Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Libros   ·   Reseña



Educación y Prosperidad


Inicio > Ciudadanía
20/08/2011


2575 Visitas



II.  Un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad.


 

"La educación" instruía Aristóteles a sus alumnos en el siglo IV a.C., "es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad."  Este énfasis sobre la importancia de la educación en el desarrollo de la sociedad ya había sido introducido por Platón en La República, el primer tratado sobre educación desde donde parten los escritos sobre educación de Locke, Milton, Rousseau, Jean Paul, y Goethe.

 

No cabe duda alguna que la educación es un ingrediente esencial de la prosperidad, conducente a una vida más productiva y gratificante.  Es de los sistemas educacionales mas integrales y consistentes de donde provienen los empresarios, técnicos, pensadores, maestros y lideres quienes cooperativamente hacen la prosperidad de comunidades y economías.      

 

"Un considerable número  de investigaciones ha revelado que en los países industrializados, cada año extra de educación agrega un 8% al ingreso personal," declaro recientemente Chris Richardson, director de Acceso Económico, en Camberra, Australia.  "La manera más segura de triunfar" continuó, "es reconocer  que la educación es el impulsor clave de prosperidad a largo plazo." 

 

Australia--frecuentemente comparada con Argentina en análisis de desarrollo--de un nivel similar a principios del siglo XX, se encuentra a principios del XXI con un GDP/per cápita de  US$24,335.00 contra US$9,894.00 de Argentina. (2008).

 

La relación entre la educación y el crecimiento económico continua siendo un aspecto central de análisis económico. Adam Smith en el siglo XVIII y Alfred Marshall en el siglo IXX, se ocuparon de investigar la influencia de la inversión individual en “educación” sobre la riqueza de las naciones.  Durante el siglo pasado, los economistas continuaron tratando de desarrollar estimaciones empíricas de la relación entre la educación y el crecimiento económico.  En un relevamiento de estos estudios, Krueger y Lindahl señalan que "en los Estados Unidos, cada año adicional de estudio produce un 10% de aumento en los ingresos, aunque el índice de rendimiento varia a través del tiempo y en diferentes países" —A. Krueger et M. Lindahl, 2001, "Educacion para el crecimiento: ¿Porqué y para quién?", Journal of Economic Literature, 39:1101-1136

 

La educación no influye solamente sobre la prosperidad, sino que también tiene considerable efecto en consolidar principios y sistemas democráticos. "Mientras las poblaciones con mejor educación"--escribe Adam Przeworski-- tienden a compartir valores pro democráticos, las pobremente educadas caen fácilmente bajo el encanto de políticos populistas que pronto abandonan las promesas democráticas para erigirse en dictadores, aun cuando llegan al poder mediante el ejercicio de elecciones libres. (Adam Przeworski, ; et al. en Democracy and Development: Political Institutions and Well-Being in the World, 1950-1990. Cambridge: Cambridge University Press. 2000)

 

Debe ser, porque al fin de cuentas, la política y la economía tienen que ser... ¡aprendidas!

 

Educación y prosperidad son palabras bellas e inspiradoras, pero también, cuando no son bien contextualizadas, polisemias de un vasto campo semántico.

 

En esta nota, los términos educación/buena educación y prosperidad no son usados para significar solamente alfabetismo- memorización de hechos conocidos y progreso monetario, respectivamente.

 

Con "buena educación" se incluye, sobre la educación formal, el aprender a pensar, como hacer preguntas adecuadas, formular problemas, descubrir variables interdependientes, experimentar, comprobar, extraer conclusiones validas y demostrables, e incrementar el volumen de conocimientos.   De igual manera, con "prosperidad", se significa además del incremento monetario, el mejoramiento de la calidad de vida, un más elevado estándar de salud y nutrición, un medio ambiente más limpio y saludable, igualdad de oportunidades, mas libertades individuales, una más rica vida cultural, y naturalmente, oportunidades continuas de educación y adquisición de conocimientos.

 

"La educación, más allá de todos los otros artefactos de origen humano, es el gran igualador de las condiciones del hombre, el volante de equilibrio de la maquinaria social."--Horace Mann

 

Sigue: Educación y prosperidad--El laberinto de la de la felicidad.



Etiquetas:   Educación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Saul Neme, Antropología Social Gracias Kervin,
celebro nuestra coincidencia en la apreciación del valor de la educación, y la visión sobre el rol de la sociedad y los gobiernos que elige.



Kervin Briceño, Asesor de proyectos socioculturales Muy acertado el contenido del artículo. Creo que es tarea obligada de la sociedad actual y de los gobiernos destinar los recursos económicos y todos aquellos medios necesarios, para que la educación sea uno de los principales motores de impulso que permitirá mejorar la calidad de vida y asegurar el progreso de la sociedad. Sólo así, podremos cancelar esa deuda con la humanidad que aún está vigente.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18736 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora