Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Poesía   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Pandemia   ·   Elecciones   ·   Lectura   ·   Niños



¿Y las élites y liderazgos responsables?


Inicio > Política Nacional
27/10/2016

844 Visitas



El desempeño de los países refleja el comportamiento de sus liderazgos, el talante de su esencia como sociedad o, mejor dicho, el impulso de esa clase media boyante que es la que debe empujar a las élites. Y esto lo digo porque en México tendemos a pensar que el único que causa o resuelve problemas es el gobierno, olvidándonos de otros grupos con poder real que inciden en las acciones de éste.


El mundo enfrenta un punto de inflexión determinante, quizá sólo recientemente comparable al principio de los años treinta, cuando el colapso económico mundial fue agravado por el proteccionismo estadounidense (Gran Depresión) y por el de nacionalismo europeo, acompañado por el ascenso del fascismo (Entre la primera y segunda guerra mundial). En aquel momento, ante el caos social y la crisis económica, los alemanes votaron por un líder extremista, pero carismático, que prometía imponer orden, y que señalaba “culpables” (la población judía y los comunistas, entre otros).

http://www.cabaret.mx/2016/10/26/las-reflexiones-del-cantinero-3/

La historia es así. Se compone de momentos en los que las sociedades eligen, a veces bien, a veces no. Estados Unidos parece estar por decidir contra un “Pésimo Homero Simpson”, de color naranja, pero que, ahora corre el riesgo de que si los demócratas arrasan, eso le abre espacios legislativos a la izquierda extrema de su partido. Es curioso que la vulgaridad y estridencia de Donald Trump podrían estar salvándolos de Ted Cruz y de Bernie Sanders, que estuvo cerca de ser candidato; ambos serían peores opciones que Trump.

En México también enfrentamos una disyuntiva histórica. Dentro de la enorme irresponsabilidad y torpeza de la presente administración, se lograron reformas estructurales trascendentales que urge apuntalar, desmarcándolas de la merecida crítica a la corrupción excesiva e irresponsabilidad fiscal. Es decir, una cosa es la torpeza del gobierno y otra muy diferente es lo que pueden llegar a representar estas reformas bien implementadas. Y ahí es donde las élites que también forman parte de este país tienen mucho que ver.

Por otro lado, sin pecar de ingenuos, los medios y quienes tenemos acceso a éstos, tenemos la obligación de criticar, pero en forma responsable y constructiva, evitando caer en la mediática tentación de presentar un país casi en llamas. Hay regiones que sí crecen y prosperan, industrias y empresas mundialmente competitivas, y jóvenes profesionistas que no le piden nada a los de otros sitios.

Sin embargo, es momento de que otros grupos de poder asuman la responsabilidad que históricamente les corresponde. México tendrá que enfrentar su reto en medio de un entorno mundial que se seguirá complicando. En el mejor de los casos, habrá menos crecimiento y la revolución tecnológica acelerará el problema de desplazados de sectores económicos tradicionales que fortalecerá posturas extremas y pondrá en jaque a las democracias de países industrializados, pudiendo descarrilar la frágil recuperación mundial que vivimos.

Un entorno tan complejo imposibilita el acceso al poder de líderes deseables, e incrementa el costo de tomar decisiones difíciles que se han postergado por décadas. En México, las élites están paralizadas. Ante la amenaza de Andrés Manuel López Obrador, no se atreven a criticar los pecados flagrantes de la presente administración.

El próximo gobierno de México (claramente, Peña Nieto no lo va a hacer) tiene que tomar decisiones que serán duras, pero son indispensables. Todavía es posible, con apoyo adecuado. Urge generar nuevas opciones de educación gratuita que estén fuera de las garras del marasmo sindical magisterial. Urge imponer disciplina fiscal, metiendo férreos candados al actual despilfarro de recursos públicos, pero incrementando la base de recaudación y, sobre todo, haciendo una cruzada nacional contra la informalidad (6 de cada diez personas que forman parte de la PEA son informales). El federalismo fiscal también es impostergable: hay entidades prácticamente en la banca rota por el actuar irresponsable de sus gobiernos pero que fueron “permitidos” por las élites locales.

Urge incrementar la inversión en infraestructura, cuando sobran recursos internacionales para financiarla, pero escasean proyectos inteligentes. El problema es que la inversión internacional se aplica a los proyectos, directamente en sus comunidades, en los bienes y servicios necesarios y no pasa por las manos de los políticos. Por eso no accedemos a este tipo de apoyos.

Urge convocar a las mejores mentes de este país, y de otros, para implementar políticas que acaben con corrupción e impunidad en forma realista y sin demagogia. Esto permitirá ponerle límites al resurgimiento de la violencia y cerrarle espacios al crimen organizado en ascenso.

No es momento para politiquería peligrosa, para miope corporativismo, o para envolverse en banderas ideológicas absurdas. Para la elección del 2018, tenemos dos años, y para Durango, los próximos seis, para arropar al gobierno que venga con tecnócratas capaces y políticos serios para que entren con un proyecto concreto, que sea bien entendido por los medios para explicarlo, venderlo y difundirlo. La única forma de combatir al populismo es haciendo una alianza bien informada con quienes serían los principales beneficiados de un estado y un país que funcione.

El mundo, nuestro país, Durango, nuestra sociedad actual, enfrentamos un punto de inflexión determinante, quizá sólo recientemente comparable a momentos de crisis económicas severas que han desatado violencia, pobreza y desigualdad extremas. Necesitamos que las elites reflejen su liderazgo de manera responsable y empujen al gobierno que hasta hoy muestra incapacidad para lograrlo por sí solo.

@leon_alvarez







Etiquetas:   Política   ·   Democracia   ·   Gobierno   ·   Programa de Gobierno   ·   Empresas   ·   Congreso

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20415 publicaciones
5090 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora