Replantearse la funcion parlamentaria

El concepto del parlamento como representación de la ciudadanía necesita de una revisión a la luz de las actuales condiciones de vida en la sociedad. Por un lado, la verdadera función legislativa es llevada acabo en comisiones, y en las que mejor se trabaja y aporta no es en las sesiones públicas sino en las sesiones de trabajo. En donde se negocia se dialoga, se intercambian las verdaderas posturas de los legisladores. Cuando aparece un micrófono, la misma posición se transforma en opinión publicada, la generalidad adopta la imagen publica que cada partido sostiene y eso cambia la imagen que los ciudadanos tiene del trabajo de sus legisladores.Además, la verborragia que les ataca a los distintos políticos cuando se saben en público, aburre, hace perder tiempo, desgasta,etc.

 

. Por un lado, la verdadera función legislativa es llevada acabo en comisiones, y en las que mejor se trabaja y aporta no es en las sesiones públicas sino en las sesiones de trabajo. En donde se negocia se dialoga, se intercambian las verdaderas posturas de los legisladores. Cuando aparece un micrófono, la misma posición se transforma en opinión publicada, la generalidad adopta la imagen publica que cada partido sostiene y eso cambia la imagen que los ciudadanos tiene del trabajo de sus legisladores.Además, la verborragia que les ataca a los distintos políticos cuando se saben en público, aburre, hace perder tiempo, desgasta,etc.
Todo el esquema democrático en su conjunto adolece de alguna forma de estos problemas, se transforma de acuerdo con la problemática de cada parlamento, como en el caso de los supranacionales, tanto en América Latina como en Europa.

Claro que estos mismos Vicios, son los que han llevado a ser utilizados como entronización en el poder político de sectores de interés económico y sean estos los que terminan haciendo de la política un instrumento para lograr su pecunio personal o de grupos económicos, también llevado a todos los niveles, municipal, regional nacional etc.

Esta telaraña tiene dos funciones, aburrir , alejar, hastiar a las población en general, y surtir de pantalla donde escudar las verdaderos intereses de quienes detentan estos instrumentos.

Caminos a seguir ? nadie serrucharía la rama en la que se sienta, así que de parte de aquellos que hoy están en el poder, gobierno, etc es poco lo que se puede esperar.

Serán otras organizaciones, sociales, sindicatos, cooperativas, etc, que busquen y pongan en práctica nuevos caminos, evolucionen con la práctica, se perfeccionen y sirvan como ejemplo indudable a adoptar por toda la sociedad. La simplicidad, frente a la complejidad, la transparencia en la gestión, la independencia, etc esas pautas que deberán estar muy presentes en los nuevos caminos a seguir 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales