también sanciones internacionales ¿Cuál es el fin? El primero es uno que comparten todas las guerras, que el pueblo defienda un fin que no es del pueblo, el segundo es lograr acabar con la corriente política que ha cerrado puertas y atado manos a los jerarcas de la oligarquía, que ha hecho que el águila calva y el Tío Sam tengan que pagar más por crudo, sufrir con una piedra en el zapato. Entonces ¿De quién es esta lucha?

Mientras Venezuela no ve para donde salir, no decide si cual es mejor entra la espada y la pared, México no canta mal las rancheras ¿Qué no vemos que tenemos a nuestra izquierda Chavista y nuestra Derecha Sumisa?

Por un lado tenemos a Andrés Manuel López Obrador, nuestro eterno Tabasqueño opositor, y por el otro tenemos a una derecha, unida pero heterogénea compuesta por un PAN conservador, obsoleto, y un PRI renovador, igual de ladrón.

Si elegimos el camino disruptivo, la izquierda opositora, sería una catástrofe y no por el hecho de temerle al comunismo, al socialismo utópico, o por el cambio de aires que quizás vendría bien a México, lo que sucede es que nuestra izquierda no da argumentos para creer en ella. Seguimos teniendo a los mismos ladrones solo que en el lado contrario, con el sol que más le caliente, seguimos teniendo a una persona hambrienta de poder y de berrinches que siempre quiere ganar y no admite perder, tenemos a una izquierda que solo busca cambiar los colores a la bandera más no su significado.

Ahora pensemos que los mexicanos no tienen memoria, y es que realmente no la tienen, y siguen con la misma derecha. ¿Qué nos depara? Lo mismo de lo mismo, seguir abnegados a las decisiones de las barras y las estrellas que nos obligan a prostituir nuestros recursos naturales, nuestro trabajo y a nuestra gente, seguir de rodillas esperando la penetración de una derecha que no solo a drenado la sangre de México, y no solo la sangre monetaria, sino que también lo ha infectado con grandes enfermedades como la corrupción, violencia, impunidad o desigualdad ¿Qué no ya nos acostumbramos?

Mientras la hermana república bolivariana de Venezuela sigue luchando entre gas y macanas, y próximamente entre papeles y urnas, México sigue rezando a la espera de que deidades religiosas y políticos de buena cara puedan resolver una crisis que comenzó dentro de la misma casa y que solo desde la misma casa se pueda resolver.

¡Ay de mi pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos!



Etiquetas:   Corrupción   ·   Elecciones   ·   Política   ·   Crisis Económica   ·   PAN   ·   PRI   ·   Oposición   ·   Conflicto Político   ·   Crisis Social   ·   Nicolás Maduro   ·   Venezuela   ·   Asamblea Constituyente   ·   México

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18409 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora