Cuando la ansiedad empieza a asustarnos



En primer lugar es importante confirmar con nuestro medico que estamos bien físicamente y que no tenemos ningún problema orgánico para así confirmar que se trata de ansiedad.

 


Existen muchos síntomas propios de la ansiedad que a veces nos pueden llegar a jugar una mala pasada ya que pueden ser  erróneamente interpretados como sumamente peligrosos y así confundirnos con enfermedades o peligros para nuestra vida.

Algunos de los síntomas y su interpretación errónea mas frecuente son :

Taquicardia – ¡Me esta dando un ataque al corazón!,  Nauseas : -¡ Tengo una úlcera, problemas digestivos!  Ver “lucecitas” sensación de que la luz molesta, ver borroso, sensación de estar fuera de nuestro cuerpo ,Mareo –¡ Me estoy volviendo loc@!,  Vertigo,– ¡Me voy a desmayar delante del todo el mundo!, ¡Puedo perder el control en cualquier momento! Ahogo, falta de aire, hiperventilación – ¡Me voy a ahogar!.. Dolor en el pecho y/o brazo : –¡Estoy teniendo un iptus! Temblores, pinchazos,  calambres – ¡Tengo una enfermedad grave, problemas cerebrales….!   Recordad como decía en el anterior artículo que la ansiedad es una alarma interna que nos prepara para escapar ante un peligro. Pensad que le estamos diciendo a nuestro cuerpo que algo terrible va a pasar (me va a dar un ataque, me voy a volver loca…)… , por lo tanto nuestro cuerpo reacciona y se activa dando prioridad a las partes de nuestro cuerpo necesarias para salir corriendo y descuidando las que en ese momento no serían útiles…

 

Algunos de estos síntomas y su explicación real  son :

 

(Taquicardia – el corazón bombea más fuerte y rápido para enviar sangre a las zonas vitales), nauseas, (la actividad en el aparato digestivo disminuye, ya que no es necesario en ese momento para escapar), ver “lucecitas” sensación de que la luz molesta,  manchas en la visión (las pupilas se engrandecen y se dilatan para aumentar la visión a la hora de escapar), ver borroso, sensación de estar fuera de nuestro cuerpo , mareo (el oxígeno no llega a nuestro celebro ya que en ese momento es necesario que se concentre en las piernas para escapar…., ahogo, falta de aire, hiperventilación (aumento de oxígeno en la sangre para escapar) , dolor en el pecho y o brazos, pinchazos (debido a mantener los pulmones demasiado llenos durante mucho tiempo, la tensión muscular continua y las posturas incorrectas continuadas ), temblores, pinchazos, calambres propios de la tensión muscular necesaria para salir corriendo….)

Esta interpretación negativa de los síntomas provoca que todavía tengamos más miedo a los mismos, por lo tanto cada vez que se presenten síntomas naturales que siempre hemos tenido en nuestro cuerpo podemos llegar a asustarnos y evitarlos escapando provocando que todavía le cojamos más miedo.   Es importante que tan pronto confirmo que no tengo ningún problema físico y que por lo tanto se trata de ansiedad comience a tratarla para evitar cogerle miedo a los síntomas y a las situaciones en las que tengo ansiedad y que acabe condicionando seriamente mi vida . De todos modos recordad que suelo llegar a estos estados por acumular situaciones estresantes, problemas de cualquier índole (pareja, laborales, familiares) que es importante trabajar en terapia para afrontar de otro modo y no volver a acumular tanta ansiedad.

Articulo original :http://www.psicologoenmadrid.co/ansiedad-asustar/



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











Cuando la ansiedad empieza a asustarnos


En primer lugar es importante confirmar con nuestro medico que estamos bien físicamente y que no tenemos ningún problema orgánico para así confirmar que se trata de ansiedad.

 


Existen muchos síntomas propios de la ansiedad que a veces nos pueden llegar a jugar una mala pasada ya que pueden ser  erróneamente interpretados como sumamente peligrosos y así confundirnos con enfermedades o peligros para nuestra vida.

Algunos de los síntomas y su interpretación errónea mas frecuente son :

Taquicardia – ¡Me esta dando un ataque al corazón!,  Nauseas : -¡ Tengo una úlcera, problemas digestivos!  Ver “lucecitas” sensación de que la luz molesta, ver borroso, sensación de estar fuera de nuestro cuerpo ,Mareo –¡ Me estoy volviendo loc@!,  Vertigo,– ¡Me voy a desmayar delante del todo el mundo!, ¡Puedo perder el control en cualquier momento! Ahogo, falta de aire, hiperventilación – ¡Me voy a ahogar!.. Dolor en el pecho y/o brazo : –¡Estoy teniendo un iptus! Temblores, pinchazos,  calambres – ¡Tengo una enfermedad grave, problemas cerebrales….!   Recordad como decía en el anterior artículo que la ansiedad es una alarma interna que nos prepara para escapar ante un peligro. Pensad que le estamos diciendo a nuestro cuerpo que algo terrible va a pasar (me va a dar un ataque, me voy a volver loca…)… , por lo tanto nuestro cuerpo reacciona y se activa dando prioridad a las partes de nuestro cuerpo necesarias para salir corriendo y descuidando las que en ese momento no serían útiles…

 

Algunos de estos síntomas y su explicación real  son :

 

(Taquicardia – el corazón bombea más fuerte y rápido para enviar sangre a las zonas vitales), nauseas, (la actividad en el aparato digestivo disminuye, ya que no es necesario en ese momento para escapar), ver “lucecitas” sensación de que la luz molesta,  manchas en la visión (las pupilas se engrandecen y se dilatan para aumentar la visión a la hora de escapar), ver borroso, sensación de estar fuera de nuestro cuerpo , mareo (el oxígeno no llega a nuestro celebro ya que en ese momento es necesario que se concentre en las piernas para escapar…., ahogo, falta de aire, hiperventilación (aumento de oxígeno en la sangre para escapar) , dolor en el pecho y o brazos, pinchazos (debido a mantener los pulmones demasiado llenos durante mucho tiempo, la tensión muscular continua y las posturas incorrectas continuadas ), temblores, pinchazos, calambres propios de la tensión muscular necesaria para salir corriendo….)

Esta interpretación negativa de los síntomas provoca que todavía tengamos más miedo a los mismos, por lo tanto cada vez que se presenten síntomas naturales que siempre hemos tenido en nuestro cuerpo podemos llegar a asustarnos y evitarlos escapando provocando que todavía le cojamos más miedo.   Es importante que tan pronto confirmo que no tengo ningún problema físico y que por lo tanto se trata de ansiedad comience a tratarla para evitar cogerle miedo a los síntomas y a las situaciones en las que tengo ansiedad y que acabe condicionando seriamente mi vida . De todos modos recordad que suelo llegar a estos estados por acumular situaciones estresantes, problemas de cualquier índole (pareja, laborales, familiares) que es importante trabajar en terapia para afrontar de otro modo y no volver a acumular tanta ansiedad.

Articulo original :http://www.psicologoenmadrid.co/ansiedad-asustar/




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE