Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Alfonso Cuarón   ·   Cine



¿Me considero un estudiante?


Inicio > Educación
25/12/2016

1208 Visitas



El estudiante, realmente se le puede llamar de esta manera, porque este es un noble título destinado para el alma sedienta de conocimientos, para la persona que entrañablemente desea saber y dominar la técnica, sueña con ser poseedor de las respuestas que tanto inquietan su alma.


El estudiante esta habido de conocer artilugios que lo lleven en un futuro a ser, lo que aunque no diga, en el fondo desea, un maestro que descubra la herramienta de irse preparando día a día quien pese a todos sus errores ha compartido con él, el tesoro más grande que tiene; sus propios conocimientos, que a través de los años ha ido ampliando y perfeccionando, pero quien mira con desesperación a los tantos impostores que ostentan este título sin entender la envergadura que conlleva el ser estudiante.

El estudiante está atento a todas las oraciones que salen de boca de su maestro pues son las más valiosas, porque no salen de las notas de un libro o  de las páginas de internet, sino que salen de la mente y de la experiencia, que ese hombre o mujer han tenido y que le ha llevado a dicho conocimiento, pero tiene en claro que su maestro esta en medio de una batalla de avances en las telecomunicaciones, que la información da la vuelta al mundo no en ochenta días, sino en cuestión de horas, que libra desafíos en aras del conocimiento porque desde que el aprendió, hasta el día de hoy las teorías han revolucionado, han caído, han marcado, pero sobre todo han evolucionado, porque el maestro quiere hacer de su clase la más amena; y en respuesta encuentra el mal chiste de uno de aquellos usurpadores, porque al voltear de derecha a izquierda se encuentra con la dolorosa realidad, los alumnos están distraídos y platicando, ¿ será a caso que el maestro no tiene nada bueno que decir a sus alumnos? o peor aun ¿ será que el maestro es obsoleto porque el alumno ya domina esos temas? desde mi parecer, la razón no es, ni la primera ni la segunda, sino por el contrario lo que dice el maestro es de interés y desde luego el alumno no domina el tema, porque lo digo, porque fui estudiante, ostente y en momento usurpe este noble titulo, que debe ser concedido bajo una pomposa ceremonia cuidando y sujetando a los individuos a un escrutinio de sus habilidades y deseos para poder llegar a ser “estudiantes”.

Porque no solo basta parecer, sino hay que ser y serlo bajo cualquier circunstancias ya que los casos de pobrezas y adversidades por doquier están presentes, y sin embargo los dignos portadores de este epíteto no agachan la cabeza ante la dificultad, sino por el contrario son aguerridos, luchadores y merecedores de todas las canonjías posibles, llevar el logo de una institución que los reconoce como miembros de su comunidad estudiantil, que los hace presumibles como afiliados a dicha institución y que tienen el respaldo de la misma porque donde pisan sabemos que el peso de esa huella la deja el conocimiento, no solo de ciencia, sino de la integridad que tienen, porque los elementos son de magnifica calidad humana, de conocimientos culturales pero también de aquellos que enriquecen al ser humano de forma digna.

Porque al estudiante no lo hace una calificación de 10, lo hace su constancia, su interior pero sobre todo lo hace su necesidad de crecimiento, un buen estudiante no se mide por los exámenes que aprueba o reprueba, sino por la forma en que se conduce, es decir como receptor de  conocimientos teóricos, prácticos, pero también de buenos modales, que acepta que se le eduque, que recibe con humildad la represión de sus maestros, así como sus consejos para su propio desarrollo, que busca ser héroe dentro de una sociedad llena de crisis.

Como hacer buenos estudiantes si desde casa no se han fijado normas y límites, tal vez nunca les hemos dicho lo que pueden y lo que no pueden hacer, porque la educación inicia en casa y se hace extensiva a la escuela, pero también es real que las instituciones educativas no pueden hacer el rol de padres, nuestros alumnos deben tener en claro el gran protagonista de la educación es el “alumno” no el maestro, pero para esto el alumno debe tener un cambio de enfoque; es decir dejar de ver las clases en la manera en que lo hace; reconocer su propia ignorancia y se esfuerce por superarla aquí está el parte aguas de lo que hace un estudiante, observa su entorno reconoce su realidad y a partir de ella, trabaja duro hasta alcanzar su meta.

Mientras los jóvenes no se den cuenta de esto, la pasividad sigue reinando, pero el entorno laboral cambia día a día dependiendo de las propias necesidades sociales, hace falta pensadores críticos, una vez que aprende el estudiante a serlo, podemos olvidar sistemas educativos fracasados, porque sea cual sea el sistema nuestro alumno se prepara no para el examen, no para una evaluación, sino para enfrentar la vida misma. Podemos hablarles hora de motivación pero mientras no les demos una necesidad real de para que deben prepararse. Tomar el recurso de lo que hace un videojuego, les hace creer en una realidad paralela, y que hasta en algunos casos esa supuesta existencia llega a ser más poderosa que la propia materialidad, crearles situaciones donde aplican sus conocimientos y entienden la importancia de competencia.

Demos una bienvenida al debate, la opinión y hasta la crítica, claro que cuando esta no proviene de personas que realmente son objetivas, no se pueden tomar en cuenta ya que muchas veces ni el propio estudiante sabe lo que le conviene, se conduce motivado por la inmadurez propia pero también por la manipulación de personas mal intencionadas a quien solo le importa llevar a cabo su objetivo pese a quien tenga que atropellar, lucha la institución también con este otro enemigo que trata de llevarse al estudiante por caminos falsos y de destrucción donde por su misma inexperiencia suele creerle pues siempre el camino fácil es mas tentador que llevar a cabo las múltiples tareas que tanto le cuestan.



Etiquetas:   Educación   ·   Gestión del Conocimiento   ·   Aprendizaje Polifacético

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18409 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora