Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   PYME   ·   Lectores   ·   Novela   ·   Estrategia de inversión



En un país normal Macri...


Inicio > Política Nacional
25/11/2016


1161 Visitas



El Kirchnerismo con la repetición de su relato obligaba a creer  que se crecía, que había inversiones, pleno empleo y consumo. El Macrismo con su modo de comunicar, insiste en que habrá inversiones, se va a crecer, se va a bajar la inflación, que habrá empleo de calidad y se recuperará el consumo.




Recuperar el consumo o mejor sería decir el nivel de consumo anterior, es algo que posiblemente sucederá en 2017 (como año electoral que es), aunque esa recuperación puede no ser real. Puede no ser real, porque en verdad puede estar solo incentivada artificialmente por mayor liquidez de la sociedad, pero no fundada en mayor productividad, sino en inyección de dinero que haga el gobierno para cambiar el humor social en una elección clave.

La pregunta saliendo de lo económico y entrando en lo político, es ¿por qué le dan tanta importancia a esta primera elección, cuando hoy el gobierno no tiene mayoría legislativa? 

¿Qué tan malo sería que no le vaya bien en las Legislativas 2017, más allá de legitimar su poder?¿Para qué necesitaría tener mayoría, si aún sin tenerla logró aprobar cerca de 70 leyes que salieron con casi total consenso oficialista y opositor?¿Cuándo lo complicó la Oposición legislativamente, si hasta aceptaron la Sesión Especial para tratar ganancias, cuando pudieron imponer sus propios proyectos y al gobierno le hubieran costado mucho más? Por último  ¿por qué es tan grave para el gobierno que le hayan frenado la Reforma Política? Es claro que los gobernadores que no quieren cambiar  el modo de votación por ejemplo, es porque lo que se usa los beneficia, pero ese modo de boleta sábana no es más importante a la hora de votar, que el clientelismo político en provincias y municipios que el mismo gobierno sostiene con el giro de fondos. Tampoco es más importante a la hora de votar la boleta tradicional para lograr adhesiones, frente a la dependencia del empleo público. Esto de algún modo hace pensar, que el gobierno insiste tanto en la Boleta Única Electrónica, porque en realidad le conviene. Y en la última elección en la ciudad, el caso del hackeo ético que demostró sus fallas, hizo dudar ante un resultado tan apretado como el que tuvo Larreta frente a Lousteau.

Como ven muchos de los temas políticos que se discuten, por los que se enfrentan oficialismo y oposición  y ocupan gran parte del espacio mediático, en realidad no son de peso.

De peso, más grave e importante es por ejemplo el avance de Angelici en todos los Organismos de Control de la Ciudad y la Nación. Su influencia directa por tener elementos en su entorno de Inteligencia,  sobre la AFI. Su control real sobre Jueces y Fiscales, incluso sobre muchos que colocó en Boca en distintas Comisiones y funciones. Grave es que además Carrió sepa esto y mucho más y no esté dispuesta a dejarlo seguir avanzando. Importante es la interna que está en pleno desarrollo entre los PRO, Monzó y hasta con la propia Vidal, pieza clave de Macri. 

El gobierno, Macri y el PRO, tienen muchos más problemas --- a resolver o no --- en su propio frente de Cambiemos, que con la Oposición Peronista que en el peor de los casos, solo le cuesta plata consensuar.

El Macrismo que lleva adelante el gobierno tienen muchos más problemas con sus socios de frente político electoral, que con sus nuevos socios de conveniencia --- las distintas líneas peronistas y sindicales, incluidos algunos K y Grupos sociales --- y cada vez se nota más.

Es más sencillo imaginar a futuro cercano,   un frente en la provincia de Buenos Aires conformado por  gente de Vidal,  PJ, algunos K, grupos sociales y  gente que convoque Monzó, que con Carrió o sus socios de la UCR.

Es más probable que Larreta se enfrente a Lousteau en el futuro cercano  y que también Carrió y la UCR porteña apoyen al Embajador y no al Jefe de Gobierno.

El Oficialismo interpretado por Cambiemos es un frente raro, pero más rara todavía es una Oposición comandada por los distintos peronismos.

A esta altura hay una realidad que no se puede negar, la verdadera división que va a terminar definiendo frentes, apoyos y sociedades políticas --- en el pos Kirchnerismo--- no es la afinidad ideológica, los modelos compartidos o los objetivos económicos, la real división será entre los que toleren ---algo o mucho --- de corrupción e impunidad y los que no toleren nada. 

En esto tiene problemas Cambiemos, pero sobre todo tiene problemas el PRO.

Ya tampoco se puede negar que buena parte de las denuncias que tiene el Kirchnerismo sobre Fondos Públicos y Obra Públicas, si van a fondo las investigaciones, terminarán involucrando a Empresarios Macristas.

Mucho menos es secreto a esta altura todo lo que hizo Angelici, pese a su sigilo. No es secreto que en principio llegó a apoyar a Segura y el Grondonismo, para disputarse la AFA con Cristobal López que postuló a Tinelli. Pero esto no fue por el manejo del Fútbol que a ninguno le interesa --- en lo institucional y deportivo--- sino por las Apuestas On Line y las Transmisiones de TV, que es donde está el verdadero dinero. Aquello terminó en un empate imposible ---38 a 38 --- y la posterior hecatombe que hoy se sigue sucediendo an la AFA, donde se destapa de todo, pero no va preso ninguno. Peor aún tanto López como Angelici siguen buscando  lo mismo. Sin contar que ambos además, López complicado judicial e impositivamente consigue todo tipo de atenuantes --- sumado a los perdones impositivos y licitaciones de obras--- y Angelici con más poder que nunca antes, hasta persigue  judicialmente a propios como Pepin Rodriguez. Sin embargo no termina ahí, también consiguió la Superliga e incluso que grandes jugadores de la TV internacional, no se hagan de las trasmisiones. 

Este supra poder que atraviesa al gobierno, como lo hizo durante el gobierno anterior, demuestra que no hubo cambio. Los mismos beneficiados de antes que ahora se siguen beneficiando, hacen de la gestión PRO, una continuidad de la K. Y hasta los insólitos beneficios crediticios que el Banco Provincia, les otorgó a: Calcaterra, Caputo, el Hermano de Awada y otros cercanos a Macri, por más explicaciones que ensayen, no se ven en principio diferente a los que obtuvo mágicamente Karina Rabolini cuando Scioli era gobernador.

Es penoso. indignante para los que votaron cambio, una tensión permanente dentro del Frente del Gobierno, pero es real, poco se quiere cambiar del status quo existente, los beneficiados de siempre, los negociados en la función y la impunidad, cada vez más evidente. Un solo ejemplo es suficiente para mostrar esta realidad, Néstor Otero concesionario de la Terminal de Retiro y hasta implicado en las coimas de Jaime, de premio por parte del Gobierno de la Ciudad ahora con Larreta al mando, recibió la concesión de la nueva Megaterminal del Sur. Está claro que lo esencial no cambia.

Esto que a muchos puede decepcionar, a otros enojar y que la Oposición --- aunque muchos sean parte de lo mismo --- lo va a usar contra el gobierno en campaña, también lo ven los inversores, la gente común que a diario decide sus gastos, los que dudan de apostar o no a un emprendimiento. Mucho más todavía, lo ven los grandes inversores, que antes de poner un dólar en un país, analizan todo lo institucional, jurídico y lo referente a corrupción.

Qué las variables del BCRA sean alarmantes.

Qué los Indices que da el INDEC que ahora no miente, contradigan todas las expectativas que intenta comunicar el gobierno.

Y que las protestas de distintos sectores se multipliquen, no llega a ser tan negativo para las inversiones, como lo es la desconfianza institucional y la falta de cambio en lo político.

Si solo nos ponemos en lugar de un inversor, en un mundo donde hay muy poca inversión en este momento y a todo lo que ven de la Argentina, le sumamos que cualquier inversión financiera, es más segura y mucho más rentable que una productiva, comercial o inmobiliaria, la caída en la actividad se entiende perfectamente.

Quizá le estamos pidiendo al gobierno ---inversión y crecimiento --- lo que hoy casi no pasa ni en los países normales del mundo. Pero para que empiece a pasar algo de lo que si pasa en los países normales, primero hay que tratar de ser un país normal.

Y en un país normal Macri, el Presidente de un club de fútbol no controla la Justicia, la Inteligencia y la Política.

En un país normal Macri, un banco oficial no le da créditos blandos al primo, el cuñado y el mejor amigo del presidente, mientras que las Pymes casi quebradas, hacen cola y no obtienen nada.

Y en un país normal sobretodo Macri, a la principal aliada política --- Carrió --- que pone el sustento ético al Frente, no se la trata como una bomba de tiempo mientras se encubre a quienes generaron ese mecanismo de relojería explosiva.

En suma, no se está del lado, de los que son el verdadero problema que se debe cambiar.











Etiquetas:   Corrupción   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Kirchnerismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18318 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora