Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   México   ·   Libros   ·   Terremoto   ·   Ciudad de México   ·   Contaminación   ·   Diésel   ·   Automóviles   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo


Reseña "El laberinto de los espíritus" de Carlos Ruiz Zafón


Inicio > Literatura
23/12/2016


755 Visitas



Hace trece años devoré “La sombra del viento” como si no hubiera un mañana. Nada más salir al mercado “El juego del ángel” corrí a comprarlo, pero no encontré la magia del primero. Me desanimó y desistí de la lectura de la tercera parte y después de tantos años, “El laberinto de los espíritus” me ha devuelto la emoción de los comienzos de esta gran aventura.


  No sé si el tiempo ha influido en la avidez con la que me he zampado el libro. Me ha enganchado como una posesa, pese a los peros: aunque se extienda demasiado en tramos que sobran, teniendo en cuenta además, que la trama ya es lo suficientemente enrevesada, aunque esté repleta de personajes y abuse de descripciones repetitivas y diálogos donde se exprime el humor y las pedanterías rimbombantes, rizando el rizo hasta la extenuación.

  Pues bien, a pesar de todo, me he metido en el laberinto de Alicia Gris y Vargas con gusto. Me he dejado llevar de su mano por la desquiciante investigación sobre la extraña desaparición de Mauricio Valls, donde Ruiz Zafón reabre la página de la familia Sempere y su mundo hipnotizador de libros y letras, donde “el secreto tras el secreto”, es una muñequita rusa que te agita dentro de la continua espiral de niebla con la que de nuevo, hace protagonista a Barcelona.

  Los fantasmas del pasado de Alicia duelen como su cadera. En ocasiones el autor transmite tan bien el pálpito de sus heridas físicas, que de manera inconsciente he llegado a gritar en silencio a Alicia, que «por favor, ¡toma algo ya!». Y aunque –lo mismo que abusa de otras cuestiones– repite esas escenas en las que se retuerce de dolor, he llegado a imaginar cómo revienta por dentro el contacto de la metralla.

  Ruiz Zafón da al lector lo que espera. Ingredientes que garantizan la adicción cuando se cuentan y mezclan bien: angustia, misterio, un poquito de «gore» (a veces también excesivo) , recuerdos que taladran cerebros y machacan tanto o más que los males físicos, pasillos infinitos, negros y asfixiantes, libros que estremecen sólo con su mención… No por esperado (por qué negarlo, no hay sorpresa pero…) se ha reducido el placer que siento con esa constante presencia de libros como seres vivos, esa exaltación del amor por la lectura y la escritura, donde uno se pierde y muere de gusto por haberse perdido.  

  No me molestaré en explicar la trama, la historia y sus historias porque hay libros que no se pueden resumir. Es más, que no apetece resumir, porque lo que más destaca de ellos es el placer que provocan, la ansiedad porque llegue una nueva pista, el escalofrío de lo más oscuro en cualquier calle o rincón, el redoble de tambor que escuchas aunque no suene porque sabes que algo está a punto de ocurrir… En fin, esas pequeñas cositas que hacen vibrar y desear que el desasosiego no termine nunca.







Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Lectores
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15717 publicaciones
4092 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora