Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Discriminación   ·   Libertad de Pensamiento   ·   Racismo   ·   Odio   ·   Salud


Necesitamos una Europa sensata


Inicio > Política Internacional
17/03/2017


1192 Visitas



Las angustias y la desazón se esparcen por Europa como mancha de aceite descompuesto. Mientras escribo estas líneas se han conocido los resultados del proceso electoral en Holanda, ese país que aquellos que lo visitan por primera vez siempre se sorprenden con simpatía por su liberalidad y su forma tolerante de tratar muchos de los problemas de la condición humana. 






Haciendo gala de grandes episodios del pasado, de hombres ilustres que supieron dejar su huella en la reflexión y el conocimiento humano, lo holandés en Europa ha sido siempre un modelo de sobria comprensión de los pulsos históricos. Sin embargo, es un país que se ha asomado también a la incertidumbre y pese a los agoreros el grueso de su electorado ha dado una señal potente contra la retrogradación y el pasado.

Más allá de los modelos económicos, que han generado consecuencias en parte de la población, que son profundos y que dejan a las democracias en deuda, pero cuyas soluciones no escapan a la posibilidad de la democracia misma, lo que está en juego a partir del Brexit que se impuso en las últimas elecciones de Gran Bretaña y que se promulga hoy, es la capacidad de Europa de mantenerse sensata.

Aquella idea surgida por los acuerdos del carbón y el acero, no solo construyeron una comunidad económica, que llegará a expresarse como sujeto político y de derecho internacional, con un modelo comunitario complejo y único, sino también, como consecuencia de las experiencias de su historia, ha sido un actor fundamental e insustituible para delinear un concepto de la paz, de la convivencia pacífica y de los derechos humanos.

Hace dos meses, y a modo de ejemplificar lo que asevero, los miembros del Comité Parlamento Europeo para Asuntos Legales votaron  a favor de una moción para garantizar estatus legal a los robots, a los que se les otorga la condición de "personas electrónicas".

Para cualquier observador, colmado por las cuestiones cotidianas, aquello seguramente le pareció extemporáneo, por decir lo menos. Sin embargo, no pasará una década en que ese acuerdo de la Comisión para Asuntos Legales del actual Parlamento Europeo será señero y referente para muchos de los problemas que afectarán a la Humanidad en pocos años más, y donde los problemas de los refugiados y migrantes que hoy dominan la agenda parecerán casi primarios.

Sin embargo, Europa está en una enorme encrucijada que puede conducir al mundo a una tragedia. Tal vez la peor de todas. El erizamiento, la prepotencia, la arrogancia, el estímulo de los conflictos, la irracionalidad y los ensimismamientos sociales, apuntan inexorablemente a destruir la sensatez del proyecto comunitario y sus efectos sobre los países que han aprendido de sus fundamentos.

No deja de preocupar la aparición y persistencia, en algunos casos, de políticos xenofóbos, claustropopulistas, rupturistas y basados en el recelo y la exclusión. Tipos que van contra todos los progresos en los derechos y seguridades humanas, generalmente asociados al fanatismo nacional-racial- religioso. Un sector de la población que no lee, que no tiene ilustración, que no analiza las consecuencias, sino que se deja llevar por sentimientos impulsivos, producto de las frustraciones que no ha resuelto oportunamente la democracia, que no es menor, pero que generalmente son minoría, ha crecido merced la indiferencia de los votantes que no ejercen su sufragio.

Frente a los desafíos que surgen en el horizonte, esperamos que en definitiva, la ciudadanía europea se haga cargo de la sensatez y del futuro, que Europa representa en el progreso político y reflexivo por antonomasia. En Holanda se ha dado un buen paso en esa dirección.scribe aquí tu artículo

Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Europa   ·   Unión Europea
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

3 comentarios  Deja tu comentario


Gabriel Vega, Comparto contigo la mirada que haces, no obstante, eso es una constante en la existencia, todo cambia, no podemos esperar que los así llamados civilizados no lo hagan, el tema es como nos adaptamos a esos cambios, si los algoritmos, presentes en chatbot, robot e IA, así como la ingeniería genética, nos superaran incluso en las emociones, el sentido de la vida y nuestras más peculiares formas de ser, ya están aquí...


Carlos Cárdenas Olivares, Medicina Estimado Sebastián: como siempre, un muy buen artículo. Me alegré de que no ganara el populismo en Holanda. Comparto vuestra desazón por el terremotazo que está ocurriendo a nivel de la geopolítica mundial y ningún medio de comunicación de masas reflexiona nada al respecto. Es obvio que no es razonable volver a nacionalismos que tanto dolor han provocado en el mundo. Pero la situación de globalización como venía dándose ha dado un giro, es decir, no sólo se ha detenido, ha girado 180° y eso es ir hacia un abismo absurdo. Ha sido una lástima, deberemos esperar que prenda el entendimiento que logre discernir lo que conviene a los pueblos. Chile está en esa coyuntura, y no veo claro su resolución. Un saludo fraternal!!!


Hernán Riadi Abusleme, Estimado Sabastián:
No puedo estar más de acuerdo contigo. Pero echo de menos en tu visión, lo mismo que echo de menos en las visiones de contenido político y moral: carencia de búsqueda de la causa eficiente. Es verdad que en parte lo haces al referirte al hecho de que un sector de la población que no lee, que no tiene ilustración , que no analiza las consecuencia sino que se deja llevar por sentimientos impulsivos, que atribuyes a frustraciones no resueltas.
Pienso que es necesario destacar, que la historia de tolerancia de Holanda se ha debido a su vocación inicial de comerciantes, pues esta actividad es la que desde la antigüedad más alejada, ha unido culturas y civilizaciones, al contrario de la práctica perversa de algunos políticos y clérigos que en esencia de su actividad han dividido a la humanidad con el propósito de abarcar la mayor cantidad de poder posible sobre la voluntad de los hombres, denigrando y renegando de la nobleza de la política de la que siendo políticos profesionales, corrompen sistemáticamente .
El propio nombre de partidos, nos señala su vocación de separación, de división, de sectarismo. No olvidemos que son ellos los que declaran las guerras. No olvidemos tampoco que sus discursos están dirigidos a la muchedumbre compuesta muy mayoritariamente de ignorantes, hedonistas, que no tienen cómo optar por un refugio intelectual como es un buen nivel de instrucción ni de virtud. Me refiero al bajísimo nivel educacional y de civilización que son sustituidos por los más bajos sentimientos animales que en el caso de nuestros compatriotas alcanza al 84% de nuestra población debido a la natural y lógica incapacidad de un estado constituido por chilenos ignorantes en la misma proporción. En el resto del mundo, la situación es algo mejor, pero siempre deja a una parte importantísima de la población en la condición que tú señalas , de ignorancia consuetudinaria y persistente.
Gracias a esa situación, es que tanto el poder de








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15801 publicaciones
4106 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora